sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadSanitarios y prensa, indignados por la gestión de la crisis del ébola
FMI y Banco Mundial dicen que puede amenazar la recupación

Sanitarios y prensa, indignados por la gestión de la crisis del ébola

Redacción
Mientras la enfermera contagiada de ébola al atender al primer religioso infectado entra en estado crítico y el Gobierno revisa los protocolos médicos y la política de comunicación, el personal sanitario y la prensa muestran este viernes su indignación por la gestión de la crisis que ha traído el virus a Europa. Los responsables del FMI y Banco Mundial dicen que puede amenazar la recupación económica, y la Unión Europea que centrará sus esfuerzos en atajar el ébola en África.

Cristina Lagarde, gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó de que la crisis sanitaria provocada por el ébola "puede poner en peligro la recuperación económica" mundial y española, tras resaltar el reciente repunte de esta última. Mas alarmista, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, indicó que el contagio, como el registrado en España, "ya está teniendo consecuencias económicas". En concreto, Kim se refirió a la caída en bolsa de las compañías aéreas y señaló que "el factor miedo puede extenderse muy rápido". Lagarde aseguró que su institución está preparada para otorgar más asistencia financiera de emergencia contra el ébola, después de los 130 millones de dólares desembolsados a comienzo de mes. La directora del Fondo se mostró a favor de que los países africanos golpeados por la epidemia eleven su déficit fiscal para financiar el combate de la enfermedad.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, comunicó ayer jueves a los portavoces de los grupos parlamentarios que el protocolo de actuación médica contra el ébola será revisado para "reforzar" la seguridad del personal sanitario. Se catalogará como "persona de riesgo" a cualquier sanitario que entre en contacto con un paciente infectado, al que se le hará un seguimiento "proactivo", diario y continuo, para verificar la aparición de síntomas y su evolución, sin esperar a que llegue a los 38,6º de fiebre. Según el Ministerio, con las nuevas medidas se queda "por encima" de las disposiciones de la Unión Europea". También se reforzará la supervisión a la hora de quitarse los trajes de protección.

Por otra parte, Mato adelantó cambios en la política de comunicación. A partir de ahora habrá dos portavoces "técnicos" – uno del Ministerio y otro de la Comunidad de Madrid – que comparecerán dos veces al día para ofrecer información.

Todos los partidos de la oposición solicitaron un único portavoz, tras criticar los fallos de la política informativa llevada a cabo por el Gobierno y por la Comunidad de Madrid. En particular censuraron las declaraciones del consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez. El propio portavoz del PP, Rubén Romero, las calificó de "no apropiadas". En el pleno de la Asamblea de Madrid, Javier Rodríguez aseguró: "No les voy a dar la satisfacción de dimitir. Lo haré cuando crea necesario o cuando me cese mi presidente".

Además, la ministra se comprometió a reunirse con los sindicatos de todos los sectores sanitarios. Hoy se reunirá con los consejeros de Sanidad de las CCAA y les informará de todos los pasos que se están dando para controlar el virus, así como los procedimientos puestos en marcha ante posibles casos. Según ABC, la responsable de Sanidad propondrá la creación de un comité científico que asesore al Gobierno y a las comunidades.

Tras la reunión, el portavoz parlamentario del PSOE, José Martínez Olmos, consideró que este cambio, que calificó de "relevante" para hacer el seguimiento epidemiológico de los posibles contactos de un paciente infectado, supone el reconocimiento implícito de "agujeros en los protocolos que nos han llevado a esta situación". "Cuando ha habido un contagio es porque algo no ha funcionado y se debe corregir", señaló. También el diputado de IU Gaspar Llamazares consideró que los protocolos "han fallado".

El PSOE reclamó ayer la creación de un comité de crisis por el ébola, presidido por Rajoy junto a la vicepresidenta y los ministros de Sanidad, Interior, Defensa y Administraciones Públicas, a través del decreto que regula las funciones del Consejo de Seguridad Nacional. Según el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, dicho órgano "debe dar información diariamente, dada la alarma social que se ha creado justificadamente". EL PAÍS destaca que "el PSOE pedirá responsabilidades "al más alto nivel" cuando la crisis esté controlada.

Por su parte, el portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Victoria, aseguró que "la Comunidad no ha cometido errores en la aplicación del protocolo. Los protocolos del Ministerio de Sanidad se han cumplido y han funcionado".

Mientras, Romero se encuentra en una situación "muy crítica", según informó el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez. A lo largo del día de ayer el estado de Teresa se agravó, algo que confirmaron a los periodistas el hermano de la paciente y una portavoz del Sindicato de Técnicos de Enfermería, que declaró que estaba "grave, intubada" y habló de "fallos multiorgánicos". Fuentes del Hospital Carlos III negaron que el empeoramiento fuera tan severo.

Un total de catorce personas permanecen ingresadas en el Carlos III, aunque el único caso confirmado de ébola es el de Teresa. Según informó el hospital a las 23 horas de anoche, hay otra enfermera del Carlos III que atendió a los misioneros en observación, pendiente de una segunda prueba tras un negativo en la primera y que no tiene síntomas. Permanecen en la planta de vigilancia activa de contactos de alto riesgo el marido de Teresa y dos médicos, todos asintomáticos hasta el momento. Un enfermero del equipo del Carlos III cuya prueba de ébola dio negativo ha sido dado de alta.

Ayer se produjo el ingreso de otras personas que estuvieron en contacto con Teresa, todos ellos sin síntomas: dos médicos del hospital de Alcorcón, la médico de familia del centro de salud de Alcorcón, un sanitario del Summa, un enfermero supervisor, dos enfermeras y dos peluqueras. Otras sesenta personas que pudieron coincidir con Teresa y a los que se les considera contactos de "bajo riesgo" permanecen bajo vigilancia, en sus domicilios. El hospital ha desalojado ya dos plantas para atender a los posibles casos de ébola o pacientes que deban permanecer en aislamiento.

La crisis del ébola en la prensa

"Rajoy modifica las medidas contra el ébola por la indignación médica", titula en portada EL PAÍS. "Crece la indignación por la gestión de la crisis del ébola", es el titular de portada de EL MUNDO, que en una doble página detalla la "cadena de improvisaciones" y de errores del sistema sanitario en el caso de Teresa Romero.ABC señala que "Sanidad refuerza el protocolo con pacientes y médicos tras la cadena de fallos". También LA RAZÓN habla de "fallos de protocolo" y asegura que "Defensa pone en alerta a militares y guardias civiles" ante posibles casos de ébola.

Según LA VANGUARDIA, "Mato asume errores al anunciar que reforzará el protocolo del ébola". EL PERIÓDICO destaca en portada: "Sanidad acepta cambiar el protocolo del ébola" tras "la polémica por la sucesión de errores" y señala que "Mato admite errores". EL ECONOMISTA dice que "Mato admite fallos del protocolo con el personal que atiende a infectados".

Por otra parte, EL PAÍS señala que "la gestión de la crisis distancia a Rajoy del Gobierno madrileño". Según EL MUNDO, "Sanidad de Madrid se aferró a que la fiebre era baja e ignoró el protocolo". Además considera que el consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez, está "en la cuerda floja". LA VANGUARDIA destaca: "Rodríguez, el consejero que vino a poner paz, indigna al gremio sanitario".

Los diarios reflejan también el miedo que ha cundido entre los sanitarios y el personal de limpieza del hospital Carlos III. Algunos empleados se niegan a trabajar y el centro ha empezado a contratar enfermeros por días, según recoge EL PAÍS.Por su parte,EL MUNDO habla de "días de furia por la gestión del ébola" y se hace eco de las denuncias del personal sanitario "por falta de medios y formación", como "cursos de 10 minutos para aprender a colocarse el ´kit de la vergüenza". ABC destaca que se ha desalojado la cuarta planta "para aliviar la presión que sufren los sanitarios". LA VANGUARDIA habla de "los parches del hospital de Alcorcón" y asegura que los sanitarios "rechazan atender casos de ébola por falta de seguridad".  Los diarios también reflejan la preocupación de los vecinos de Teresa, sin que hayan concluido aún las labores de desinfección del bloque de viviendas de Alcorcón.

Por su parte, el contagio en España de una auxiliar de enfermería ha desatado la alarma en Europa, y la mayoría de los usuarios del canal de Aquí Europa coinciden en que la UE debería focalizar sus esfuerzos en atajar la propagación del virús del ébola en África. Más del 70% de los participantes creen que el siguiente paso debe ser “depurar responsabilidades”. En el ámbito internacional, ayer Estados Unidos pidió medidas urgentes para evitar que el ébola se convierta en "el próximo sida del mundo". Por su parte, Londres anunció mayor control en los aeropuertos tras la muerte por ébola de un ciudadano británico en Macedonia.  

Editoriales y tribunas críticas

ABC: El exceso de portavoces alimenta la expeculación sobre el ébola.El contagio del virus ébola por una de las auxiliares que atendieron al religioso Manuel García Viejo "está desencadenando un estado de psicosis colectiva a cuyo freno no contribuye, en absoluto, el exceso de portavoces que cada día concurren ante los medios de comunicación". "La primera medida para tranquilizar a la opinión pública ha de ser siempre una estrategia comunicativa eficaz, centralizada y coherente". "No es razonable que cada administración pública salga a la palestra con su propio portavoz. Menos aún si no es para mantener un mismo mensaje, previamente coordinado". "En el caso del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, lo mejor que puede hacer es hablar menos". "La continuidad de mensajes negativos a la opinión pública empieza a sonar oportunista en boca de profesionales, de los que cabe esperar, ante todo, mayor discreción y, en todo caso, una predisposición más visible a sumar su esfuerzo al de los compañeros".

El Periódico: Desastrosa gestión. "Lo que empezó mal el pasado lunes con la rueda de prensa de la ministra Ana Mato para informar sobre un contagio de ébola en Madrid, no ha hecho más que empezar". "En situaciones de emergencia como la actual, tan importante es reducir al mínimo la posibilidad de un contagio por error en el tratamiento clínico, como garantizar que, caso de producirse un fallo, este quede circunscrito a la zona de seguridad para evitar que se pierda el control del virus". "Ayer por la tarde el Ministerio de Sanidad reaccionó y anunció que iba a revisar los protocolos de actuación, hasta ahora considerados adecuados, a la vista del cúmulo de errores". "A tenor de lo ocurrido desde que se produjo el contagio, podemos concluir que estamos ante una larga lista de fallos e incompetencias. La lista es larga". Por ejemplo las deficientes condiciones de protección.

La Razón: reforzarse contra la enfermedad. Sea cual sea la evolución de la salud de Teresa Romero, que ayer sufrió un severo empeoramiento tras unas primeras horas de esperanza, "el combate contra el ébola no se terminará aquí: será arduo, largo y costoso". "La OMS ya ha advertido a los países occidentales de que, tarde o temprano, aparecerán nuevos casos en su propia casa". "Desde el Gobierno se propondrá intensificar los controles en puertos y aeropuertos, así como ciertas modificaciones del protocolo para hacerlo más estricto". "Hay mucha tarea por delante y sería deseable que Gobierno y comunidades autónomas ofrecieran hoy una imagen de unidad de acción y que transmitieron a tranquilidad y confianza en nuestro sistema de Salud para hacer frente a la crisis. No es momento de batallitas de partido".

Otras opiniones

Javier Rodríguez debe ser destituido hoy mismo (EL MUNDO 3. Suelto) "En su peregrinaje por distintos medios de comunicación, el consejero fue demostrando que no está a la altura exigible para desempeñar un cargo de tanta responsabilidad y mucho menos en una circunstancia tan crítica como la actual".

Una vida resuelta (EL MUNDO. M. Jabois) "Al que enferma tratando de salvar a alguien los últimos que le menosprecian son su médico y su gobernante. Son los dos oficios del consejero Rodríguez".

De interés

Artículos Relacionados