viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónCasi 50.000 familias, desahuciadas en 2013 por impago
Ventas y precios empiezan a recuperarse en el 2014

Casi 50.000 familias, desahuciadas en 2013 por impago

Redacción
Un total de 49.694 familias perdieron su vivienda en 2013 por impago de la hipoteca, un 11% más que el año anterior, según datos del Banco de España. No obstante el número de ejecuciones hipotecarias con intervención de las fuerzas del orden se redujo un 57%, con 147 desalojos frente a los 346 registrados el año anterior, mientras la compraventa de viviendas se disparó un 45,4% en el primer trimestre de 2014, con una subida de los precios del 1,6%, según datos del Consejo General del Notariado.

El informe de  los notarios observa una "estabilización de las ventas" y una "normalización de las transacciones tras el fin de la deducción por compra de vivienda en el IRPF en 2012". En los tres primeros meses del año se registraron 83.042 operaciones, con un incremento de los precios, aunque en el mes de marzo cayeron un 4,8%. La vivienda nueva bajó su precio un 14,5%, mientras que los pisos de segunda mano subieron un 1,2%.

La fórmula de financiación mayoritaria sigue siendo el crédito hipotecario, que creció un 48,3% en tasa interanual, con una caída del 4,4% respecto al trimestre anterior. En marzo, se contrataron 23.660 nuevos préstamos, un 0,6% menos.

De los deshacios, el 54% se produjeron en segundas residencias. Según destaca LA RAZÓN, los pisos estaban vacíos en el 93% de los desahucios. EL PAÍS titula: "Más desahucios pese a la nueva ley". Otros diarios informan también que, del total de viviendas entregadas a la banca, 28.173 fueron ordenadas por un juzgado, un 18,75% más que las ejecuciones de 2012. Otras 21.521 viviendas fueron entregadas voluntariamente ante la imposibilidad de poder pagar, lo que supone un 2,6% más. De ellas, 16.173 fueron daciones en pago. En total, el número de viviendas entregadas por impago suponen un 0,77% del total de las viviendas hipotecadas en España, y un 0,66% de las viviendas habituales, según el Banco de España.

Al cierre de marzo, las entidades financieras acumularon 192.773 millones de euros en créditos de dudoso cobro, el 13,39% de la financiación total concedida. La tasa de morosidad encadena tres meses consecutivos a la baja y se aleja del máximo de 13,65% registrado en diciembre de 2013.

Editoriales d ela prensa impresa

Mientras la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), consideró que los datos del Banco de España son "irreales" y denunció que "no se ha reducido la violencia" en los desalojos, dos diarios impresos editorializan hoy sobre el tema:

-LA DEVOLUCIÓN DE VIVIENDAS A LA BANCA INDICA QUE TODAVÍA HAY MARGEN PARA ALIVIAR LOS DESAHUCIOS (EL PAÍS): La reanimación del crédito "tiene dificultades"; los balances no pueden sanearse adecuadamente en parte porque continúa la morosidad, como consecuencia directa de la baja actividad de la economía. En 2013 la banca española tuvo que quedarse con casi 50.000 viviendas debido a impagos; y en los balances bancarios todavía quedan por digerir unos 80.000 millones en activos inmobiliarios. La voluminosa entrega de inmuebles a la banca demuestra que continúan los desahucios. "El problema existe y el Gobierno debe tomar nota, porque la recuperación solo puede afianzarse con expectativas de rentas salariales estables y, además, las leyes sobre desahucios aprobadas en la legislatura no han permitido a los jueces aliviar las cargas a favor de la banca que pesan sobre los desahuciados". "Sólo la recuperación de las rentas salariales aliviará la morosidad hipotecaria y ayudará a que vuelvan los préstamos"; "el Gobierno tiene un margen de flexibilización legal para reducir el coste de los desahucios sobre los afectados (que no debería tardar en cubrir) y la banca tiene que estructurar el crédito a la vivienda sobre bases solventes (entre otras cosas, para no repetir los errores de la burbuja inmobiliaria".

-EL DRAMA DE LOS DESAHUCIOS (LA VANGUARDIA): "De la gestión bancaria de la crisis resulta especialmente cuestionable que se proceda a la ejecución hipotecaria de viviendas que luego se ponen en venta a unos precios tan bajos que, en esos casos, muchos de los propios desahuciados hubieran podido pagar. Por ello hay que insistir en la necesidad de que la banca flexibilice sus posiciones y alcance más acuerdos con los afectados, tal como establece el código de buenas prácticas bancarias impulsado por el Gobierno. Por encima de todo, hay que evitar el riesgo de exclusión social que supone perder la vivienda y allí donde no llegue la ley, la ayuda asistencial nunca debería faltar".

De interés

Artículos Relacionados