miércoles,18 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl tifón de Filipinas vuelve las miradas hacia el cambio climático, aunque...
Sólo la capital de la isla más afectada lleva 10.000 muertos

El tifón de Filipinas vuelve las miradas hacia el cambio climático, aunque sin efectos políticos

Redacción
Naderev Sano, representante de Filipinas en la Cumbre del Clima, desarrollada estos días en Varsovia, ha comenzado un ayuno para reclamar medidas concretas contra el calentamiento global, al que ha responsabilizado del tifón, causante según la ONU de más de 10.000 muertos sólo en la ciudad de Tacloban, capital de la isla de Leyte, la zona más afectada. También la prensa resalta que es otro desastre previsto por la ciencia y no por la política, además de incrementado por la pobreza.

"Todo está destruido", señaló ayer el general estadounidense Paul Kennedy, que llegó a la isla con noventa marines y dos aviones con alimentos y material médico, en una avanzadilla de la ayuda anunciada.

Los supervivientes del tifón Haiyan deambulan por las zonas afectadas en busca de alimentos y agua, tres días después de que arrasara las provincias centrales de Filipinas. La situación evoluciona muy lentamente por la magnitud del tifón que ha destruido gran parte de las infraestructuras dificultando las tareas de rescate. Buena parte de las zonas arrasadas sigue fuera del alcance de las autoridades, y por el momento es imposible cuantificar el número de víctimas de la catástrofe.

Países y organizaciones de todo el mundo empezaron a enviar ayuda a Filipinas. La ONU desbloqueó 25 millones de sus fondos de emergencia, y su secretario general, Ban Ki-moon, ha prometido que las agencias especializadas "actuarán rápidamente para asistir a los necesitados". El secretario de Defensa de EEUU, Chuck Hagel, ordenó ayer el desplazamiento del portaaviones George Washington y otros barcos de la Armada para ayudar en las tareas de rescate y asistencia humanitaria.

España ha fletado dos aviones, uno de ellos salió anoche, con 55 toneladas de ayuda humanitaria en una operación realizada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), en colaboración con Cruz Roja Española y Acción contra el Hambre. El ministro de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, declaró a los periodistas en la base de Torrejón de Ardoz que Filipinas es un país "prioritario para España" y adelantó que la ayuda española tratará de dar cobijo a las víctimas "que lo han perdido todo". Además, la Fundación Reina Sofía, en colaboración con los laboratorios Normon, enviará medicamentos por valor de 300.000 euros a los damnificados por el tifón.

Los diarios reflejan en sus informaciones la magnitud de la tragedia y las dificultades para hacer llegar la ayuda. "La gente se morirá de hambre si la ayuda no llega pronto", resalta en su primera EL PAÍS. El mismo grito de auxilio refleja LA RAZÓN en su titular: "Si no llega la ayuda humanitaria pronto, morirán más personas". LA VANGUARDIA y EL PERIÓDICOdestacan la "desesperación" de la población ante la lentitud del reparto de la ayuda. En este sentido, ABC pone voz a los damnificados: "Lo peor no es el tifón, sino la falta de ayuda a los que sobrevivimos". Por su parte, LA GACETA dice que Filipinas se encuentra "en estado de calamidad" y "suplica ayuda a Occidente". Desde otra perspectiva, EL MUNDO pone el énfasis en las acusaciones del delegado de Filipinas en la Cumbre del Clima, responsabilizando del tifón a "la inacción ante el calentamiento".

Otro desastre previsto por la ciencia

En sus editoriales, la prensa resalta que se trata de otro desastre previsto por la ciencia y no por la politica, además de incrementado por la pobreza.

EL PAÍS recuerda que el acuerdo de Durban para crear un Fondo Verde del Clima, dotado con 100.000 millones de dólares, fue un paso muy importante. "El reto ahora es determinar de dónde van a salir esos fondos y cómo se van a distribuir. La lucha contra el cambio climático es uno de los pocos escenarios globales en los que Europa ha mantenido el liderazgo. Debe seguir ejerciéndolo, pero ella sola no cambiará el curso de la naturaleza herida que pide estadísticas a la altura del desafío".

EL MUNDO dice que "los científicos habían avisado hace mucho tiempo de lo que podía suceder en Filipinas como consecuencia del cambio climático". "La primera pregunta que cabe plantearse es si el Gobierno de Manila podía haber adoptado medidas preventivas para paliar el desastre". En este caso, dada la magnitud del tifón, combinado con la baja calidad de las edificaciones y las características del terreno, "era imposible luchar contra una fuerza devastadora de esta naturaleza". Además, la miseria ha acentuado sus efectos. Los expertos del panel de la ONU ya advirtieron en octubre que la elevación de la temperatura de los océanos iba a provocar un aumento en la intensidad de los tifones y los huracanes en zonas tropicales. Otros expertos rebaten esta tesis. Por ello, "es necesario seguir investigando y crear un consenso internacional para actuar cuanto antes, aunque ahora lo más urgente y necesario es ayudar a los filipinos a recuperarse de este tremendo desastre que, de nuevo, ponen en evidencia la fragilidad del ser humano ante las fuerzas incontrolables de la Naturaleza".

Por su parte, EL PERIODICO señala que la situación geográfica convierte a Filipinas en uno de los países con más riesgos de sufrir desastres naturales. "Sin embargo, son desastres a los que no resulta ajena la mano del hombre a través del impacto de su actividad en el calentamiento que registra el planeta". En el caso de este país hay que sumar pobreza y subdesarrollo, además de falta de infraestructuras. La urgencia ahora es la de comprometerse a la ayuda humanitaria y hacerla llegar donde se necesita. "Lo que urge es luchar efectivamente contra un cambio climático cuyos efectos son cada vez más demoledores, hasta el punto de que a los científicos se les ha quedado pequeña la escala para medir la fuerza de los ciclones y quieren añadir un nuevo peldaño para clasificar huracanes como el Haiyan"

 

De interés

Artículos Relacionados