domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónDebatesEl acuerdo de París contra el calentamiento global, ¿gran paso histórico o...
La prensa española discrepa en sus primeras valoraciones

El acuerdo de París contra el calentamiento global, ¿gran paso histórico o simple primer avance?

Redacción
Los principales diarios españoles valoran en sus editoriales el acuerdo alcanzado el sábado por los 195 países reunidos en la Cumbre del Clima de París como un primer acuerdo global o un gran paso histórico para intentar atajar el calentamiento del planeta desencadenado por las emisiones de gases de efecto invernadero, entrando en vigor el 2020. Destacan que la temperatura del planeta no aumente más de dos grados al final de este siglo. Pero las opiniones individuales son mas escépticas.

La mayoría de los diarios españoles resalta que todos los países firmantes deberán limitar sus emisiones de gases, aunque los desarrollados tendrán que hacer un mayor esfuerzo y movilizar 100.000 millones de dólares anuales en apoyo de los Estados con menos recursos. Aunque el acuerdo, cuyos 29 artículos han sido publicados por la ONU integramente en 31 páginas, no es jurídicamente vinculante, los países deberán presentar sus objetivos de reducción de emisiones cada cinco años. También se crean mecanismos para hacer seguimientos de los programas nacionales. He aquí un resumen de las primeras valoraciones editoriales de la prensa:

Un pacto histórico para salvar el planeta (EL PAÍS ): En la Cumbre sobre el Clima en París se respiraba ayer euforia y también alivio. La falta de acuerdo hubiera supuesto un gran revés y una pésima perspectiva para evitar una catástrofe ecológica en el planeta. El acuerdo, por tanto, debe ser celebrado como un hito, aunque contenga algunas ambigüedades; la más importante: la falta de concreción en la reducción de emisiones, ya que el acuerdo es jurídicamente vinculante en todo excepto en los objetivos de emisión de gases de efecto invernadero. De lo acordado en París se desprende que el modelo económico basado en las energías fósiles debe ser sustituido por otro sustentado en energías limpias. Las organizaciones ecologistas no están del todo satisfechas. Son pertinentes sus críticas a las inconcreciones del acuerdo, pero esas carencias pueden ser subsanadas en el proceso de aplicación. Es posible que el acuerdo se quede algo corto, pero si se valora respecto a lo que hubiera implicado no alcanzarlo, no cabe duda de que constituye un avance histórico.

Un primer paso hacia las energías limpias (EL MUNDO): Los 195 países reunidos en la Cumbre del Clima de París alcanzaron ayer un acuerdo contra el calentamiento global que es histórico. El que los grandes emisores de gases de efecto invernadero, China y EE.UU, hayan aceptado el objetivo de que el aumento de la temperatura del planeta a final de siglo no supere los dos grados es un paso de gigante. No obstante, el documento aprobado deja lagunas y es ambiguo en algunos puntos importantes. Evidentemente, uno de los mayores logros es que el acuerdo será vinculante, pero no lo serán los objetivos de reducción de emisiones de cada país. Cambiar los patrones actuales de consumo y el modelo económico para frenar las emisiones es una tarea ineludible en la que todos debemos trabajar. Los acuerdos de París marcan un hito en la concienciación de los líderes mundiales sobre la gran amenaza del calentamiento global. Pero son solo un primer paso. Aún queda mucho por hacer para instaurar un modelo de energías limpias que permita un desarrollo sostenible de nuestro planeta.

Un acuerdo de contenido ambicioso (LA RAZÓN):  El acuerdo climático alcanzado ayer en París es un hito histórico que merece celebrarse a la espera de ver cómo se aplica lo allí acordado en cada uno de los países firmantes, de muy distinta condición. El contenido es tremendamente ambicioso desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo, como declaró la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y es de justicia destacar el enorme esfuerzo del Gobierno español en la consecución de un compromiso que deberá revisarse cada cinco años. La imposición de este plazo ha sido también un éxito de la mediación de la Unión Europea y de su comisario de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete. El documento recoge la "voluntad" de que el aumento de la temperatura del planeta se sitúe por debajo de 1,5ºC, cifra muy inferior a la que se barajaba al comienzo de las negociaciones. Nuca se soñó con llegar a tanto.

Un gran paso de la humanidad (LA VANGUARDIA): El acuerdo de París no debe verse como un final sino como el principio de una nueva era de cooperación entre todos los países para salvar el planeta. Ahora hay una plataforma de acción y un compromiso comunes para lograr que el calentamiento del planeta crezca más de dos grados este siglo.

Primer paso para salvar la tierra (EL PERIÓDICO): Contener el calentamiento global significa no depender de las energías fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas y el cambio económico y geoestratégico que esto supone a nivel mundial es de tal envergadura que lo acordado en Paris sólo puede considerarse el primer paso.

Opiniones individuales

Un acuerdo…¿vinculante? (Ángel Expósito) El acuerdo de la Cumbre del Clima de París me huele a chamusquina. Ojalá me equivoque, pero se han celebrado ya tropecientas cumbres y en otras tantas ocasiones se han incumplido los objetivos.

Un paso adelante (Xavier Lavandeira. EL PAÍS): Los negociadores europeos insistieron en el necesario cumplimiento y revisión de los compromisos, algo necesario para lograr un acuerdo creíble y eficaz.

¿Y ahora qué? (Joan O. Grimalt. LA RAZÓN):El acuerdo es positivo, pero es un positivo condicional porque todo ha quedado a expensas de futuros desarrollos y de que cada cual haga lo que crea oportuno.

Mejor esto que nada (José Mª Baldasano. LA RAZÓN):Aunque sea de voluntades, el acuerdo abre un camino para cambiar el modelo energético. 

De interés

Artículos Relacionados