martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaCompetencia sanciona a 26 empresas de transporte y 2 asociaciones escolares....en Murcia
Trama para repartirse y encarecer los concursos de Educación

Competencia sanciona a 26 empresas de transporte y 2 asociaciones escolares….en Murcia

Redacción
Competencia sigue inerme ante la educación y los colegios, tanto educativos como profesionales. Pero en Murcia anuncia sanciones por 1,88 millones de euros a 26 empresas que crearon una trama para engañar a la Consejería de Educación y encarecer los contratos públicos desde 2009. También las asociaciones FENEBUS-Murcia y FROET han sido sancionadas con 75.000 euros por coordinar esta trama, ante la que dice que activará el frenado procedimiento para prohibir contratar con la Administración.

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) prepara tambien su vuelta al cole antes de tomarse largas  vacaciones y anunció este miércoles que ha sancionado, en Murcia, a 26 empresas de transporte escolar y a 2 de las principales asociaciones del sector por crear un cártel en el transporte escolar en la Región de Murcia. Así, aunque el empuje de Competencia sigue frenado ante los intereses del sistema universitario y de las eléctricas, entre algunos de los grandes sectores con tendencias a los abudos de mercado en España (finanzas, digitales, telecos, agua, etc) las normas de competencia parecen activarse ante una parte de lo que más afecta al mundo educativo, aunque sea en Murcia y solo afecte a parte de la actividad escolar relacionada con el transporte y sus muchas normas de regulación y no solo de competencia (ver recuadro final), mientras gran parte de los colegios profesionales españoles más poderosos siguen campando por sus respetos e imponiendo sus propias normas, desde abogados a notarios y registradores de la propiedad o farmacéuticos, arquitectos, ingenieros, etc. Ibercampus.es tiene denuncias al respecto de que numerosas reclamaciones y pleitos ante particulares y la propia Administración que se beneficia de estas prácticas se  quedan sin recurso por ejemplo porque el Baremo del Colegio de Abogados impone honorarios mínimos de cantidades como 2.500 euros,  algo similar a lo que sucede en otros sectores.

Las empresas de Murcia con las que la CNMC prepara su vuelta al cole ante este panorama crearon una trama para repartirse y encarecer los concursos de la Consejería de Educación al menos durante diez años. El conjunto de las sanciones se eleva a 1,88 millones de euros, a los que hay que sumar 75.000 euros a las asociaciones que articulaban el acuerdo. Igualmente, la CNMC activa nuevamente el procedimiento para aplicar la prohibición de contratar con la Administración de las empresas multadas, remitiendo la resolución sancionadora a la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado. (SAMUR/02/18).

Esas empresas habían creado un cártel para amañar los concursos públicos que realiza la Consejería de Educación para llevar gratuitamente al colegio a alumnos de educación primaria y secundaria. Durante 2017 un total de 18.500 alumnos utilizaron diariamente el transporte escolar en la Región de Murcia, en un total de 402 rutas. Las empresas del cártel del transporte escolar se repartieron durante diez años aquellas rutas de su elección, estableciendo turnos y compensaciones para asegurar carga de trabajo y precios. Para articular la trama, firmaron un “convenio regulador” en 2009 y dos asociaciones empresariales se encargaban de articularlo y de vigilar su cumplimiento. Esta conducta se produjo desde las reuniones preparatorias para la firma del Convenio de 2009 hasta junio de 2018, momento en que finalizó la ejecución del Contrato correspondiente al curso 2016-2018.

La investigación ha revelado un comportamiento coordinado, basado en un sistema de renuncias cruzadas, renuncias dobles y triples en un mismo lote, ofertas que se retiran en el mismo día en que se presentan e incluso renuncias condicionadas al mantenimiento de la renuncia de otro licitador.

El expediente se inició tras una denuncia de la Consejería de Educación de la Región de Murcia. Durante la investigación se sumó un solicitante de clemencia, Transportes Periféricos Murcianos, S.A. (TRAPEMUSA), que ha quedado eximido de la multa por su colaboración para acreditar la infracción desde 2009. Posteriormente, otras dos empresas (Autocares López Fernández, S.L. y Autocares Paterna S.L.), solicitaron la aplicación del programa de clemencia y proporcionaron nuevas pruebas, viendo reducida a su sanción un 40 y un 30% respectivamente.

La CNMC considera acreditada la existencia de una infracción muy grave del artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia 15/2007, de la que son responsables las siguientes empresas atendiendo a la duración de su participación:

Las asociaciones de empresas sancionadas son la Asociación regional de empresarios de transportes de viajeros de Murcia (FENEBUS-Murcia) con 60.000 euros y la Federación regional de organizaciones empresariales de transporte de Murcia (FROET) con 15.000 euros.

La CNMC dice tambien en su nota de prensa que "toda infracción de falseamiento de la competencia se deriva la prohibición de contratar con la Administración, en aplicación de la legislación de contratos públicos. No obstante, la duración y el alcance de dicha prohibición habrá de ser fijado por la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado".

Asegura además que CNMC que considera prioritaria la lucha contra los carteles y recuerda que para su detección cuenta con el Programa de Clemencia, mediante el que la empresa y/o el directivo que haya participado en un cártel puede aportar información sobre el mismo, escrita o verbalmente en la sede de la CNMC a cambio de la exención total (o a una reducción) de la multa que le correspondería.

Asimismo, la CNMC dispone de un Buzón de Colaboraciódonde los operadores o personas físicas pueden facilitar información a la autoridad de competencia sobre este tipo de infracciones muy graves.

La CNMC recuerda que contra esta Resolución de sanciones no cabe recurso alguno en vía administrativa, pudiendo interponerse recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación. Y probablemente en este caso los interses en juego serán tan altos que los afectados no quedarán indefensos como en otros muchos casos de prácticas de las citadas prácticas oligopolíticas o de los colegios profesionales. 

 

Antiguedad: Los autobuses escolares, no pueden tener más de 16 años desde la fecha matriculación. Es decir, en este año 2018, los autobuses del año 2001, ya no pueden realizar este tipo de servicios, aunque los matriculados en los meses de Septiembre a Diciembre, ambos incluidos, si podrían trabajar como autobuses escolares durante todo el curso 2018/19. ( En Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla el límite son 18 años de antigüedad).
Ventanas: No deberán de poder abrirse más de un tercio de su tamaño, y únicamente por su parte superior.
Asientos: Los  que van justo detrás del conductor, es decir los de la primera fila deben estar protegidos por una mampara obligatoriamente, y en el caso de que se hayan eliminado asientos para disponer de plazas para PMR, los asientos regulares que queden en la primera fila tras esta modificación, deber estar equipados con cinturones de seguridad de tres puntos, o bien una mampara de protección.
Suelos: Los suelos de los autobuses dedicados a transporte escolar y de menores, han de ser antideslizantes.
Escaleras: Los peldaños tienen que estar señalizados por colores vivos, y también su piso ha de ser antideslizante.
Puertas: Es obligatorio lleven asideros para facilitar tanto  la entrada como la salida del autobús, y tiene que ser posible abrirlas tanto por dentro como por fuera, de forma sencilla. También tiene que estar protegido el mecanismo de apertura de estas puertas.
Cinturones: Todos los autobuses matriculados  a partir de 2006, tienen que tenerlos, lo que quiere decir que hay autobuses que pueden ser validos para el transporte escolar, y no llevar cinturones aunque normalmente, los padres y colegios, exigen que los autobuses escolares que los lleven, por lo que es posible instalarlos y homologarlos para este fin.
Placa de identificación de vehículo escolar: Tienen que tener 2 plazas, una en la parte delantera del autobús, y otra en su parte trasera.
Además de cumplir todos los requisitos anteriores, los autobuses escolares, por obligación han de incorporar extintores, martillos y un botiquín para primeros auxilios.

 

 

De interés

Artículos Relacionados