Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 3 de agosto de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Cómo las empresas del AVE corrompieron al Rey emérito empaña la información debida en RSC de todas
El TEJ declara ilegal el tráfico de datos de las digitales tras defender su paraíso fiscal irlandés
Competencia sanciona a 5 de los 7 operadores expedientados por usar líneas 902 entre 2016 y 201
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
El límite legal de profesores temporales, incumplido por 12 autonomías y 32 de las 48 universidades
UNED asesorará y formará en educación y continuidad online tras COVID19 a 52 universidades de Perú
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"Al ver daños y retorno del juego vía impuestos, el perjuicio multiplica con creces al beneficio"
"Es peligroso que no estemos planteando medidas para que la educación continúe"
"La mayor parte de la investigación contra la COVID-19 es pública: la vacuna debería ser universal"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
El Gobierno plantea la ampliación de los ERTE hasta diciembre, como pidieron los economistas
España tiene 6 millones de ocupados menos que al empezar 2019, mayor pérdida que en otras crisis
El personal investigador laboral tiene el mismo derecho que el resto a actualizar retribuciones
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
América Latina infragrava riqueza y beneficios cuando su COVID 19 crea otros 52 millones de pobres
Brasil,México,Chile y Argentina, principales perdedores por los paraísos fiscales en Latinoamérica
Sigue aquí la cumbre de inclusión social en América Latina tras la COVID organizada por la OCDE
TENDENCIAS Ampliar +  
Lanzan consulta pública para la Ley de movilidad sostenible y la financiación del transporte urbano
El retorno empresarial se mide cada vez más en cifras sociales y ecológicas, no solo económicas
Madrid,Barcelona y Bilbao apuestan por la movilidad sostenible para despejar su futuro tras COVID19


El futuro está aqui y es ahora


Como el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz ha dicho con razón: "tendremos una ciencia no al servicio del mercado, sino el mercado al servicio de la ciencia", y yo añadiría: y la ciencia al servicio de la Vida.
El Envés 10 de mayo de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 "La vida se compone de relaciones que debemos recuperar para dar sentido a la enseñanza"
 Hambre entre 370 de los 1.500 millones de escolares afectados por cierres de escuelas, según UNICEF
 Avalan que España e Italia sufrieron más muertos de COVID por su mayor contaminación inicial
 Pasará esta pandemia como reacción de la madre tierra
Una vez más, me apoyo en las palabras de un amigo que comparte le convicción de que "las cosas no son de su dueño sino del que las necesita". Y más hoy que está siendo (valga el gerundio) un dia mágico para mi. No podría ponerlo por escrito para compartir... porque necesita ir vertiéndose así como lo que están significando (vale gerundio) hoy; un día mágico ¡a los 83 años cumplidos y con la que está cayendo". Llevo en esta terraza de mi casa sentado desde el amanecer y caminando y regando y sentándome para respirar como aconsejan los maestros. Me llamó nuestro Director Matías, y algunas otras personas inefables que, no sé cómo, parecemos habernos conectado porque nos sabíamos en la misma honda (ni política ni religiosa ni explicable, de ahí lo de inefable". Como no podría enumerar todo lo que me está sucediendo...desde Argentina, Brasil, Cuba, Murcia, Suiza, y otros lugares... un monasterio de clausura en el Escorial, otro amigo muerto y que había estado hablando con él hace unos meses..¡Qué día! Con lágrimas y risas, y en el que, una vez más, estoy viviendo una especie de "borrachera" como la que describo en "Encederé un fuego para ti", durante mi año sabático en 20 países africanos animando y ayudando a poner en marcha centros de medicina preventiva en sus facultades de Medicina. Fue camino de Tombuctú que tuvimos que hacer noche en Djené, la ciudad de cañas y barro, ¡hasta la mezquita! y estábamos tan agotados, mi conductor senegalés musulmán y yo que después de dejar los trastos en los espacios del caravan sérail, salimos al exterior ya caída a noche, y nos pusimos a beber cerveza hasta ese punto en que levantas el vaso para acercarlo al morro de la botella, y no al revés; uno de esos momentos que en mi vida he calificado de "hablar en infinitivo". ¿Se acuerdan de aquellos doblajes de indios sentados junto al fuego con el héroe gringo de turno ... pero hablando ¡en infinitivo! Estos momentos son inefables. "Mi querer tu" "Hombre blanco no amar pradera madre" "hermano indio no comprender" etc (Acordáos de Flecha Rota, no miento). En fin que hoy "está siendo un día sin tiempo, sin reglas, sin alcochol ni substancia alguna... y casi sin comer..." el día desde el amanecer de un viejo profesor que casi no se atreverá a salir de esta terraza.

Y, en medio de este fragor de experiencias, de conversaciones en infinitivo, con personas que no necesitaban las palabras pero que había que modular algo en el portátil, o el PC o al regar o... no se puede explicar con palabras (quizás una persona como David Calzado sí podría hacerlo por una experiencia parecida en Xauén hace ages). Y entonces, me entra este texto de un viejo y admirado amigo brasileño, Leo Boff, y no puedo hacer sino compartirlo porque, en gran parte, expresa parte de mi "experiencia" en estos tiempos "kairológicos"..., no sólo cronos. Vale, compañero, yo lo comparto con nuestros lectores de Ibercampus.

 "Cuando pase la pandemia del coronavirus no nos estará permitido volver a la «normalidad» anterior. Sería, en primer lugar, un desprecio a los miles de personas que han muerto asfixiadas por el virus, y una falta de solidaridad con sus familiares y amigos. En segundo lugar, sería la demostración de que no hemos aprendido el mensaje de lo que, más que una crisis, es una llamada urgente a cambiar nuestra forma de vivir en nuestra única Casa Común. Se trata de un llamamiento de la propia Tierra viva, ese superorganismo autorregulado del que somos su parte inteligente y consciente.

El sistema actual pone en peligro las bases de la vida

Volver a la anterior configuración del mundo, hegemonizado por el capitalismo neoliberal, incapaz de resolver sus contradicciones internas –y cuyo ADN es su voracidad por un crecimiento ilimitado, a costa de la sobreexplotación de la naturaleza y la indiferencia ante la pobreza y la miseria de la gran mayoría de la humanidad producida por ella,–, es olvidar que dicha configuración está sacudiendo los cimientos ecológicos que sostienen toda la Vida en el planeta. Volver a la “normalidad” anterior (business as usual) sería prolongar una situación que podría implicar nuestra propia destrucción.

Si no hacemos una «conversión ecológica radical»,  la Tierra viva podrá reaccionar y contraatacar con virus aún más violentos, capaces de hacer desaparecer a la especie humana. Ésta no es una opinión meramente personal, sino la opinión de muchos biólogos, cosmólogos y ecologistas que están estudiando sistemáticamente la creciente degradación de los sistemas-Vida y del sistema-Tierra. Hace diez años (2010), como resultado de mis investigaciones en cosmología y en el nuevo paradigma ecológico, escribí el libro Cuidar la Tierra-proteger la vida: cómo evitar el fin del mundo (Dabar, México). Los pronósticos que adelantaba han sido confirmados plenamente por la situación actual.

El proyecto capitalista y neoliberal ha sido rechazado

Una de las lecciones que hemos aprendido de la pandemia es la siguiente: si se hubieran seguido los ideales del capitalismo neoliberal –competencia, acumulación privada, individualismo, primacía del mercado sobre la vida y minimización del Estado– la mayoría de la humanidad estaría perdida. Lo que nos ha salvado ha sido la cooperación, la interdependencia de todos con todos, la solidaridad y un Estado suficientemente equipado para ofrecer la posibilidad universal de tratamiento del coronavirus, en el caso del Brasil, el Sistema Único de Salud (SUS).

Hemos hecho algunos descubrimientos: necesitamos un «contrato social mundial», porque seguimos siendo rehenes del obsoleto soberanismo de cada país. Los problemas mundiales requieren una solución mundial, acordada entre todos los países. Hemos visto el desastre en la Comunidad Europea, en la que cada país tenía su plan, sin considerar la necesaria cooperación con otros países. Ha sido una devastación generalizada en Italia, en España y últimamente en Estados Unidos, donde la medicina está totalmente privatizada.

Otro descubrimiento ha sido la «urgencia de un centro plural de Gobierno Mundial» para asegurar a toda la comunidad de Vida (no sólo la vida humana sino la de todos los Seres Vivos) lo suficiente y decente para vivir. Los bienes y servicios naturales son escasos y muchos de ellos no son renovables. Con ellos debemos satisfacer las demandas básicas del sistema-vida, pensando también en las generaciones futuras. Es el momento oportuno para crear una renta mínima universal para todos, la persistente prédica del valiente y digno político Eduardo Suplicy.

Una comunidad de destino compartido

Los chinos han visto claramente esta exigencia al promover una comunidad de destino compartido para toda la humanidad, texto incorporado en el renovado artículo 35 de la Constitución china. Esta vez, o nos salvamos todos, o engrosaremos la procesión de los que se dirigen a la fosa común. Por eso, debemos cambiar urgentemente nuestra forma de relacionarnos con la Naturaleza y con la Tierra, no como señores, montados sobre ella, dilapidándola... sino como partes conscientes y responsables, poniéndonos junto a ella y a sus pies, cuidadores de toda la Vida.

A la famosa TINA (There Is No Alternative), «no hay alternativa» de la cultura del capital, debemos confrontar una TIaNA (There Is a New Alternative), «hay una nueva alternativa». Si hasta ahora la centralidad estaba ocupada por el beneficio, el mercado y la dominación de la naturaleza y de los otros (imperialismo), en esta segunda será la vida en su gran diversidad, también la humana con sus muchas culturas y tradiciones la que organizará la nueva forma de habitar la Casa Común. Esto es imperativo, y está dentro de las posibilidades humanas: tenemos la ciencia y la tecnología, tenemos una acumulación fantástica de riqueza monetaria, pero falta a la gran mayoría de la humanidad y, lo que es peor, a los Jefes de Estado, conciencia de esta necesidad y voluntad política de implementarla. Tal vez, ante el riesgo real de nuestra desaparición como especie, por haber llegado a límites insoportables para la Tierra, el instinto de supervivencia nos haga a todos sociables, fraternos, colaboradores y solidarios unos con otros. El tiempo de la competencia ha pasado. Ahora es el tiempo de la cooperación.

La inauguración de una civilización biocentrada

Creo que inauguraremos una civilización biocentrada, cuidadosa y amiga de la Vida, como algunos dicen, “la tierra de la buena esperanza”. Se podrá realizar el «bien vivir y convivir» de los pueblos indígenas andinos: la armonía de todos con todos, en la familia, en la sociedad, con los demás seres de la naturaleza, con las aguas, con las montañas y hasta con las estrellas del firmamento.

Como el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz ha dicho con razón: “tendremos una ciencia no al servicio del mercado, sino el mercado al servicio de la ciencia”, y yo añadiría: y la ciencia al servicio de la Vida.

No saldremos de la pandemia de coronavirus como entramos. Seguramente habrá cambios significativos, tal vez incluso estructurales. El conocido líder indígena, Ailton Krenak, del valle del Río Dulce, en Brasil, ha dicho acertadamente: «No sé si saldremos de esta experiencia de la misma manera que entramos. Es como una sacudida para ver lo que realmente importa; el futuro está aquí y es ahora, puede que mañana ya no estemos vivos; ojalá que no volvamos a la normalidad» 

Lógicamente, no podemos imaginar que las transformaciones se produzcan de un día a otro. Es comprensible que las fábricas y las cadenas de producción quieran volver a la lógica anterior. Pero ya no serán aceptables. Deberán someterse a un proceso de reconversión en el que todo el aparato de producción industrial y agroindustrial deberá incorporar el factor ecológico como elemento esencial. La responsabilidad social de las empresas no es suficiente. Se impondrá la responsabilidad socio-ecológica.

Se buscará energías alternativas a las fósiles, menos impactantes para los ecosistemas. Se tendrá más cuidado con la atmósfera, las aguas y los bosques. La protección de la biodiversidad será fundamental para el futuro de la vida y de la alimentación, humana y de toda la comunidad de la Vida.

¿Qué tipo de Tierra queremos para el futuro?

Seguramente habrá una gran discusión de ideas sobre qué futuro queremos, y qué tipo de Tierra queremos habitar. Cuál será la configuración más adecuada a la fase actual de la Tierra y de la propia humanidad, la fase de planetización y de la percepción cada vez más clara de que no tenemos otra casa común para habitar que ésta. Y que tenemos un destino común, feliz o trágico. Para que sea feliz, debemos cuidarla para que todos podamos caber dentro, incluida la naturaleza.

Existe el riesgo real de polarización de modelos binarios: por un lado los movimientos de integración, de cooperación general; y, por otro, la reafirmación de las soberanías nacionales con su proteccionismo. Por un lado el capitalismo «natural» y verde, y por otro el comunismo reinventado de tercera generación como pronostican Alain Badiou y Slavoy Zizek.

Otros temen un proceso de brutalización radical por parte de los “dueños del poder económico y militar”, para asegurar sus privilegios y sus capitales. Sería un despotismo de forma diferente, porque se basaría en los medios cibernéticos y en la inteligencia artificial, con sus complejos algoritmos, un sistema de vigilancia sobre todas las personas del planeta. La vida social y las libertades estarían permanentemente amenazadas. Pero a todo poder le surgirá siempre un contrapoder. Habría grandes enfrentamientos y conflictos a causa de la exclusión y la miseria de millones de personas que, a pesar de la vigilancia, no se conformarán con las migajas que caen de las mesas de los ricos epulones.

No pocos proponen una gloca-lización, es decir que el acento se ponga en lo local, en la región, con su especificidad geológica, física, ecológica y cultural, pero abierta a lo global, que involucra a todos. Con este «biorregionalismo» se podría lograr un verdadero desarrollo sostenible, que aprovechara los bienes y servicios locales. Prácticamente todo se realizará en la región, con empresas más pequeñas, con una producción agroecológica, sin necesidad de largos transportes, que consumen energía y contaminan. La cultura, las artes y las tradiciones serán revividas como una parte importante de la vida social. La gobernanza será participativa, reduciendo las desigualdades y haciendo que la pobreza sea menor, siempre posible, en las sociedades complejas. Es la tesis que el cosmólogo Mark Hathaway y yo defendemos en nuestro libro común El Tao de la Liberación (Trotta, 2010) que fue bien acogida en el ambiente científico y entre los ecologistas hasta el punto de que Fritjof Capra se ofreció a hacer un interesante prólogo.

Otros ven la posibilidad de un ecosocialismo planetario, capaz de lograr lo que el capitalismo, por su esencia competitiva y excluyente, es incapaz de hacer: un contrato social mundial, igualitario e inclusivo, respetuoso de la naturaleza, en el que el nosotros (lo comunitario y societario) y no el yo (individualismo) será el eje estructurador de las sociedades y de la comunidad mundial. El ecosocialismo planetario encontró en el franco-brasileño Michael Löwy su más brillante formulador (O que é ecossocialismo?, disponible en la red). Tendremos, como reafirma la Carta de la Tierra, así como la encíclica del Papa Francisco «sobre el cuidado de la Casa Común», un modo de vida verdaderamente sostenible, y no sólo un «desarrollo» sostenible.

Al final, pasaremos de una sociedad industrial/consumista a una sociedad de sustentación de toda la vida con un consumo sobrio y solidario; de una cultura de acumulación de bienes materiales, a una cultura humanístico-espiritual en la que los bienes intangibles como la solidaridad, la justicia social, la cooperación, los lazos afectivos, y no en última instancia la amorosidad y la logique du coeur (la lógica del corazón), estarán en sus cimientos.

No sabemos qué tendencia predominará. El ser humano es complejo, indescifrable, y se mueve por la benevolencia, pero también por la brutalidad. Está completo pero aún no está totalmente (terminado). Aprenderá, a través de errores y aciertos, que la mejor configuración para la coexistencia humana con todos los demás seres de la Madre Tierra debe estar guiada por la lógica del propio universo: éste está estructurado –como nos dicen notables cosmólogos y físicos cuánticos– según complejas redes de inter-retro-relaciones. Todo es relación. No existe nada fuera de la relación. Todo se ayuda «mutuamente» para seguir existiendo y poder co-evolucionar. El propio ser humano es un rizoma (bulbo de raíces) de relaciones en todas las direcciones.

Tiempos de crisis como el nuestro, de paso de un tipo de mundo a otro, son también tiempos de grandes sueños y utopías. Ellas son las que nos mueven hacia el futuro, incorporando el pasado pero dejando nuestra propia huella en el suelo de la vida. Es fácil pisar la huella dejada por otros, pero ella no nos lleva a ningún camino esperanzador. Debemos hacer nuestra propia huella, marcada por la inagotable esperanza de la victoria de la vida, porque el camino se hace caminando y soñando. Así pues, caminemos. (Leo Boff scripsit)


Otros asuntos de Blogs
Más asuntos de Blogs
Últimas remembranzas
Van Gogh habla del amor necesario 
Sabernos responsables solidarios
Somos responsables del demoledor cambio climático
Espero que todos sigamos en la búsqueda
Desde que te fuiste Ya no hay flores en la tierra. 
Antonio Texeira, Emmy al mejor presentador de noticias en Estados Unidos:
Cómo prologar satisfactoriamente la vida
La Amazonía no pertenece a un país, es patrimonio universal
Reglas de vida
No pongamos vallas al Espíritu que está actuando
Meditación de la luz: camino oriental y occidental
Nadie se va del todo
Una lectura de ciego de la encíclica ecológica Laudato sí.
¿Qué virtudes asumir ante el colapso que padecemos?
Nos alzaremos de nuevo
Saber soltar, no agarrar
Pasará esta pandemia como reacción de la madre tierra
Nacemos para encontrarnos: la vida es el arte del encuentro
Esta pandemia puede despertar en nosotros lo humano

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Pensamiento mágico-religioso, astros y dioses,cuando la prioridad no era sobrevivir a las epidemias
Complejidades del saber, una revisión ante las ciencias de los sistemas adaptativos
Comunicación para juristas
La Renta Básica
Mi heroína eres tú. ¿Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19?
"Contagio" y "La Peste", pandemias de ficción, se convierten en virales y en causas de aprendizaje
TESIS Y TESINAS
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
1 Radical Lumpers (Sobre las diferencias raciales)
2 El Gobierno plantea la ampliación de los ERTE hasta diciembre, como pidieron los economistas
3 Últimas remembranzas
4 Por otra investigación educativa y social:mirar como autores y no espectadores de la transformación
5 Mejor información,vía contra el suicidio,aún primera causa de muerte por motivos externos en España
6 Profesores monjes y profesores cortesanos
7 El nuevo paradigma del mundo laboral
8 Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
9 La Agenda España Digital 2025 movilizará inversión pública y privada por 70.000 millones de euros
10 Las carpetas rojas del zulo - Expediente Royuela
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Por otra investigación educativa y social:mirar como autores y no espectadores de la transformación
Así consiguen los fabricantes vender coches más contaminantes
Las big-tech acaparan información de todos y no dan siquiera la de sus ingresos allí donde operan
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS