viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadMujica,ya viral,al dejar la política:"el amor es creador, el odio destructor y...
El exguerrillero de Uruguay (85 años) dice no odiar a nadie

Mujica,ya viral,al dejar la política:»el amor es creador, el odio destructor y acaba estupidizando»

Redacción /21 de Octubre 2020, actualizado el 24
Porque me tiró el virus para fuera, porque tengo 85 años y una enfermedad inmunológica,dijo el exguerrillero tupamaro y expresidente José Mujica desde 2010 a 2015 al retirarse del Senado este martes y dar un abrazo al también expresidente de Uruguay y rival político Julio María Sanguinetti."No odio a nadie desde hace años", confesó en su mensaje a los jóvenes ya viral en redes el ex Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, quien estuvo 15 años preso y fue senador en 2000-2005 y 2015-2018

A los 85 años, el expresidente de UruguayPepe Mujica deja la política activa. Y no porque quiera. «Me voy porque me echa la pandemia», dijo este martes en su adiós en el Senado. Y es que «estoy amenazado por todos doble circunstancia: por vejez y por padecer una enfermedad inmunologica crónica» y «ser senador significa hablar con gente y estar en todos lados. El partido no se juega en los despachos».

Las palabras de Mujica, toda una reflexión sobre la política -«la política es luchar por la felicidad de las personas», dijo- , no han tardado en dar la vuelta al mundo y en convertirse en diferentes foros en la unidad de medida de políticos nacionales. Y es que su discurso es toda una declaración de principios. «El odio es fuego como el amor, pero el amor es creador y el odio nos destruye. Tengo mi buena cantidad de defectos, soy pasional, pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio porque aprendí una dura lección que mi impuso la vida: el odio termina 'estupidizando', porque nos hace perder objetividad frente a las cosas.

Dedicó unas últimas palabras a los jóvenes desde la tribuna pública: «Triunfar en la vida no es ganar; triunfar en la vida es levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae».

Pepe Mujica no fue el único en poner fin ayer a su trayectoria política. También renunció a su puesto en el Senado el exmandatario Julio María Sanguinetti, primer presidente de Uruguay tras doce años de dictadura (1985-1990 y 1995-2000), dos adversarios políticos que acordaron retirarse de forma conjunta.

El otrora guerrillero en los 60 y luego dirigente del izquierdista Frente Amplio (FA), dijo que su marcha «no significa el abandono de la política, sino el abandono de la primera fila por entender que un dirigente es el que deja gente que lo supera con ventaja». Lo único permanente en la vida es el cambio y hay que dar espacio a las nuevas generaciones, insistió en su discurso. «La vida se nos va, y es inevitable, pero las causas quedan», dijo.

En tanto Sanguinetti, de 84 años, recordó que su renuncia estaba prevista desde antes de las elecciones nacionales celebradas en 2019 e indicó que lo motiva «la necesidad de atender la secretaría general del Partido Colorado» (PC, centro), así como sus actividades periodísticas como columnista en distintos medios. «Ustedes dirán ¿por qué este señor privilegia su partido y no disfrutar de este cuerpo? (…) Y es porque siento un enorme deber hacia mi partido y una profunda convicción sobre la importancia de los partidos políticos en la vida democrática», aseveró.

Mientras «la opinión de los ciudadanos es diversa, es veleidosa, los partidos son los que encauzan, orientan, vertebran, articulan, y eso es fundamental sobre todo en estos tiempos en que las burbujas publicitarias y la magia de las redes pueden entronizar (…) a figuras que no representan valores y que no dan la seguridad institucional de los países, porque son gente que no se siente atada», argumentó. «El concepto de representación política hoy está en crisis. El ciudadano hace un Facebook y cree que con eso es partícipe de un diálogo universal y tiene la falsa sensación de ello. Y más que nunca entonces nos tenemos que aferrar a las ideas»

De interés

Artículos Relacionados