sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioIberoaméricaEl ingeniero mexicano Enrique Villa, doctor honoris causa de UPC por facilitar...
"El gran desafío para las nuevas generaciones será enfrentarse a una economía que no genera suficientes empleos, pero que exige mayores niveles de calificación"

El ingeniero mexicano Enrique Villa, doctor honoris causa de UPC por facilitar a 1.500 compatriotas cursar doctorado en este campus

La Universitat Politécnica de Cataluña (UPC) ha investido doctor 'honoris causa' este jueves al ingeniero mexicano y ex director del Instituto Politécnico Nacional (INP) de México Enrique Villa, por sus aportaciones a la educación superior y a la internacionalización, ya que ha sido impulsor de una intensa colaboración académica y científica entre ambas instituciones y países. El acto ha tenido lugar en el Auditorio del edificio Vèrtex, en Barcelona, en el marco de la conmemoración del 50 aniversario de la Universidad, y se ha emitido en directo por YouTube.

El ingeniero mexicano Enrique Villa, director del IPN de México de 2003 y 2009 y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) de 2011 a 2011, dijo en su discurso de investidura: Tan elevada distinción es un gran orgullo, por el gran valor académico que simboliza, al provenir de una institución con tan alto grado de reconocimiento internacional, y será por mucho el mejor legado que dejaré a mis descendientes. Reconocimiento también al equipo de trabajo que, a lo largo de mi vida profesional, me ha acompañado y ha compartido su experiencia y sus ideas sobre la educación superior.

Enrique Villa realizó algunas reflexiones sobre la educación y la pertinencia, la vinculación y la innovación: El gran desafío para las nuevas generaciones de titulados de la educación superior será enfrentarse a una economía que no genera el suficientemente número empleos, pero que, paradójicamente, exige mayores niveles de calificación.

Ante la crisis actual y la incertidumbre generada por la pandemia, el ingeniero mexicano ha defendido que las instituciones de educación superior no pueden y no deben renunciar a su papel básico como centros de estudio (…) Eso significa que, con mayor vigor, deberán escudriñar la situación actual y colaborar en el diseño de posibles soluciones transformadoras y creativas que permitan superar la difícil situación que hoy se vive.

La propuesta de investir a Enrique Villa doctor honoris causa ha sido impulsada por la Escuela de Doctorado de la UPC: el otorgamiento de la distinción, aparte de reconocer la trayectoria profesional del ingeniero mexicano, también quiere reconocer su labor en el impulso del intercambio académico entre la UPC y México. Tal y como se destaca en la propuesta de investidura, aprobada por el Consejo de Gobierno el 1 de abril: Desde sus responsabilidades académicas y políticas, y siempre guiado por criterios de excelencia académica y científica, Enrique Villa ha procurado que más de mil quinientos estudiantes mexicanos hayan podido realizar sus estudios de doctorado, y en los últimos años también de máster, en la UPC. Este importante flujo de estudiantes ha creado una comunidad que, con los años, ha situado a nuestra Universidad como un lugar de referencia entre los mexicanos que quieren cursar estudios de posgrado en EuropaEl acto de investidura se enmarca en los actos de celebración del 50 aniversario de la Universidad

La propuesta ha recibido el apoyo de diferentes investigadores e investigadoras de la UPC –Joan Serrat, José Maria Baldasano, Mateo Valero, Francesc Solé-Parellada, Albert Ledesma, Ulises Cortés y Ana Pérez-Neira– y de diversas personalidades externas, como Senén Barro, ex director de la Universidad de Santiago de Compostela, o Mario Alberto Rodríguez Casas, ex director general del IPN, entre otros.

José Enrique Villa Rivera (Sinaloa, México, 1951) cursó estudios de Ingeniería Química Industrial en la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México. Licenciado y doctor en Ciencias Petroleras en el Instituto Francés del Petróleo en Rueil-Malmaison (Francia), volvió a su alma mater donde asumió la dirección de Estudios de Postgrado e Investigación durante los años 1989-1998, la coordinación general de Vinculación de 1993 a 2000 y la secretaría académica de 2000 a 2003.

Nombrado director general del Politécnico en 2003, durante los seis años de mandato impulsó un proceso de transformación institucional, modernización en la gestión y de las capacidades científicas y tecnológicas de la institución. Realizó inversiones en obras y equipamiento, y la consolidación del campus virtual, consiguiendo un crecimiento de la matrícula, del número de investigadores reconocidos por el Sistema Nacional de Investigadoras y la incubación y preincubación de 940 empresas.

Director general del Instituto Mexicano del Petróleo de 2010 al 2011, también dirigirá, de 2011 a 2013, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) del gobierno mexicano, desde donde potenciará el sistema de becas para fomentar la movilidad internacional de los estudiantes. Desde enero de 2017 es secretario de Educación Pública del Gobierno del Estado de Sinaloa (México), presidente del Patronato de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) , una de las principales universidades mexicanas, y consultor independiente.

Estrechando lazos con la UPC

Aparte de la brillante trayectoria académica y de gestión, Enrique Villa también ha tenido un importante papel para el fomento de las relaciones entre el IPN, el gobierno mexicano y la UPC. De hecho, fue el promotor del acuerdo, activo desde 1994, entre IPN y la UPC, que ha fomentado el intercambio académico y de investigación entre ambas instituciones. Como secretario académico del Politécnico, ayudó a formalizar el primer convenio de becas CONACyT-UPC (la UPC fue la primera universidad española en tenerlo, en 1995). Desde entonces, CONACyT y otras agencias mexicanas han financiado los estudios de doctorado de cientos de estudiantes mexicanos en la UPC.

También facilitó la creación del doble diploma de máster entre el Centro de Investigación en Computación del IPN y la Facultad de Informática de Barcelona (FIB) de la UPC. También ha promovido proyectos de investigación conjuntos, algunos financiados por la Unión Europea, acciones académicas conjuntas, y cursos y conferencias impartidas por investigadores de la UPC por toda la geografía mexicana. Asimismo, apoyó la creación de las Jornadas de Cooperación CONACyT-Catalunya.

Reconocimiento académico internacional

Por su labor para el fomento de políticas de promoción de la educación superior, la ciencia, la tecnología y la innovación, ha sido reconocido por diferentes instituciones: ha sido investido doctor honoris causa por el Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas (INSA) de Lyon (Francia), la Universidad Nacional de Ingeniería de Nicaragua, la Universidad Autónoma de Sinaloa y la Universidad Autónoma de Chiapas. El gobierno de Francia le otorgó la Orden Nacional de la Legión de Honor en Grado de Caballero en 2006, y en 2008 recibió la Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

También le han otorgado el Premio de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) por su aportación a la educación superior de México, en 2010; la distinción ‘Sentimentos de la Nación’ por el Honorable Congreso del Estado de Guerrero (México), en 2008, y la Medalla Lázaro Cárdenas del Río por el Instituto Politécnico Nacional, en 2011. Asimismo, fue presidente de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado (AUIP) para México y el Caribe.

Villa pertenece a diversas asociaciones de profesionales en México, entre las que destacan: la Academia de Ingeniería, la Academia Panamericana de Ingeniería, el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos (IMIQ) y el Colegio de Ingenieros Petroleros. Es miembro honorífico del Colegio de Ingenieros Civiles y de la Sociedad Mexicana de Geografía e Historia y secretario del Patronato de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Lazos con Cataluña

En el terreno privado, Enrique Villa está íntimamente relacionado con Cataluña. Su pareja, Alba Martínez Olivé, desciende de una familia republicana de Montblanc, en Tarragona, que tuvo que marcharse de Cataluña y se exilió en México, desde donde siguió su militancia en el partido comunista

De interés

Artículos Relacionados