lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl Papa abomina de los corruptos
Cristianos y sacerdotes de doble vida, "peor que pecadores"

El Papa abomina de los corruptos

Redacción
El Papa Francisco abominó hoy de cristianos y sacerdotes corruptos, a los que recordó el juicio de Jesús como peor que pecadores, y merecedores de ser lanzados con una soga al mar. Sube así otro escalón en el nivel de aceptación de la opinión pública, nuevamente a riesgo de bajarlo en la consideración de los hasta ahora doctores de la Iglesia.

El repudió papal de los corruptos, avanzado por la organización Manos Unidad al no trabajar con Gobiernos para evitar la corrupción, llega apenas de nuevo varias semanas después del informe Global de la Corrupción 2013 de Transparency International, según la cual una de cada cinco personas en el mundo pagan sobornos a cambio de servicios educativos, lo que afecta a este i nstrumento de igualdad, justificia y otros valores humanos. Un dato que se dispara a uno de cada tres en las zonas más pobres del mundo, aunque el fenómeno tiene muchas manifestaciones en el mundo educativo

Ya el pasado 27 de julio en Río de Janeiro Francisco arremetió contra la corrupción en los políticos y la inbcoherencia en los sacerdotes. Hoy, en el sermón de su misa matutina, que celebró en la capilla de la residencia vaticana de San Marta, el Papa  reflexionó sobre el pasaje bíblico en el cual Jesús advirtió a quienes provocan escándalos, caso de los cristianos corruptos y que llevan una "doble vida" , aquellos que por un lado son benefactores de la Iglesia católica y por otro roban al Estado o a los pobres.

En el sermón de su misa matutina, que celebró en la capilla de la residencia vaticana de San Marta, reflexionó sobre el pasaje bíblico en el cual Jesús advirtió a quienes provocan escándalos. Según el pontífice existen diferencias entre los pecadores y quienes escandalizan, porque los primeros se arrepienten, piden perdón, se sienten débiles y se humillan. Pero los responsables de los escándalos no se arrepienten, continúan pecando pero actúan como si fuesen católicos. "Y la doble vida de un cristiano hace tanto mal" , lamentó.

"¡Yo soy un benefactor de la Iglesia! Pongo la mano en el bolsillo y doy a la Iglesia. Pero con la otra mano roba: al Estado, a los pobres… roba. Es un injusto. Esto es doble vida" , dijo."Y esto merece, lo dice Jesús, no lo digo yo, que le aten al cuello una piedra de molino y sea tirado al mar. No habla de perdón aquí" , refirió.

Precisó que ese tipo de personas engañan y donde existe el engaño no existe el espíritu de Dios. Esa es la diferencia entre un pecador y un corrupto, por lo tanto quien tiene una doble vida es un corrupto, sostuvo. Para el Papa todos deben decirse pecadores, porque todos los son, pero no corruptos ya que este tipo de personas está fijo en un estado de suficiencia, no sabe qué es la humildad.

Recordó que Jesús, a esos corruptos, les decía: "sepulcros blanqueados" , es decir que son bellos en el exterior pero adentro están "llenos de huesos, muerte y putrefacción" . Estableció que la vida del corrupto es una "podredumbre pintada" y a ellos Cristo no los llamaba pecadores, sino hipócritas. "Y un cristiano que se dice cristiano, pero no hace una vida de cristiano, es uno de estos corruptos. ¡Todos conocemos a alguien en esta situación y cuanto mal hacen a la Iglesia!" , indicó. "¡Cristianos corruptos, sacerdotes corruptos (…) cuánto mal hacen a la Iglesia! Porque no viven el espíritu del evangelio, sino el de la mundanidad" , apuntó.

El precedente de Río

En el sermón precedente de Río el pasado 27 de juluio, el Papa Francisco aseguró que, por medio de la Cruz, Jesús se une a "tantos" jóvenes que ya no confían en los políticos debido a la corrupción y también a aquellos que han perdido la fe por la "incoherencia" de los cristianos y de los ministros del Evangelio. "¡Cuanto hacen sufrir a Jesús nuestras incoherencias!", ha improvisado.

"En ella (la Cruz) Jesús se une a tantos jóvenes que han perdido su confianza en las instituciones políticas porque ven egoísmo y corrupción, o que han perdido su fe en la Iglesia, e incluso en Dios, por la incoherencia de los cristianos y de los ministros del Evangelio",subrayó en el Viacrucis que se celebró en la Playa de Copacabana.

Ante cientos de miles de jóvenes, Francisco también indicó entonces que Jesús con su Cruz se une "al silencio de las víctimas de la violencia, que no pueden ya gritar, sobre todo los inocentes y los indefensos"; a "las familias que se encuentran en dificultad, que lloran la pérdida de sus hijos, o que sufren al verlos víctimas de paraísos artificiales como la droga"; a "todas las personas que sufren hambre en un mundo que cada día tira toneladas de alimentos"; y a quien "es perseguido por su religión, por sus ideas, o simplemente por el color de su piel". 

 

De interés

Artículos Relacionados