sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónDiez errores típicos de las entrevistas de trabajo

Diez errores típicos de las entrevistas de trabajo

Redacción
Piénselo. Cuántas veces en una primera entrevista de trabajo le han preguntado por qué quiere cambiar de puesto, qué actuación errónea destacaría de su jefe o qué aspectos de la gestión de su responsable más próximo mejoraría…y usted, tan ricamente, ha contestado aquello de "mejoraría muchas cosas", y ha empezado a relatar los puntos débiles de su superior. ¡Error! Jamás le volverán a llamar para una segunda entrevista, y es el momento de saber por qué.

Según Roser Casasayas, directora en Barcelona de MOA BPI group, compañía especializada en gestión y consultoría de recursos humanos y recolocación, “nunca se debe olvidar que estamos en una entrevista laboral y no en una charla de amigos; no tenemos que perder nuestro objetivo aunque nuestro interlocutor sea una persona que nos transmita mucha confianza y cercanía; no olvidemos que nos está evaluando para ocupar una posición determinada, y todo aquello que hagamos o digamos revelará aspectos de nuestra personalidad”.

En este primer encuentro el objetivo es conocerse. Por este motivo, los expertos de MOA BPI group tampoco aconsejan a los candidatos que indaguen en horarios y salarios, porque todavía uno se encuentra en la fase inicial del proceso y ya habrá tiempo si finalmente es seleccionado.

Decálogo de errores comunes en una primera entrevista

En este sentido, los diez mayores errores que un candidato debería subsanar antes y durante una entrevista son, por orden de prioridad, los siguientes:

1. No hablar mal del jefe. Durante la entrevista hay que evitar hablar mal de las experiencias profesionales anteriores y menos de los jefes anteriores. Cuanto más neutro mejor.

2. Impuntualidad. No se debe llegar ni mucho antes ni, por supuesto, más tarde de la hora prevista. Se recomienda entrar unos 5/10 minutos antes para recuperarse si se ha llegado con prisa.

3. Tabaco. No fumar justo antes de entrar a la entrevista, el entrevistador puede percibir de manera negativa el olor a tabaco, que, además, indica nerviosismo.

4. Memorizar a nuestro entrevistador. No se debe olvidar el nombre de la persona que nos recibirá, denota dejadez si uno no sabe con quién ha quedado.

5. Confianza. Al saludar, se recomienda estrechar la mano con firmeza y esperar a que la otra persona inicie el gesto. Mirar a los ojos al entrevistador y sonreír es bueno para mostrar seguridad y ganar credibilidad.

6. La apariencia importa. No se aconseja ir vestidos de manera informal. Es un encuentro profesional, y, como tal, hay que ir acorde a los requisitos del puesto y a la cultura empresarial. No es lo mismo una posición en una entidad bancaria que una posición para una agencia de publicidad. Son estilos diferentes teniendo en cuenta el tipo de empresa a la que nos dirigimos. Debemos dar una muy buena impresión.

7. Curriculum al día. No se olvide de traer un ejemplar del curriculum así como aquello que uno considere relevante mostrar en la entrevista, y, sobre todo, perfectamente guardado en una carpeta sin entregar un papel arrugado. Hay que preparar el CV que se ha enviado a la oferta para que haya coherencia entre lo que pone el CV y lo que se ha explica en la entrevista. Nunca mentir.

8. Sentido común. Tiene que evitar memorizar las respuestas y soltarlas de golpe; se deben argumentar las respuestas. Controlar la comunicación no verbal y no titubear. No se debería adoptar una actitud agresiva o defensiva y se recomienda utilizar la reformulación positiva.

9. Seguridad. Es importante manejar los silencios y no incomodarse. Trasmitir una actitud tranquila y positiva.

10. Nada de ruidos. Los teléfonos móviles siempre apagados durante la entrevista.

Los expertos de MOA BPI aconsejan realizar un trabajo previo de preparación. “Debemos analizar toda la información de la que disponemos: cuál es la empresa, a que se dedica, información del sector, cuál es la competencia de la empresa, dónde está ubicada, para qué puesto me van a entrevistar, qué funciones requiere este puesto, con quién me voy a entrevistar, etc. Hoy en día disponemos de mucha información en Internet”, concluye Casasayas.

De interés

Artículos Relacionados