jueves,30 junio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaClaves educativas2.000 veterinarios secundan la concentración contra la apertura de nuevas facultades
Lema: Por una Veterinaria digna

2.000 veterinarios secundan la concentración contra la apertura de nuevas facultades

Redacción
Más de 2.000 veterinarios, entre estudiantes, profesores y profesionales, han secundado hoy la concentración nacional de protesta contra la creación de cinco nuevas facultades en Madrid, Vitoria, Lérida, Valencia y Alicante convocada por la Conferencia de Decanos y Decanas de España (CDVE) y la Organización Colegial Veterinaria (OCV).

Bajo el lema Por una Veterinaria digna, no más facultades, cientos de actuales y futuros veterinarios han mostrado durante 30 minutos de paro su rechazo y preocupación ante la peligrosa “inflación” de centros universitarios. En concreto, los proyectos de ampliación previstos son: una facultad pública en la Universidad de Lérida para el curso 2015-2016; otra también pública en la Universidad de Valencia para el curso 2016-2017, una tercera pública de próxima apertura en la Universidad del País Vasco, y dos facultades privadas en Alicante (Universidad Mare Nostrum) y Madrid (Universidad Europea).

El presidente de la CDVE y decano de la facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia, Antonio Rouco, ha leído en su centro un manifiesto en el que este órgano colegiado defiende que la ampliación “perjudicará seriamente a los futuros veterinarios y a todo el sector profesional porque supondrá una pérdida del excelente nivel académico actual avalado por la Unión Europea, sobredimensionará la oferta nacional de estos estudios, saturará el mercado laboral disparando el paro y la precariedad laboral y, además, incrementará el grave déficit económico que soportan las universidades públicas españolas”.

Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, ha recordado en la concentración de Zaragoza que la Federación Europea de Veterinarios ha cifrado en seis el número adecuado de facultades en España, por lo que se ha preguntado “qué sentido tiene destinar unos 12.000 euros por alumno y año y formarlos para que trabajen en otros países, cuando esos recursos podrían destinarse a paliar las graves deficiencias de otros ámbitos como el sanitario”.

En todas las concentraciones, que se han celebrado en las universidades Complutense y Alfonso X El Sabio (ambas en Madrid), Autónoma de Barcelona, CEU-Cardenal Herrera (Valencia), Murcia, Zaragoza, Santiago de Compostela (campus de Lugo), Córdoba, Extremadura y León, los respectivos decanos han leído el manifiesto de la CDVE y los representantes de los colegios profesionales han hecho lo propio con un comunicado difundido por la Organización Colegial Veterinaria. Rectores, como José Carrillo (Complutense) o José Carlos Gómez Villamandos (Córdoba), se han sumado a la movilización en defensa de una “Veterinaria digna”, así como la presidenta de la Asociación Europea de Instituciones de Enseñanza Veterinaria (EAEVE), Ana Bravo del Moral, representantes de asociaciones y miembros de administraciones públicas locales y regionales competentes en materia sanitaria.

Armados con pancartas gigantes, batas blancas, mascotas y hasta animales de las granjas universitarias, cientos de alumnos han gritado y aplaudido lemas como “menos facultades, más calidad” o “el exceso de facultades devalúa la profesión” y en varios centros han leído sus propios manifiestos. Además, los estudiantes han sido los principales protagonistas de que la campaña de protesta se haya movido intensamente en las redes sociales a través del hashtag #VeterinariaDigna.

Los veterinarios españoles han cerrado su primera movilización, que ha calificado de “éxito rotundo”, reclamando “a las autoridades del Estado que no abdiquen de la regulación del sistema universitario y se dirijan a las autoridades autonómicas, competentes en la aprobación de nuevas facultades, para que frenen una deriva que podría devenir en una situación indeseable para una profesión sanitaria íntimamente relacionada con la salud pública”.

De interés

Artículos Relacionados