martes,30 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEn plena de disputas entre EE.UU y China, Xi Jinping prometió recortar...
Liberalizar más mercado y proteger la propiedad intelectual

En plena de disputas entre EE.UU y China, Xi Jinping prometió recortar aranceles de los coches

Dung Tran
El Mandatario chino Xi Jinpng, en la inauguración del Foro de Boao para Asia, ha asegurado que China reducirá notablemente aranceles de los automóviles importados. Las presiones que ha dado Trump a Peikín parace que funcionaron. Después de las palabras del presidente chino, las acciones de los vehículos de automoción subieron en los mercados de valores, según investing.com.

Durante su discurso en el Foro de Boao para Asia o conocido como "Davos chino", Xi no hizo mencionar ni una vez el nombre de su homólogo estadounidense, Donald Trump, ni quiso hablar sobre las dispustas comerciales con su primer competidor Estados Unidos. Aunque en las últimas horas, China acaba de anunciar que quiere iniciar un proceso para denunciar a EE.UU ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por sus aranceles contra el acero y el aluminio.

"La puerta de China se está abriendo, no cerrando, y sólo se va a abrir más y más", afirmó en su discurso. Xi anunció una reducción significativa de los aranceles para los coches este año pero también nuevas medidas para proteger la propiedad intelectual.

El mandato chino trata de posicionar a China como un defensor del globalización, del libre comercio y la cooperación. Ha lanzado este mensaje una vez más como lo dijo en Foro de Davos real hace tres meses: "Algunos culpan a la globalización por el caos en nuestro mundo, pero nuestros problemas no son causados por la globalización" En este foro asiático hizo hincapié más esta idea, el cual dijo: "La globalización económica es una tendencia irreversible del momento".

Para reforzar más imagen de una China fiable, Xi planteó "China no busca el superávit comercial. Tenemos un deseo sincero de incrementar las importaciones y lograr un mayor equilibrio de los pagos internacionales en la cuenta corriente"

Esta idea desarrollada por el gobierno chino con intención de desvalorizar el imagen de EE.UU como el primer tren económico mundial, cambiándose así por una ecnomía China más responsable y no con tanta restricciones para los acuerdos comerciales como la política “Estados Unidos primero” de Doanld Trump.

En cuanto a las quejas de Washington sobre los problemas de propiedades intelectuales, Xi Jinping prometió también a empezar de reorganizar la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual para fortalecer el tema de la ley y que funcione este organismo con eficaz, como multar las falsificaciones.

"Una protección más efectiva de los derechos de propiedad intelectual es un requisito de las empresas extranjeras, y aún más de las chinas", subrayó. Algunas opiniones editoriales de la prensa española han sido: 

(EL PAIS) El resto de propuestas fueron más eufónicas que tangibles. Quizá admitiendo la frustración de las empresas occidentales, que se lamentan del trato desigual en China, sin que Pekín haya hecho hasta el momento grandes esfuerzos por corregirlo, aseguró que se pondrán en marcha “pronto”. Pero habrá que esperar a que los respectivos Ministerios empiecen a anunciar pasos prácticos, si es que no van a reducirse, como en el pasado, a una mera declaración de intenciones sin impacto sobre el terreno. Por el momento, Xi ha prometido también revisar la lista negra de sectores vetados a la inversión extranjera, en un plazo de seis meses; recuperar la desaparecida Oficina de Propiedad Intelectual, fomentar la competencia y evitar los monopolios.

(ABC) Tras el fuego cruzado de aranceles en el que se han enzarzado Washington y Pekín,Xi Jinping ha usado este importante foro económico para lanzar su primer mensaje público desde que estallara el conflicto con Trump, quien se ha propuesto rebajar los 400.000 millones de dólares (324.000 millones de euros) que suma el déficit comercial estadounidense con China. En lugar de entrar al trapo para responder a sus acusaciones de «competencia desleal», el presidente chino ha prometido aumentar las importaciones para equilibrar la balanza comercial. «China no busca tener superávit. Tenemos un deseo sincero de aumentar las importaciones y conseguir un mayor equilibrio de los pagos internacionales», leyó en su discurso de apertura del Foro, según informa la agencia de noticias Xinhua.De vista se ve que la estrategia de Trump y su equipo ha funcionado bien, después de tantas presiones que ha dado un mayor preocupación a los inversionistas mundiales. Ahora se ve el resultado favorablemente para Estados Unidos. Hay que recodar que Trump es un buen empresario y buen negociador además, lo sabe que China necesita más que EE.UU ahora un clima favorable para fomentar su ritmo de desarrollo económico.China en esta jugada también tiene sus instrumentos, así que la tensión ha bajado pero seguirán reclamando por las dos partes hasta que llueguen satisfacer sus intereses.

 

 

De interés

Artículos Relacionados