jueves,26 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEducación e inflación cierran 2015 en el 0% de subida
Estabilidad por la energía y los alimentos no elaborados

Educación e inflación cierran 2015 en el 0% de subida

Redacción
Por primera vez desde que empezó la crisis, los precios medios de la educación no subieron para las familias, aunque por los aumentos anteriores la universidad es hoy un 32,1% más cara que a finales del 2011. El Índice de Precios al Consumo (IPC) registró en todo 2015 una subida media nula, como en diciembre, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los componentes del IPC que han contribuido amla estabilidad son los energéticos y, en menor medida, los alimentos no elaborados.

Los precios de los productos energéticos registraron en diciembre una tasa interanual del -7,5%, frente al -10% del mes previo. La menor caída fue debida, principalmente, a los combustibles y carburantes, que ralentizaron en más de tres puntos porcentuales el ritmo de descenso interanual, hasta el 10,6%. También influyó la energía eléctrica, que experimentó un avance interanual del 0,7%, tres décimas superior al del mes precedente.

En tasa mensual, los precios subieron en diciembre un 0,3%, debido a la menor caída del precio de los carburantes frente a la registrada en 2014 y al aumento de los precios de los alimentos no elaborados. La tasa media anual del IPC fue del -0,5%. Los carburantes registraron el año pasado una caída de solo el 10,6%, cuando los precios del petróleo han bajado casi la mitad, debido sobre todo a los mayores impuestos.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los precios de los alimentos y la energía, cerró en el 0,9% respecto a diciembre de 2014, con una media anual del 0,6%.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, señaló que la evolución del IPC son "buenas noticias" y apunta a un incremento de la renta disponible de las familias y mejora de la competitividad.

Otras cuatro mermas de la capacidad adquisitiva

Según CINCO DÍAS, "casi la mitad de los productos del IPC ya sube más que los salarios". Por su parte, EL PERIÓDICO destaca que "la patronal aprovecha el IPC del 0% para insistir en la moderación salarial". La noticia coincide con tres que afectan también directamente a las familias y a su capacidad adquisitiva Reciente, actual y futura: 

La riqueza de estos hogares cayó un 2% en el tercer trimestre de 2015 respecto al trimestre anterior. Según datos del Banco de España, la riqueza financiera neta de las familias españolas alcanzó 1.218.513 millones. En tasa interanual, se registró un avance del 0,97%. Según subraya EL PAÍS, "las familias tienen la menor cantidad de efectivo desde 2005".

Ayer el Banco de España confirmó que la deuda pública aumentó en noviembre en 45.000 millones de euros, hasta alcanzar 1,067 billones de euros. Esta cifra supone el 99,8% del PIB y rebasa el objetivo fijado para todo 2015. No obstante, De Guindos consideró que el endeudamiento ha tocado techo y que empezará a reducirse. "Por supuesto que vamos para abajo", dijo, y confió en que tras confirmarse los datos de diciembre la ratio sobre el PIB estará por debajo de la del final de 2014.

La presión fiscal de España sube seis décimas, hasta el 34,4% del PIB. España es el séptimo país del euro que menos recauda por impuestos. La presión fiscal en el conjunto de los países del euro fue del 41,5%, según datos correspondientes al año 2014 publicados ayer por Eurostat.

Evolución anual

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de diciembre es del 0,0%, tres décimas por encima de la registrada el mes anterior.

Los grupos con mayor influencia en esta subida son:

 Transporte, que aumenta su tasa casi dos puntos hasta el –2,8% debido, en su mayoría, a que este mes los precios de los carburantes y lubricantes han bajado menos de lo que lo hicieron en diciembre de 2014.

 Vivienda, con una variación del –2,3%, tres décimas superior a la de noviembre, causada, fundamentalmente, por el descenso de los precios del gasóleo para calefacción, menor que el de 2014.

 Alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación del 1,8%, una décima más que el mes anterior. Destacan en esta evolución la disminución de los precios de las frutas frescas, menor que la de 2014, y la subida de los precios del pescado fresco.

Destaca también, aunque en sentido contrario, la bajada de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, frente a su incremento en diciembre de 2014

La tasa de variación interanual de los precios de la alimentación se mantuvo en el 1,7% en diciembre. Esta estabilidad se deriva de una ligera aceleración de la alimentación no elaborada, una décima hasta el 2,5%, y de la no variación de la alimentación elaborada. En el caso de la alimentación fresca, la ligera aceleración respondió a las frutas frescas y el pescado fresco y congelado, parcialmente compensados por las carnes de ovino y pollo y por la moderación en la partida de legumbres y hortalizas frescas (2%, frente al 4,4% del mes anterior). Por su parte, la tasa anual de alimentación elaborada, bebidas y tabaco se mantuvo en el 1,4% por quinto mes consecutivo. Aceites y grasas continúa siendo la partida más inflacionista de este grupo, con un incremento interanual del 23,6%, si bien esta tasa se ha moderado en los últimos meses.

 

page2image6328

La inflación subyacente (que excluye los elementos más volátiles del IPC, como la alimentación fresca y energía) se moderó en diciembre una décima, hasta el 0,9%, y su tasa media anual se situó en el 0,6% en 2015, frente al 0,0% del año anterior. El ligero descenso en diciembre se explica por los precios de los BINE (Bienes Industriales no Energéticos), cuya tasa anual disminuyó una décima, hasta el 0,6%. La inflación de servicios se mantuvo en el 1% y la de alimentación elaborada en el 1,4%.

La desaceleración de los BINE fue debida, a su vez, a la moderación en el vestido y calzado, cuya tasa anual se redujo un décima, hasta el 0,5%, interrumpiendo la evolución alcista que mostraba desde la primavera de 2015. Esto puede responder a un mayor adelanto de las primeras rebajas de invierno que en el pasado ejercicio. Dentro de servicios, destaca la moderación de dos décimas en la partida turismo y hostelería, generada a su vez por el comportamiento de los precios de los viajes organizados, que se desaceleran 1,2 puntos, hasta el 2,8%.

En términos intermensuales, el IPC general disminuyó un 0,3% en diciembre y el subyacente se mantuvo estable. La caída del índice general se explica por un descenso de los precios de los productos energéticos del 2,2%, debido a los combustibles y carburantes, y de los BINE, especialmente de la rúbrica de vestido y calzado, que anota un descenso del 2%, por el adelanto de las rebajas de invierno. También ha contribuido a esta caída del Índice General el ligero descenso de la alimentación no elaborada (-0,1%), especialmente de las partidas de frutas frescas (-2,9%) y legumbres y hortalizas frescas (-1,4%).

La tasa interanual del IPC aumentó en diciembre en todas las Comunidades Autónomas, situándose en valores positivos en Illes Balears, Cataluña, País Vasco (0,3% en las tres), Comunidad Valenciana (0,2%) y La Rioja (0,1%). En la Comunidad de Madrid y Andalucía la inflación fue nula y en el resto se registraron tasas negativas. Por otro lado, la tasa anual del IPC a impuestos constantes se situó en diciembre en el 0%, igual que la del IPC General.

El INE ha publicado asimismo el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de diciembre, cuya tasa anual se sitúa en el -0,1%, tres décimas superior a la del mes anterior. Si se compara esta tasa con la estimada por Eurostat para el conjunto de la zona euro en el mes de diciembre (0,2%), el diferencial de inflación favorable a España se modera tres décimas, hasta 0,3 puntos porcentuales. 

De interés

Artículos Relacionados