viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPSOE y Podemos pactan gobernar en coalición para proteger educación, sanidad y...
Ante el nacional-liberalismo,tras la campaña +larga y sucia

PSOE y Podemos pactan gobernar en coalición para proteger educación, sanidad y justicia fiscal

Redacción
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias anunciaron este martes en nombre de PSOE y Unidas Podemos un preacuerdo para formar el primer Gobierno de coalición de la democracia española de 1977. Menos de 24 horas después de las elecciones que alentaron en España el nacional-liberalismo como tercera fuerza política y la equipara con Europa tras la campaña electoral más larga, sucia y decepcionante de su democracia, ambos se comprometen a proteger educación, sanidad y justicia fiscal en sus 10 ejes básicos.

"El PSOE y Unidas Podemos hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un Gobierno progresista de coalición que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas", dice trextualmente eldocumento de dos páginas firmado este lunes por Pedro Sánchez Pérez-Castejón y Pablo Iglesias Turrión, que añade la introducción y los diez puntos que siguen textualmente (los subrayados son de la redacción de Ibercampus.es): 

"Ambas formaciones comparten la importancia de asumir el compromiso en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos como guía de la acción de gobierno de acuerdo con lo que representa la mejor tradición europea. Los detalles del acuerdo se harán públicos en los próximos días. Actualmente, estamos avanzando conjuntamente en una negociación encaminada a completar la estructura y funcionamiento del nuevo gobierno que se regirá por los principios de cohesión, lealtad y solidaridad gubernamental, así como por el de idoneidad en el desempeño de las funciones.

Los ejes prioritarios de actuación del gobierno progresista de coalición se centrarán en dar respuesta a los principales retos que tiene ante sí la sociedad española en su conjunto:

1.- Consolidar el crecimiento y la creación de empleo. Combatir la precariedad del mercado laboral y garantizar trabajo digno, estable y de calidad.

2.- Trabajar por la regeneración y luchar contra la corrupción. Proteger los servicios públicos, especialmente la educación – incluyendo el impulso a las escuelas infantiles de cero a tres años-, la sanidad pública y la atención a la dependencia. Blindaje de las pensiones de nuestros mayores: asegurar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y su revalorización conforme al coste de la vida. La vivienda como derecho y no como mera mercancía. Apostar por la ciencia como motor de innovación económica y dignificar las condiciones de trabajo del sector. Recuperar talento emigrado. Controlar la extensión de las casas de apuestas.

3.- Lucha contra el cambio climático: la transición ecológica justa, la protección de nuestra biodiversidad y la garantía de un trato digno a los animales.

4.- Fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y a los/as autónomos/as. Impulsar la reindustrialización y el sector primario. Facilitar desde la Administración las bases para la creación de riqueza, bienestar y empleo, así como el impulso digital.

5.- Aprobación de nuevos derechos que profundicen el reconocimiento de la dignidad de las personas como el derecho a una muerte digna, a la eutanasia, la salvaguarda de la diversidad y asegurar España como país de memoria y dignidad.

6.- Asegurar la cultura como derecho y combatir la precariedad en el sector. Fomentar el deporte como garantía de salud, integración y calidad de vida.

7.- Políticas feministas: garantizar la seguridad, la independencia y la libertad de las mujeres a través de la lucha decidida contra la violencia machista, la igualdad retributiva, el establecimiento de permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, el fin de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la elaboración de una Ley de igualdad laboral.

8.- Revertir la despoblación: apoyo decidido a la llamada España vaciada.

9.- Garantizar la convivencia en Cataluña: el Gobierno de España tendrá como prioridad garantizar la convivencia en Cataluña y la normalización de la vida política. Con ese fin, se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución. También se fortalecerá el Estado de las autonomías para asegurar la prestación adecuada de los derechos y servicios de su competencia. Garantizaremos la igualdad entre todos los españoles.

10.- Justicia fiscal y equilibrio presupuestario. La evaluación y el control del gasto público es esencial para el sostenimiento de un Estado del bienestar sólido y duradero. El Gobierno impulsará políticas sociales y nuevos derechos con arreglo a los acuerdos de responsabilidad fiscal de España con Europa, gracias a una reforma fiscal justa y progresiva que nos acerque a Europa y en la que se eliminen privilegios fiscales".

La Bolsa española se desmarca de la europea

Tras el anuncio, recibido con elogios de fuerzas sociales y críticas de medios empresariales que urgieron un gobierno estable durante la campaña electoral más larga, sucia y decepcionante de la democracia, la Bolsa española abandonó sus ligeras subidas de la mañana y se desmarcó del resto de las europeas, para caer el 0,87 % y ser la única de las grandes europeas en negativo, después de conocer el preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para formar un gobierno de coalición que el mercado entiende que podría castigar al mundo empresarial. Los valores más afectados fueron Bankia, donde el Estado controla con el 61,78 % del capital, que perdió un 4,55 %;  CaixaBank, que cayó también el 4 %; Sabadell, -2,39 %, Viscofan y Masmovil, -1,8 % cada una e Inditex, – 1,74 %. Sólo se salvaron de las ventas siete valores, entre ellos Mediaset, con un avance del 1,20 % e IAG (Iberia), que gana el 0,70 %.En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha situado en 69 puntos básicos, dos más que el lunes, con un impacto menos intenso del anuncio de gobierno, que se debe, según los analistas, al efecto neutralizador que ejercen las compras de deuda por parte del Banco Central Europeo.

No obstante, el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, acumulaba hace unos días al cumplir sus 10 años de crisis una caída del 40% respecto a su máximo de 2017, mientras que la bolsa norteamericana está un 200% por encima y la mayoría de las europeas también se han recuperado mejor que la española.

El nacional-liberalismo, mayor avance  de las elecciones del 10-N

Tal y como sucedió en abril, el domingo 10 de noviembre el PSOE fue la formación política con más votos para el Congreso de los Diputados de España, con el 28% de las papeletas a su favor, aunque perdió unos 750.000 votos y tres escaños, hasta 120 escaños. Tras la formación de Pedro Sánchez, el partido c, on más apoyos y que siguió su alza fue el Partido Popular, con casi un 21% de los votos, que le darán derecho a ocupar 88 de los 350 escaños a repartir, mientras que Unidas Podemos perdió 700.000 votos y 7 escaños, hasta 35, si bien la mayor pérdida de escaños fue la de Ciudadanos, por lo que el lunes dimitió su líder Albert Rivera. 

La gran sorpresa fue Vox, al convertirse en la tercera fuerza preferida por los españoles, pues el partido de Abascal aumentó su porcentaje de voto del 10% de abril al 15% y su número de diputados de 10 a los 52, por lo que se sitúa junto a otros nuevos partidos populistas que integran la extrema derecha europea, caracterizada por un nacional-liberalismo que rechaza a la Unión Europea e intenta coordinar en Europa e Iberoamérica el exasesor electoral de Donald Trump Steve Banon.

La infografía superior de Statista muestra el apoyo en los comicios de sus respectivas Cámaras Bajas de otros partidos europeos de ultraderecha. De los diez seleccionados en este gráfico, Vox ocupa la séptima posición con un 15% de los votos, que le sitúa por encima de formaciones mucho más arraigadas, como la alemana Alternativa para Alemania, con un 13%, y la francesa Agrupación Nacional (antiguo Frente Nacional), también con un 13%.

Pedro Sánchez, quien cometió también su mayor error político hasta ahora al negarse a pactar con Unidas Podemos tras las elecciones del pasado mes de abril y adelantar unas elecciones pensando que ganaría escaños con la sentencia contra el independentismo catalán y la exhumación del cadáver de Francisco Franco,  enseguida se ha enmendado en esta ocasión a sí mismo y ha corregido con su anuncio de pacto con Pablo Iglesias el fracaso de la repetición electoral.

Sin embargo, para convertir su anuncio de Gobierno de coalición en realidad, Sánchez y su vicepresidente in pectore Iglesias necesitarán el apoyo de muchos partidos pequeños y la abstención de Ciudadanos o de ERC, dada la dureza del nuevo bloque del nacional-liberalismo español empujado por Vox de Abascal (el mayor beneficiaroio de las elecciones del 10 de noviembre) y el PP de Casado (también al alza).

Este camino de "alianza difícil de manejar de partidos de izquierda, extrema izquierda y regionales" era apuntada horas antes como quizás la mejor posible dentro del empeoramiento de la gobernabilidad de España por el Financial Times. Pero añadía que para Sánchez se trata de la peor opción.  También el analista Munchau señalaba en Euro-Intelligence que Sánchez hizo una apuesta arriesgada y perdió, por lo que debería aceptar que necesita formar una coalición y dejar de jugar duro para conseguirlo.

El resto de la prensa extranjera también expresa deterioro e inestabilidad de la situación política española, aunque según Fernando Berlín con un trato mejor a Vox que el dado años antes a Podemos cuando emergió y llegó a perfilarse como segunda o tercer fuerza antes de iniciar su declive:

Sanidad, educación, pensiones y empleo vuelven con el anuncio de pacto de Gobierno en cualquier caso como cuatro de los grandes asuntos abandonados durante la casi continuada campaña electoral de las 4 elecciones generales registradas en cuarto años. Pese a que son a los que se dedican la mayoría de los presupuestos estatales y autonómicos, y en consecuencia los impuestos de los españoles,  han estado casi ausentes de los debates electorales, dominados por el tema catalán. 

Expediente a Sánchez y Celaá de la Junta Electoral

El expediente a Sánchez y Celá por hacer un uso electoralista de La Moncloa, campañas opacas en redes, peticiones públicas contra PP, y ahora en favor de la ilegalización de Vox, han conformado la campaña electoral más "larga", sucia y decepcionante de la democracia.Violencia machista, inmigración y resto de asuntos sociales también perdieron relevancia ante temas como exhumación de Franco, crisis de Cataluña, bloqueo político y sombra de una nueva recesión económica. El Pacto Educativo, la derogación de la LOMCE y la reforma educativa, el presunto adoctrinamiento en las aulas o la universalización de la educación entre los 0 y los 3 años no coparon apenas titulares, pues los partidos trataron de pasada cuestiones como la educación inclusiva o una EBAU única, según Violeta Molina Gallardo.Tras una legislatura fallida de apenas cuatro meses, protagonizada por la falta de acuerdo para conformar Gobierno y disuelta sin haber aprobado ni una sola ley, los candidatos  centraron la campaña electoral en unos pocos temas muy polarizados, lejos de los problemas urgentes y cotidianos de los ciudadanos.

La Junta Electoral Central abrió sendos expedientes sancionadores al presidente del Gobierno y a su ministra Portavoz Isabel Celaá, por vulnerar la neutralidad que se exige a los poderes públicos en periodo electoral.A Sánchez le achacó  haber utilizado medios públicos como las dependencias del Palacio de la Moncloa y la página web de Presidencia para una entrevista que el líder socialista concedió a la cadena de televisión laSexta.En cuanto a Celaá, la expediento por hacer electoralismo desde la sala de prensa del Consejo de Ministros al presentar los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

De interés

Artículos Relacionados