viernes,15 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPSOE y UP suman casi diez puntos más que PP, Cs y...
Clima de mejor percepción económica, no de datos comparados

PSOE y UP suman casi diez puntos más que PP, Cs y Vox a dos meses de las elecciones del 28 de abril

Redacción
PSOE y Unidos Podemos sumaban al empezar febrero el 47,8% de los votos estimados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), como tras las elecciones del 2016 los apoyos de Mariano Rajoy y de Albert Rivera, frente al 45,3% de enero y el 43,8% en diciembre. El bloque alternativo de PP, Ciudadanos y Vox sumaba un 37,9% en el último sondeo, 34,4% en enero y 41% en diciembre. Ello sucede fuerte avance del PSOE y ligera recuperación del PP, mientras que la percepción económica mejoraba.

El barómetro de febrero realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pronostica una rotunda victoria del PSOE en las elecciones convocadas para el próximo 28 de abril. La encuesta ha sido realizada entre los

días 1 y 10 de febrero, antes de que Pedro Sánchez hubiera anunciado su intención de disolver el Parlamento para convocar elecciones. El resultado que la encuesta le otorga a los socialistas ya es superior al que Rajoy cosechó en las elecciones de junio de 2016, cuando gobernó en minoría con el apoyo de Ciudadanos. 

El PP de Pablo Casado recuperaría la segunda posición después de que el mes pasado el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lo relegara como cuarta fuerza política, frente a un PSOE disparado hasta marcar un récord de intención directa de voto en el barómetro, aunque lejos de los años de González y Zapatero. Estos son los dos principales ítems de la encuesta del CIS de febrero, que apunta también a una ajustada disputa entre Ciudadanos y Podemos por la tercera plaza y un ligero descenso de Vox, aunque la formación de ultraderecha mantendría el nivel que le dio el barómetro tras se celebración de las elecciones andaluzas. 

Los socialistas liderados por Pedro Sánchez llegarían hasta el 33,3% del voto directo (sobre el voto estimado), 3,4 puntos más que en enero, mientras que el PP recuperaría 1,8 puntos hasta el 16,7%. Por su parte, Ciudadanos se mantendría como tercera fuerza política con el 15,3% (2,4 puntos menos que hace un mes) y Unidos Podemos bajaría del 15,4% al 14,5% este mes. Por su parte, Vox experimenta un ligero descenso desde el 6,5% que el barómetro le dio en enero, hasta el 5,9% que registra en febrero, 0,6 puntos menos. 

Los socialistas liderados por Pedro Sánchez llegarían hasta el 33,3% del voto directo (sobre el voto estimado), 3,4 puntos más que en enero, mientras que el PP recuperaría 1,8 puntos hasta el 16,7%

PP, Cs y Podemos se mueven tras elPSOE en un margen de 2,2 puntos, desde el 14,5% de los podemitas, hasta el 16,7% del los populares. Esta diferencia se ha estrechado más si cabe con respecto a los datos del barómetro de enero, cuando el margen era de 2,8%, desde el 14,9% que cosechaba el PP, hasta el 17,7% de Ciudadanos. 

Este barómetros refleja a grandes rasgos que sólo los socialistas y los populares registran una mejora, pero los de Pablo Casado siguen sin llegar a la cota del 19,1% que la misma encuesta le otorgaba en diciembre, tras las elecciones de Andalucía. En cambio, los socialistas no han hecho más que crecer desde entonces, cuando el CIS les daba un 28,9% de los votos. 

Caen Ciudadanos y Vox, con respecto a las mediciones del mes anterior. La formación que lidera Albert Rivera pasa ahora a la tercera posición con el 15,3% de los votos, dejándose en solo un mes 2,4 puntos porcentuales. Vox también cotiza a la baja en el CIS de febrero. Ahora tendría el 5,9% de los votos, frente al 6,5% que recibió el mes anterior.  

Unidos Podemos se muestra estable, según los datos del sondeo. La formación que lidera Pablo Iglesias obtendría ahora el 14,5% de los votos y se acerca a la tercera posición en apoyos que todavía ostenta Ciudadanos. 

Líderes mejor valorados

Pedro Sánchez es el líder mejor valorado con una nota de 4,3. Le siguen, por este orden, Albert Rivera (3,9), Alberto Garzón (3,6), Pablo Casado (3,6) y Pablo Iglesias (3,2). La encuesta no pregunta por la valoración de Santiago Abascal, siguiendo el criterio tradicional de no preguntar por líderes políticos sin representación actual en el Congreso de los Diputados.

Mejora la percepción económica en España y en empeora desde la UE
Elclima económico mejora en este barómetro, alcontraroio que en el último informe semestral de la Comisión Europea sobre España, el llamado Paquete de Invierno presentado el dia anterior y que dibuja e tonos grises porque preocupa el elevado índice de desempleo, la fragmentación y poca estabilidad de su mercado laboral (contratos temporales y desigualdad en los ingresos) y el todavía alto nivel de deuda. 
La brillante hay que buscarla en la previsión de crecimiento de su PIB, del 2,1% este año y el 1,9% el próximo, muy por encima de la media europea. Las incógnitas abiertas en esa foto están en la repercusión que tenga la subida del salario mínimo hasta los 900 euros y el impacto de la reforma de las pensiones, que queda ya en manos del próximo Gobierno.
Bruselas no se aventura sobre ambos supuestos y da el toque de atención de rigor: España sigue presentando desequilibrios económicos. Para ser justos, en la línea de países como Alemania, Francia, Portugal, Países Bajos, Suecia, Croacia, Bulgaria y Rumanía. Preocupación, pero no desasosiego. Porque ninguno ralla la zona roja por (desequilibrios) «excesivos» que sí achaca a Grecia, Chipre y, sobre todo, a Italia. 
Es parte de la imagen panorámica de una Europa con una economía que «aunque está en fase de ralentización mantiene un buen rumbo y que nunca había estado tan bien desde la crisis (250 millones de trabajadores y un índice de paro del 6,6%), que además ha dividido su déficit por 10 y que tiene bancos más robustos», reforzó el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.
Pero en los detalles del 'caso español', el estudio destaca su «sólido» crecimiento. Es la principal fortaleza. Pero las debilidades siguen estando ahí. Son estructurales. La deuda (tanto pública como privada) continúa haciendo vulnerable al país. Fundamentalmente porque su reducción no se está realizando al ritmo que permitiría ese crecimiento. «Ha disminuido ligeramente pero se necesitan más esfuerzos para llevar las finanzas públicas a un camino más sostenible», se recomienda. 
Sobre todo porque el talón de Aquiles de España es el paro; la segunda tasa más alta de la UE solo superada por Grecia. «El desempleo ha continuado su declive, pero sigue siendo elevado. La implementación de medidas políticas para aumentar el crecimiento potencial ha sido lenta. Sigue habiendo desafíos por la segmentación del mercado, la investigación y la innovación y la regulación empresarial, sobre todo en el sector servicios», se argumenta.
En este punto, el dedo de la Comisión Europea apunta a los vaivenes políticos. Dado que el estudio se apoya en el cúmulo de datos del último año, esa inestabilidad arranca en la propia moción de censura. «El cambio de Gobierno en junio de 2018 y las nuevas elecciones previstas para abril se ha visto reflejado en un progreso lento general de reformas», dice el informe de cien paginas dedicado a la radiografía española.

De interés

Artículos Relacionados