martes,5 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSEl desempleo aumenta un 32% entre los universitarios gallegos en el último...
A Coruña, con la mayor subida

El desempleo aumenta un 32% entre los universitarios gallegos en el último año

Redacción
Un total de 75.500 gallegos con educación superior figuraron en las listas del paro al finalizar 2012, 18.300 más que un año antes

Un total de 75.500 gallegos con educación superior figuraron en las listas del paro al finalizar 2012, 18.300 más que un año antes. Ese aumento de desempleo equivale a un porcentaje del 32%, el más alto entre los parados de Galicia según los distintos niveles de formación.

El incremento entre quienes cursaron la primera etapa de la educación secundaria (hasta 2º de ESO) se quedó por debajo, en el 16%. Los desempleados que completaron la enseñanza secundaria (los cuatro cursos de ESO, hasta los 16 años) aumentaron un 4,6% en un año. Y los que solo finalizaron los estudios primarios experimentaron una subida del 2,1%.

Si en 2011 el paro entre gallegos con estudios universitarios se había incrementado en un 10,2% con respecto al año anterior, en 2012 ese aumento se disparó al 32%. Esta evolución describe un mercado laboral gallego en el que el paso por la universidad de los solicitantes de empleo no hace menos complicada la búsqueda de un puesto de trabajo.

A Coruña es la provincia que presenta una subida más evidente de parados con estudios superiores, del 55,6%. El año pasado sumó 12.800 nuevos desempleados cuyos curriculum recogen su formación en alguna universidad. El aumento fue del 20% en Ourense y del 18,75% en Pontevedra. En Lugo no hubo variación.

La fuerza laboral de Galicia se debilita mientras tanto. Su población activa -la suma de los ocupados y los parados que buscan empleo- descendió en 10.000 personas en un año. El desánimo de un sector de parados que desiste de buscar trabajo ante las nulas expectativas y la emigración, solución a la que acude otro grupo para tratar de encontrar oportunidades en el extranjero, son las razones que exponen los expertos para explicar la pérdida de población activa.

La tasa de actividad de la comunidad gallega en el último trimestre del año pasado fue la segunda más baja de España (55,22%), solo superior a la de Asturias, mientras que un año antes era la quinta más baja (con 55,33%).

Los efectos de la reforma laboral no ofrecen síntomas de recuperación en el mercado laboral del país casi un año después de haber entrado en vigor. El empleo escasea porque se destruye, aunque el Gobierno utiliza otros datos recogidos por la última Encuesta de Población Activa (EPA) conocida esta semana para minimizar el impacto del paro.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, sostuvo ayer que el principal objetivo de la reforma laboral durante el año pasado fue el de "frenar el ritmo de destrucción de empleo" y que, pese a los malos datos de paro, esa finalidad se está logrando.

Báñez explicó que la economía española destruía empleo a un ritmo del 12% antes de la reforma y que ahora lo hace a una tasa del 9%. "Lo que no puede hacer ninguna reforma laboral es pretender crear empleo en una recesión como ésta", añadió para justificar el aumento del paro.

De interés

Artículos Relacionados