domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económica"Nefastas consecuencias" en la economía de Cataluña si se independiza
Empresarios alemanes redactan una declaración

«Nefastas consecuencias» en la economía de Cataluña si se independiza

Redacción
Unos sesenta directivos y empresarios residentes en Cataluña, la mayoría de ellos alemanes, han puesto en marcha la plataforma ¿Cataluña sin Europa? ¡No! y han alertado de las "nefastas consecuencias" que tendría para la economía de Cataluña su independencia de España, ya que quedaría fuera de la UE y es "dudoso" que pudiera mantener el euro como moneda.

 El documento, titulado Declaración de Barcelona, advierte también "de los peligros de un fervor nacionalista, que en el último siglo ha traído sufrimientos inconmensurables sobre Europa y que tampoco traerá nada bueno para Cataluña".

Entre los firmantes están el consejero delegado de Basf España, Erwin Rauhe, y Gerhard Esser, exconsejero delegado de Thyssen Krupp Materials en España y Portugal y exvicepresidente de la Cámara de Comercio alemana. En la presentación, el expresidente del Círculo de Directivos de Habla Alemana, Albert Peters, dijo que siguen sumando adhesiones y recordó que en enero trasladaron al conseller Felip Puig su temor por el soberanismo y la necesidad de que cuente con la opinión de las empresas.

De igual modo, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, advirtió de que la independencia de Cataluña sería un "destrozo importante de las relaciones humanas" y también un destrozo económico, tanto para los catalanes como para el resto de los españoles, y afirmó: "La mayoría de los catalanes no nos queremos ir de España ni nos vamos a ir".

PPC, PSC y Ciutadans consideraron que el manifiesto de los directivos y empresarios europeos es una demostración de la pérdida del miedo de la sociedad civil a opinar y "alzar la voz" sobre las consecuencias negativas del proceso soberanista. Para la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, supone un "antes y un después" en la historia del proceso iniciado por la Generalitat. El portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, consideró "positivo" que ciertos sectores "se expresen libremente" y haya voces que "equilibren" el discurso en Cataluña "de manera sincera, no forzada y no condicionada". Al respecto, Carina Mejías, de Ciutadans, dijo que es "importante" que "nuevas voces hagan reflexionar sobre las consecuencias negativas" de la independencia.

Mientras, el líder de ERC, Oriol Junqueras, dijo ayer que la UE no prescindirá de Cataluña si esta comunidad logra su independencia. "Cataluña es Europa, y está contribuyendo de manera neta a la UE, es decir, aporta más de lo que recibe, por lo tanto Cataluña es vital para el futuro de la UE", señaló Junqueras.

Mas quiene una "oferta de Estado"

A los empresarios alemanes también se le sumó el Círculo de Economía, quienes mantivieron una reunión con Artur Mas para advertirle de las consecuencias empresariales de su proyecto soberanista. Fuentes conocedoras del encuentro, al que asistieron unas 20 personas, indican que Mas aseguró que solo renunciará a su hoja de ruta si le llega lo que denominó “oferta de Estado”. Se trataría, aclaró, de lograr un plan alternativo a la independencia, una suerte de tercera vía. Eso sí, avisó de que solo la consideraría si llegara avalada por el PP, el PSOE, la Corona, el Tribunal Constitucional y el Supremo, según explica El País.

La Declación de Barcelona

Este es el texto, titulado Declaración de Barcelona, que han firmado los empresarios y profesionales liberales alemanes:ç

"Como empresarios, ejecutivos, profesionales liberales y residentes en Catalunya, observamos con gran preocupación las tendencias independentistas, que tienen como finalidad separar a Catalunya de España. En este momento queremos manifestar nuestra postura. Si Catalunya se separa de España, ya no pertenecerá a la Unión Europea. Las negociaciones de adhesión para reincorporarse de nuevo durarían años y requerirían unanimidad. Si Catalunya quedara fuera de la Unión Europea, es dudoso que el euro siga siendo su moneda oficial. No existiría la financiación a través del Banco Central Europeo. Tampoco existiría la libre circulación de trabajadores, mercancías, servicios y capitales. Todos los convenios para evitar la doble imposición y los referidos a la Seguridad Social deberían renegociarse en un largo proceso. Todo esto conllevaría nefastas consecuencias para la economía en Catalunya. Alertamos de los peligros de un fervor nacionalista, que en el último siglo ha traído sufrimientos inmensurables sobre Europa y que tampoco traerá nada bueno para Catalunya".

De interés

Artículos Relacionados