viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión"Revolucionamos la política y hoy somos tan necesarios por la irresponsabilidad de...
Gorka Maneiro Labayen, portavoz de UPYD:

«Revolucionamos la política y hoy somos tan necesarios por la irresponsabilidad de los nuevos»

Iván Campuzano
UPyD revolucionó la política y hoy sigue siendo necesario porque Ciudadanos y Podemos incurren en las mismas prácticas que los anteriores partidos establecidos. Es el mensaje de Gorka Maneiro Labayen, Diplomado en Ciencias Empresariales, Técnico Especialista en Administración de Empresas y Técnico en Gestión Fiscal. Durante 10 años y antes de ser elegido el 1 de marzo de 2009 diputado en el Parlamento Vasco, trabajó como contable y asesor fiscal y laboral.

Para empezar, ¿Por qué ha decidido dedicarse al ejercicio de la política?

Porque es una obligación ciudadana ocuparse de los problemas que afectan a todos. Antes de ser elegido diputado en el Parlamento Vasco, ya tenía vocación política y de servicio público. Tenemos que tomar partido y preocuparnos de los problemas que afectan a la sociedad. Todos los ciudadanos somos políticos, de un modo u otro. Si la pregunta se refiere a por qué decidí ser además cargo público, porque la situación surgió así y UPYD me propuso ser candidato al Parlamento Vasco en 2009. Y desde entonces sigo feliz defendiendo unas propuestas y unas ideas en las que creo firmemente. 

¿Por qué ha elegido UPYD como partido para militar?

Cuando compruebo allá por 2007 que hay una serie de personas que están planteando crear un nuevo partido político (Carlos Martínez Gorriarán, Fernando Savater o Rosa Díez, fundamentalmente) y cuando compruebo las ideas que se comprometen a defender, y que yo ya conocía, porque llevaban años defendiéndolas cada cual desde su posición (más igualdad frente al nacionalismo separatista, laicidad, defensa de las víctimas del terrorismo, solidaridad ciudadana, reforma de la ley electoral, entre otras muchas), no lo dudo ni un segundo y el día en que el partido se presenta en la Casa de Campo de Madrid el día 29 de setiembre de 2007, allá acudo y ese mismo día me afilio.

¿Dónde situaría políticamente su partido, ya que actualmente todo el mundo se acoge a la plaza de partido de centro?

Partido político progresista, nacional y laico, que defiende más igualdad y más bienestar para todos. UPYD es sus propuestas, entre las que destacan principalmente: reforma de la ley electoral, profesionalización de la Justicia, reforma del Estado Autonómico, supresión de las diputaciones provinciales y forales, fusión de municipios, supresión de privilegios fiscales, políticos y económicos, defensa del Estado del Bienestar, Estado laico y defensa de la soberanía nacional dentro de una Europa más democrática e igualitaria sin fronteras interiores y con un proyecto común y compartido. Y muchas otras medidas que llevamos defendiendo durante los últimos 8 años. Eso somos, al margen de cualquier tipo de etiqueta. 

 UPYD empezó siendo un partido con representación parlamentaria, lo que no es actualmente, ¿Qué ha cambiado en el pensar ciudadano o qué han dejado de hacer bien para que ocurra eso?

Logramos entrar en el Congreso de los Diputados y desde entonces han ocurrido muchas cosas difíciles de resumir aquí. Pero sí puedo decir que fundamentalmente hemos desarrollado una labor política excepcional en todas las instituciones donde tenemos o tuvimos representación, especialmente en el Congreso de los Diputados, al introducir ideas y propuestas nunca antes defendidas por nadie y algunas de las cuales están ahora en el debate político. Podemos decir que UPYD revolucionó el panorama político y hoy día sigue siendo necesario, ya que el trabajo iniciado en 2007 no ha sido ni mucho menos finalizado. Durante 2014 y 2015 tuvimos obstáculos que no pudimos o supimos superar (algunos surgieron como consecuencia de haber sido un partido político incómodo para los poderosos); cabe añadir que, en lo fundamental y especialmente en lo político, acertamos de lleno. Y ahora mantenemos esa misma esencia pero renovados y aprendidos, porque durante todos estos años hemos aprendido mucho. 

¿Qué le llevo a presentarse al cargo de líder de la formación magenta?

El convencimiento de que las ideas que siempre ha defendido UPYD deben seguir siendo defendidas. Y el apoyo mostrado por decenas de militantes que decidieron pedírmelo confiar en mí. 

¿Qué proyecto tiene de futuro en UPYD y que políticas o que cambios va a hacer para que no se repita lo ocurrido en las anteriores elecciones?

Como decía antes, mantenemos la esencia política pero hemos aprendido mucho. Obviamente cometimos errores (quien no se moja no se equivoca y nosotros nos mojamos siempre y siempre damos la cara), pero en lo político acertamos en lo esencial, sin duda alguna. Al ser una nueva dirección surgida del Congreso Extraordinario del día 2 de abril, es lógico que pretendamos hacer algunas cosas diferentes: queremos mostrarnos como un partido abierto al diálogo con el resto de partidos políticos, ampliar nuestro abanico temático, ilusionar con un discurso contundente pero en positivo y dar paso al enorme talento que existe en la cantera de UPYD. 

¿Cómo cree que quedara repartido el parlamento en las siguientes elecciones y quien en caso de tener representación parlamentaria le parece más cercano para llegar a acuerdos?

Es difícil saber qué puede ocurrir. Yo espero que los ciudadanos tomen nota de la forma que han tenido de comportarse los principales partidos políticos durante estos insufribles cinco meses de circo mediático y campaña electoral subvencionada con dinero público, quedando demostrado que los que decían que venían a defender una nueva política se han terminado comportando de manera muy parecida a los de la vieja política. Han demostrado ser unos irresponsables, ciertamente. A partir de ahí, y tanto desde ya mismo como después, nos mostramos dispuestos a hablar con todos los partidos políticos nacionales mañana, tarde y noche, anteponiendo en todo caso los intereses de los ciudadanos a los intereses partidarios. Nuestra base es defender nuestro programa y, a partir de ahí, veremos las respuestas de los demás partidos. Obviamente, con algunos partidos coincidimos más y con otros menos, pero nuestra disposición es abierta a dialogar con todos. Hacerlo es indispensable en democracia.

De interés

Artículos Relacionados