lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaPrensa, radio y televisión aceleran su declive de audiencias y precariedad laboral...
Red y publicidad exterior, únicas que ganan: ya más del 77%

Prensa, radio y televisión aceleran su declive de audiencias y precariedad laboral ante Internet

Redacción
Un 65% de los periodistas trabaja con contraton temporal en su mayor parte y un 55% de los periodistas menores de 30 años en activo cobra menos de 1000 euros mensuales. Asi lo indica el informe anual 2018 dela profesión, dias después de que la investigación regular del mercado publicitario revelara que se ha acelerado el declive de audiencias de publicidad en prensa impresa, radio y televisión tradicionales, mientras que internet y la publicidad exterior ya copan mas del 77%.

Un 65% de los periodistas trabaja con contrato, temporal en su mayor parte, y dice también el Informe de la Profesión Periodística 2018: ‘El paro registrado baja de los 7.000 periodistas, pero es un 50% superior al de 2008’. Muestra de esa decadencia es la situación del grupo Z, que llegó a ser el principal de España en los años 80, y donde Roures ha lanzado su oferta una vez que Moll había hecho el trabajo duro de negociar una quita de la deuda que estrangula al Grupo Zeta con una decena de bancos. Aunque este grupo de bancos, liderado por Caixabank y Santander, acordaron con Zeta el verano de 2017 una refinanciación de los casi 100 millones de deuda, en esta etapa las entidades financieras han cerrado el grifo a Asensio, según fuentes conocedoras de la operación, como medida de presión para que se mueva y cierre la operación con la oferta de Moll. El cierre de revistas como Interviú y Tiempo, ajustes de personal y medidas laborales como un ERTE han sido el día a día del Grupo Zeta los últimos años. La quita de la deuda es un elemento fundamental para que la operación pueda tener éxito. La banca no es renuente a una quita para Moll, el preferido para la operación, porque Roures no es del agrado de algunas entidades, ya que podría cobrar una parte de la deuda que de otra manera sería difícil recuperar, una vez que Asensio ya vendió una de las joyas de la compañía con la que suavizó la presión financiera: Ediciones B por 40 millones a Penguin Random House, en 2017.Se está barajando una quita del 50% con lo que la operación podría ascender a el pago de 50 millones destinados a amortizar la deuda más unos 20 millones por los activos del grupo: El Periódico de Catalunya,  Sport,   El Periódico de Aragón,  El Periódico de Extremadura,  Mediterráneo, Córdoba y  La Crónica de Badajoz, además de un grupo de revistas.

Las empresas dueñas de medios en formato papel de buena parte del mundo están desde hace unos años más que ocupadas tratando de adaptarse a un nuevo modelo de negocio basado en un soporte digital. Y es que la digitalización ha arrastrado al lector del papel al Internet, y con este, a la publicidad, con sus nuevos formatos, requerimientos técnicos y posibilidades.

Alguien se podría preguntar si, aunque las plataformas de noticias online cada vez tomen más protagonismo y generen más ingresos, los medios seguirán manteniendo sus ediciones en papel pase lo que pase. Este gráfico de Statista muestra los periódicos con más lectores de España en 2018, ranking que está encabezado por la publicación deportiva Marca, esta con alrededor de 1.700.000 lectores cada día, según datos de AIMC.

La mala retribución del trabajo se ha consolidado en el segundo lugar de las preocupaciones de los periodistas. Al respecto, Palacio informó de que, aproximadamente, el 30% de los contratados y el 50% de los autónomos de los que trabajan en periodismo y en comunicación ingresan menos de 1.500 euros al mes.

El tercer y cuarto lugar de los principales problemas profesionales, según la impresión de los periodistas, lo ocupan la falta de independencia política y económica de los medios, con el 19%, y la falta de rigor y neutralidad en el ejercicio profesional, con el 15%. Pese a estos, comentó Palacio, la percepción que los periodistas tienen de la independencia con que realizan su trabajo mejora ligerísimamente; llega al 4,7 (en una escala de 0 a 10) alcanzando “el punto más alto en los últimos siete años”.

Al hablar de la independencia profesional, Palacio se refirió a las presiones que sufren los periodistas españoles en su trabajo, que, un año más, “están causadas sobre todo por los intereses de la empresa y de sus directivos”. Llama la atención que solo el 20% de los encuestados confiesa no sufrir presiones.

El Informe de la Profesión Periodística 2018 incluye una encuesta realizada a 1.000 ciudadanos sobre el impacto del periodismo en la sociedad. Según la misma, la televisión sigue siendo la fuente principal de información social, en términos generales, “si bien hay que señalar que, para ciertos tramos de edad más jóvenes, el peso de las redes sociales, a través de las que se enlazan noticias concretas, ya es superior”. Asimismo, cuando se pregunta a los ciudadanos acerca de la confianza que les merecen los distintos medios, el primer lugar lo ocupan los programas informativos de radio, seguidos por los de la televisión. Ocupan el último lugar los enlaces a noticias de las redes sociales. Para Palacio, se trata de una “cuestión a la que los profesionales deberían prestar una mayor atención y cierta reflexión, sobre todo, si se considera la importancia creciente de los medios digitales”.

Más mujeres que hombres en los tramos salariales inferiores

El Informe incluye un capítulo dedicado a la situación de las mujeres en el periodismo, que concluye con la certeza de que existe discriminación en función del género dentro de la profesión. Se trata de “una realidad innegable”, pero con dos relatos diferentes según si se le pregunta a las mujeres o a los hombres, como se ha podido constatar en el estudio. Entre los datos extraídos, resulta llamativo comprobar cómo en el acceso al mundo laboral, el género no parece ser un problema, según los preguntados, tanto mujeres como hombres. Eso opina al menos el 76% de las encuestadas y el 62% de los encuestados.

Sin embargo, cuando se pregunta sobre los criterios de selección para los cargos directivos, ya aparece el doble relato mencionado y mientras que una gran mayoría de las mujeres -el 72%- dice que se exige una mayor capacitación a las mujeres a la hora de elegir un directivo, el 66% de los hombres opina que se exige la misma capacitación a unas y a otros.

A este respecto, al preguntarse sobre las cualidades de las mujeres y los hombres a la hora de ejercer puestos directivos, las primeras obtienen una mejor valoración en la mayor parte de las cualidades -organización, planificación, capacidad de diálogo, etc.- mientras que los hombres solo las aventajaban en ambición profesional.

Además, sobre los aspectos referidos a la representación de la mujer en los medios y, concretamente, en los sesgos de género que se producen a la hora de informar, para el 21% de las mujeres y para el 10% de los hombres esos sesgos son algo habitual, mientras que el 79 y el 90%, respectivamente, los consideran un fenómeno esporádico y, en menor medida, inexistente.

En términos generales se aprecia, al igual que sucedía el año pasado, que hay más mujeres que hombres en los tramos salariales inferiores, pero “las diferencias no son abismales”, dijo Palacio, quien recordó que los datos “sí muestran, indudablemente, una discriminación sistemática”.

La facturación de los medios sube un 3% en 2018

En el capítulo dedicado a la industria, Luis Palacio informó del aumento, en un 3%, de la facturación de los medios en 2018. Sin embargo, la realidad es que el sector está lejos de los niveles alcanzados antes de la crisis económica. En concreto, entre 2008 y 2017 la facturación se redujo el 21%.

El director del informe advierte de un cambio estructural que subyace a las cifras totales y es la doble concentración que se registra en el sector. Por un lado, comentó, se produce una concentración de los recursos en el medio televisivo: en el periodo citado, la cuota de la televisión sobre el total de los ingresos pasó del 63 al 73%. Y por otro, una concentración también de esos recursos en las grandes empresas: las 20 mayores compañías de medios acaparan el 76% de los ingresos de las 100 mayores empresas. Es decir, explicó, “el volumen de recursos que se reparten la inmensa mayoría de las empresas es muy pequeño”. No es extraño, comentó, que el último Monitor del Pluralismo de Medios, financiado por la Unión Europea, señale que “existe un alto riesgo en España para el pluralismo informativo como consecuencia del alto nivel de concentración”.

Otro aspecto destacado es la evolución de la inversión publicitaria, con una cifra que, en la actualidad, es un 31% inferior a la de 2008. Al respecto, el informe permite ver un crecimiento de la publicidad digital –que ya representa el 34% del total- y el ligero aumento de las personas que pagan por contenidos informativos -un 11% entre los internautas-, “datos positivos, pero que representan unos volúmenes de recursos que parecen insuficientes para mantener el sistema de medios de nuestro país”, dijo Palacio. Este señaló que se hace más necesaria una reflexión sobre la financiación de los medios y del periodismo por parte de los medios, en primer lugar, pero también de los profesionales.

Para Palacio, el futuro pasa por una diversificación de las fuentes de recursos económicos: la publicidad, los muros de pago, los contenidos patrocinados o las donaciones. Sobre la aceptación de los contenidos patrocinados, se registra que “solo un 13% de los encuestados los aceptan sin reparos, mientras que al 54% les suscitan dudas y el 33% es abiertamente contrario”.

El 55% de los periodistas menores de 30 años que trabaja cobra menos de 1000 euros mensuales

Otra de las novedades importantes de esta edición es el capítulo dedicado a los profesionales de menos de 30 años, que está basado en una muestra de 102 personas, y del que se desprende que el porcentaje de los que actualmente tienen trabajo es alto.

Entre los datos significativos está que “el 22% tiene el doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual, y, de ellos, el 87% son mujeres”. Otro dato significativo es que el 98% de los encuestados creen que en las facultades debería impartirse más formación tecnológica, y que el 76% echa en falta mayor formación empresarial. Sobre la situación de este colectivo en el mercado laboral, un 65% declara que trabaja con contrato, temporal en su mayor parte. Un dato preocupante, según advirtió Palacio, es que el 55% de los que trabajan lo hacen por una retribución inferior a 1.000 euros mensuales, y que hay un 14% que no tiene trabajo.

Como en años anteriores, el Informe de la Profesión Periodística 2018 se ha apoyado fundamentalmente en una encuesta profesional contestada por 1.694 periodistas -51% hombres y 49% mujeres-, realizada en colaboración con la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), el Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC), de las secciones de periodistas de la Unión General de Trabajadores (UGT), de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y de la Asociación de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV

De interés

Artículos Relacionados