lunes,8 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEmpresas y RSCEl potencial de las empresas del 4° Sector para cumplir los ODS...
Asembis (Costa Rica), Banco Solidario ( Ecuador), Échale a tu casa (México), Energe (Argentina), La Fageda (España), Mayu (Perú), Natura (Brasil), Grupo MI y Triciclos (Colombia)

El potencial de las empresas del 4° Sector para cumplir los ODS 2030, reafirmado en 9 casos de Iberoamérica por SEGIB y UPM

El potencial de las empresas del 4° Sector para cumplir los objetivos de desarrollo sostenible (ODS 2030) ha sido reafirmado en 9 casos de éxito en Iberoamérica por un estudio de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), titulado 'Las empresas del Cuarto Sector y los ODS en Iberoamérica', presentado hoy en Madrid,

La investigación, presentada este 10 de noviembre de 2020, año y medio después de estimar SEGIB y el Instituto de Empresa que hay más de 170.000 empresas iberoamericanas del ‘cuarto sector’ y son claves en cumplir los ODS 2030, se titula Las empresas del Cuarto Sector y los ODS en Iberoamérica.. Análisis de su impacto sobre los ODS a través de 9 Casos de Estudio.

Una de sus conclusiones es que estas empresas iberoamericanas tienen un impacto medible en 15 de los 17 objetivos de la Agenda 2030, entre ellos Fin de la pobreza (ODS 1), Salud y bienestar (ODS 3), Igualdad de género (ODS 5), Trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8), Reducción de las desigualdades (ODS 10), Ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11) y Producción y consumo responsables (ODS 12).

También concluye el estudio que el  potencial de contribuir al conjunto  de ODS de una organización es mayor cuanto más integradas están en su propuesta de valor, de manera equilibrada, las dimensiones económica, social y ambiental, tal y como refleja el análisis de los perfiles de integralidad de las empresas. Pero el estudio advierte que no existe consenso sobre lo que se entiende por impacto dentro de la cadena causal de los resultados de la actividad de las organizaciones analizadas y tampoco una cultura de medirlos de manera sistemática. Para muchos indicadores y variables de impacto analizadas, no se dispone de benchmarks claros que permitan caracterizar las contribuciones relativas de las organizaciones. Sin embargo, la identificación y estimación de los impactos que producen las organizaciones es el paso clave para poder medir la contribución de las empresas a las metas de los ODS.

La SEGIB y UPM analizaron los casos de nueve empresas de muy diversos sectores: Energe (energía, Argentina), Natura (cosméticos, Brasil), Triciclos (reciclaje, Chile), Grupo Mi (educación, Colombia), Asembis (salud, Costa Rica), Banco Solidario (finanzas, Ecuador), La Fageda (alimentación, España), Échale (vivienda, México) y Mayu (telecomunicaciones, Perú).El estudio de cada caso se ha centrado en analizar el desafío que enfrentan las “empresas con propósito”, sus modelos de negocio exitosos, la propuesta de valor declarada y el potencial de cambio sistémico a nivel ambiental, social y económico.

Todas ellas forman parte del llamado Cuarto Sector, un ecosistema que combina lo mejor de los tres sectores tradicionales (privado, público y sin ánimo de lucro) para desarrollar negocios que sean viables económicamente y contribuyan a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

En cada cada se analiza el desafío que enfrentan las “empresas con propósito”, sus modelos de negocio exitosos, la propuesta de valor declarada y el potencial de cambio sistémico a nivel ambiental, social y económico, en Asembis de Costa Rica, Banco Solidario de Ecuador, Échale a tu casa de México, Energe de Argentina, La Fageda de España, Mayu Telecomunicaciones de Perú, Natura de Brasil, Grupo MI de Colombia,  Triciclos de Colombia

Otra de sus conclusiones señala como posible tener un efecto económico, social y medioambiental positivo si las “empresas con propósito” cuentan con un marco jurídico acorde a sus necesidades. La creación de un ecosistema regulatorio favorable es algo que piden los propios consumidores al exigir, por ejemplo, salarios más dignos o acceso a servicios básicos.

Durante la presentación del estudio, la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, dijo que Iberoamérica está muy bien posicionada para aprovechar el inmenso potencial que encierra el Cuarto Sector. Pero añadió que es imprescindible “movilizar la colaboración institucional y público-privada para que este sector siga creciendo y disponga de mayores recursos. Hacen falta más leyes que tipifiquen y apoyen al Cuarto Sector. Es necesario que los gobiernos ofrezcan más ayudas a través de exenciones impositivas o acceso a contratos públicos, pero también exigiendo conductas al sector privado y a la ciudadanía”.

Las “empresas con propósito” (también conocidas como empresas B, sociales, de economía circular o de triple impacto; o bien cooperativas, mutualidades, sociedades laborales, compañías de comercio justo o bancos éticos) tienen cada vez más protagonismo en Iberoamérica. Actualmente representan según el primer estudio de la primavera de 2029  más del 6% del PIB regional y emplean a 10 millones de trabajadores.

Referencia bibliográfica:

SÁNCHEZ-CHAPARRO, T.; URQUIJO-REGUERA, J.; PIZARRO, F.; LARRAIN, F. (2020). LAS EMPRESAS DEL CUARTO SECTOR Y LOS ODS EN IBEROAMÉRICA. Análisis de su impacto sobre los ODS a través de 9 Casos de Estudio. SEGIB e ITD-UPM

Otra bibliografía:

-Banco Mundial y Organización Mundial de la Salud. (2017),  Tracking Universal Health Coverage: 2017 Global Monitoring 

-CEPYME-Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (2020). Barómetro de opinión,

-Osterwalder, A. (2004). The business model ontology a proposition in a design science approach (Doctoral dissertation, Université de Lausanne, Faculté des hautes  études commerciales).

-Sachs, J. D., Schmidt-Traub, G., Mazzucato, M., Messner, D., Nakicenovic, N., & Rockström, J. (2019). Six transformations to achieve the sustainable development goals. Nature Sustainability, 2(9), 805-814.

-SEGIB (2019). Las empresas con propósito y el auge del Cuarto Sector en Iberoamérica.

– Valladares, F. (2029). La biodiversidad nos protege de pandemias.

-Vives, A., Sostenible, D., & de Desarrollo, B. I. (2012). Cuarto sector: Hacia una mayor responsabilidad social empresarial. Revista de Responsabilidad Social sobre la Empresa, (12), 151-181.

-Weiss, C (1995). Nothing as Practical as Good Theory: Exploring Theory-Based Evaluation for Comprehensive Community Initiatives for Children and Families in ‘New Approaches to Evaluating Community Initiatives’. Aspen Institute.

 

De interés

Artículos Relacionados