miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos negocios británicos de la enseñanza de inglés, tan preocupados como su...
Hablan inglés1500 millones de personas,el triple que español

Los negocios británicos de la enseñanza de inglés, tan preocupados como su banca por el Brexit

Redacción
Los negocios británicos de la enseñanza de inglés están tan preocupados como la banca de Londres por las perspectivas de que se cumpla el Brexit aprobado en referéndum, según comentan los afectados tras la decisión judicial que admite el recurso de la Citi para que el Reino Unido no salga de la Unión Eiropea si no lo aprueba el parlamento, donde hay mayoría a favor de continuar en la UE. Cambridge asegura en su informe de Perspectivas 2017 que ya hablan inglés 1500 millones de personas.

Esos 1.500 millones multiplican por tres a los hispanohablantes, cuya lengua ha sido retirada de la web de la Casa Blanca en los Estados Unidos, al menos provisionalmente, pese a las críticas de representantes de los afectados, que representan casi el de el 20% de la población norteamericana. El inglés podría perder el estatus de idioma oficial en la UE tras el Brexit, si se ejecutar este y cumpliera la amenaza de la presidenta de la Comisión de los Asuntos Constitucionales de la UE, Danuta Hübner. Pero las ultimas noticias de Londres han tranquilizado a quienes viven de la enseñanza del inglés; la resistencia de la banca al Brexit gana fuerza. 

En efecto, el Tribunal Supremo del Reino Unido falló este martes, por ocho votos a favor y tres en contra, que el Gobierno británico deberá someter a la aprobación del Parlamento la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa que permitirá la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Según el más alto tribunal británico, la salida de la UE supone "un cambio tan fundamental que según la Constitución del Reino Unido requiere modificaciones que han de pasar por la legislación parlamentaria".

El Gobierno británico admitió su "decepción" por el fallo, que da la razón a la iniciativa ciudadana encabezada por la ejecutiva de la City Gina Miller recurrida por el Ejecutivo de Theresa May, pero respondió que seguirá adelante con el Brexit. "El pueblo británico votó por abandonar la UE y el Gobierno cumplirá ese veredicto activando el artículo 50 antes del final de marzo, tal y como estaba planeado. La sentencia no cambia eso", indicó un portavoz de Downing Street. El ministro del Brexit, David Davis, anunció que "en los próximos días" el Gobierno presentará ante el Parlamento un proyecto de ley "lo más claro posible". Aseguró que "no habrá un segundo referéndum" y advirtió contra la tentación de convertir la votación parlamentaria en "un vehículo para boicotear la voluntad del pueblo".

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, subrayó que el Gobierno "ha sido forzado por el Supremo a aceptar la soberanía del Parlamento". "Los laboristas respetamos el resultado del referéndum y la voluntad del pueblo británico y no frustraremos el proceso de invocación del artículo 50", aseguró, pero anunció que presentarán enmiendas "para evitar que los conservadores usen el Brexit para convertir a Gran Bretaña en un paraíso fiscal en la costa de Europa".

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, advirtió al Gobierno de May que "tiene la obligación política de consultar con Edimburgo" y tener en cuenta los intereses de su país en relación al Brexit "en vez de pasar el rodillo como está haciendo", por lo que también anunció la interposición de medio centenar de enmiendas.

Por su parte, la demandante Gina Miller se mostró satisfecha con la sentencia, que reconoce que "sólo el Parlamento puede garantizar derechos a los británicos y sólo el Parlamento puede quitárselos". "No es una victoria para mí, es una victoria para la democracia", resumió, tras lamentar los "abusos personales" recibidos en estos meses "sólo por plantear una cuestión legítima". "El Brexit es el asunto más divisorio de esta generación, pero este proceso era de naturaleza legal y no política", indicó.

En su informe, titulado "Perspectivas de estudio del inglés y uso de certificados en 2017", Cambridge English Language Assessment asegura lo siguiente:

Programas escolares:

Los programas bilingües comenzaron a introducirse de manera generalizada en la enseñanza infantil y primaria en 2004. Dentro de ellos, la evaluación permite analizar en qué aspectos del aprendizaje del idioma es preciso hacer más hincapié, posibilita la introducción de avances metodológicos en el aula y nos dota de objetivos de aprendizaje claros y mesurables. En definitiva, la evaluación no es tanto un fin en sí mismo, como una herramienta de aprendizaje con resultados claros. El objetivo final es dotar a los alumnos de herramientas de comunicación, tanto oral como escrita, en situaciones reales.

En España, participamos en los programas bilingües de varias comunidades autónomas (Madrid, Canarias, Castilla-La Mancha, Aragón, Andalucía…) y colaboramos con grupos de centros escolares como los agregados a Escuelas Católicas de varias comunidades autónomas (Programa BEDA), Fomento de Centros de Enseñanza, etc. Todos ellos constituyen experiencias punteras que 13 años después de su introducción, se encuentran totalmente integradas en el sistema educativo español en una tendencia que se estudia en otros países y pensamos que va a seguir afianzándose.

Programas universitarios:

En el marco de la universidad, los esfuerzos se han centrado en facilitar un acceso preferente y en los propios centros a los alumnos universitarios a los certificados de idiomas. En nuestro caso, existen acuerdos firmados con 23 centros universitarios – básicamente en el modelo de Centro Colaborador Universitario de Cambridge English en el que el centro actúa como preparador y examinador- que consideran que dar acceso a los jóvenes a unos certificados de inglés reconocidos en todo el mundo supone abrirles una puerta de vital importancia para su futuro profesional, educativo y personal 

Los certificados de Cambridge English están prácticamente reconocidos por todas las instituciones de enseñanza superior de nuestro país.

En la actualidad, se calcula que alrededor de 1.500 millones de personas, nativas y no nativas, usan el idioma inglés para comunicarse en diferentes contextos. Estas cifras dan una idea de la importancia de formar parte de esa comunidad para que no se pierda ni una sola oportunidad de entablar relaciones con el resto del mundo.

Por último, es interesante remarcar la creciente importancia de nuevas tecnologías en el aula en cualquier nivel. Las nuevas tecnologías suponen hoy en día una herramienta esencial de estudio, en la que los recursos están accesibles las 24 horas del día y que permite a los estudiantes completar su estudio y mejorar su nivel de inglés. Uno de los principales objetivos de Cambridge English es acompañar al candidato en su proceso de aprendizaje, ofreciéndole las herramientas necesarias para mejorar su inglés de forma sencilla, rápida y de fácil acceso sin coste económico.

Mundo laboral:

Pensamos que el próximo gran desarrollo de la certificación lingüística se va a dar en el mundo de la empresa. Las organizaciones necesitan herramientas rápidas, fiables y económicas para evaluar la capacidad de expresión de sus empleados y adaptarlas a los puestos requeridos. Así mismo, necesitan saber que sus programas de formación obtienen los resultados deseados.

Los certificados de Cambridge English son admitidos por más de 20.000 organismos en todo el mundo, que incluyen universidades, empresas multinacionales y departamentos de inmigración para otorgar visados de estudio y trabajo. Su valor reside en este amplio reconocimiento internacional, derivado de la fiabilidad y calidad de los certificados de la Universidad de Cambridge 

De interés

Artículos Relacionados