domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y Sostenibilidad¿Los robots ayudan a desarrollar creatividad infantil?
Permiten a los niños ser más inteligentes y felices

¿Los robots ayudan a desarrollar creatividad infantil?

Dung Tran
A través del juego los niños buscan, exploran, prueban y descubren el mundo por sí mismos, desarrollando habilidades básicas: lingüísticas, sociales o emocional. La combinación de un robot con un jugete ofrece nuevas ventajas y beneficios. Javier Movellan, profesor de Percepción Automática de la Universidad de California en San Diego, asegura que los robots pueden ayudar a los niños a ser más inteligentes y felices.

Según concluye Movellan en sus investigacionesla emoción y la interactividad son más importantes para los niños que la apariencia humanoide o la inteligencia abstracta.El juego constituye un elemento básico en la vida de los niños, que además de divertirlo resulta necesario para su desarrollo, es importante para su aprendizaje y el desarrollo integral.

El juego también alienta a los niños a aprender, imaginar y resolver problemas, mientras estimula el desarrollo del cerebro. Así es como aprenden de forma divertida lecciones esenciales como causa y efecto, resolución de problemas, prueba y error, pensamiento simbólico y más.

A pesar de que las tecnologías avanzadas están dominando en todos los campos de la sociedad, también se dan las condiciones para que los juguetes tengan un salto tecnológico.

De forma automática, es inevitable que los niños en la sociedad de hoy obtienen la aprendizaje de edad temprana. Ellos están ante una nueva era en la que los robots y robótica aplicada a la enseñanza, aplicaciones digitales y videojuegos pensados para introducir a los niños en el mundo de la programación y la ingeniería, es decir, formentando la capacidad creativa de los niños.

La experimentación con robots también permite desarrollar habilidades de pensamiento creativo, ya que pueden aplicar las numerosas ideas que les vienen a la cabeza en el diseño y la conceptualización de su máquina. Algo que se hace en trabajo en equipo y comunicación, lo que fomenta la participación y cooperación con otros niños de la clase.

Por eso, los robots pensados para niños son mucho más que un juguete. De hecho, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, que aglutina a los fabricantes de juguetes y vela por esta industria, aseguró en 2016 que el mejor producto conectado de ese año era BQ Zowi, un producto que combina el ser un robot con un juguete, por lo que está indicado y pensado para los más pequeños de la casa.

BQ Zowi es el primer robot educativo de Clan con estas características y cuenta con el aval de la tecnología BQ. Ello permite que este pequeño androide sea capaz de bailar, o realizar todas las acciones que el niño sea capaz de enseñarle. Zowi crece al ritmo que lo hace el niño debido a que cada vez que éste complete un proyecto.

El reto es que los niños aprendan a enseñarle cosas a Zowi, de manera que vaya aumentando sus prestaciones a la vez que ellos mejoran sus habilidades jugando.

Además Zowi puede comunicarse y controlarse vía Bluetooth desde la ZowiApp. Se podrá descubrir las nuevas funciones, controlar los movimientos de Zowi y también programar acciones en el orden en que quieres que Zowi las haga. 

Actualmente hay numerosos proyectos en la prestigiosa universidad MIT enfocados en diferentes aspectos: robots que ayudan a niños en hospitales, robots que ayudan a los niños a aprender programación, robots que promueven la curiosidad y una mentalidad de crecimiento, robots que ayudan a los niños a aprender habilidades lingüísticas, etc..

De interés

Artículos Relacionados