lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaFacebook afronta la mayor crisis de una digital con promesas de impedir...
Tras perder un 14%en el escándalo que analizamos hace6 meses

Facebook afronta la mayor crisis de una digital con promesas de impedir otras fugas masivas de datos

Redacción
Facebook afronta esta última semana de marzo nuevos días decisivos tras desplomarse su valor bursátil un 14% en los cinco últimos días cotizados, de manera que pierde pierde más de un 18% desde su máximo de 195 dólares, tras el escándalo de la filtración de datos de 50 millones de usuarios para su uso en la campaña electoral de Donald Trump, a través de la empresa Cambridge Analytica. Zuckerberg intenta superar la mayor crisis de una digital con promesas de impedir otras fugas masivas de datos.

El caso, calificado este fin de semana por la revista The Económist de "fracaso épico" con la portada que ilustra esta información, fue revelado en España por Ibercampus hace 6 meses,  el pasado 1 de octubre, en el artículo titulado "La política, ya invadida por propaganda basada en inteligencia artificial, texto que tras su presentación sobre la victoría de Trump y el Brexit decía:

Aprovechando la manipulación emocional automatizada junto a enjambres de robots, las publicaciones invisibles de Facebook, los test A B y redes de noticias falsas, una empresa llamada Cambridge Analytica ha activado una máquina invisible que aprovecha las personalidades de los votantes individuales para provocar grandes cambios en la opinión pública. Muchas de estas tecnologías se han utilizado por separado anteriormente con cierto efecto, pero juntas forman una máquina de manipulación de votantes casi impenetrable que se está convirtiendo rápidamente en el nuevo factor decisivo en las elecciones alrededor del mundo. Hay una nueva máquina de propaganda automatizada que conduce la política global. Cómo funciona y qué significará para el futuro de la democracia es lo que se analiza en este artículo….

Además de los problemas reguladorios en Europa y otras zonas ante estas violaciones de la privacidad por las que tendrá que responder Facebook, en los próximos días deberá afrontar la demoledora portada del The Economist, que empìeza así su análisis de lo sucedido: "El año pasado surgió la idea de que Mark Zuckerberg podría postularse a la presidencia en 2020 y buscar liderar el país más poderoso del mundo. En la actualidad, el fundador de Facebook está luchando por demostrar que es capaz de liderar la octava empresa más grande del mundo o que cualquiera de sus 2.100 millones de usuarios debería confiar en ella".

"Zuckerberg tardó cinco días en responder y, cuando lo hizo, admitió que Facebook había dejado a sus usuarios en el pasado, pero parecía no haberse dado cuenta de que su negocio enfrenta una crisis más amplia de confianza", continúa el artículo del prestigioso medio. Y añade: "Después de meses de hablar de propaganda y noticias falsas, los políticos en Europa y, cada vez más, en los Estados Unidos ven Facebook fuera de control y en negación.El Congreso quiere que él testifique".

La magnitud del escándalo llevó también a los líderes de la Unión Europea (UE), reunidos en una cumbre este fin de semana en Bruselas, a instar a las redes sociales a garantizar "prácticas transparentes" yla "plena protección de la privacidad" de ciudadanos y datos personales.

"La privacidad de los ciudadanos y los datos personales tienen que protegerse totalmente. Nos tomamos este tema muy en serio. La UE y la legislación europea debe respetarse y ejecutarse", afirmó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El texto de The Economist agrega: "Según el Centro de Investigación Pew, un grupo de expertos, la mayoría de los estadounidenses dicen que desconfían de las empresas de redes sociales. El señor Zuckerberg y su industria necesitan cambiar, rápido".

LLamada de atención a otras grandes digitales

Pero su última frase es además una llamada de atención no solo a este gigante y otros, como entre nosostros Telefónica y su famosa "cuarta plataforma" : Facebook parece pensar que solo necesita modificar su enfoque. De hecho, ella y otras empresas que vampirizan datos de los consumidoresconsumo, deben suponer que todo su modelo comercial está en riesgo. A medida que los usuarios se informan mejor, esa alquimia de tomar sus datos sin pagarlos y manipularlos con fines de lucro puede morir. Las empresas pueden necesitar compensar a las personas por sus datos o dejarles que paguen por utilizar plataformas sin anuncios. Los beneficios no vendrán tan fácilmente, pero la alternativa es dura. Si Facebook termina como una utilidad regulada con sus retornos de capital limitado, sus ganancias pueden caer un 80%. ¿Qué le parece, señor Zuckerberg?

Zuckerberg ha tardado en dar la cara 5 días desde que empezó a desplomarse el valor, y casi seis meses desde que publicó el escándalo Ibercampus.es. Lo hizo a través de una controlada entrevista en la CNN, donde empezó pidiendo perdón, sin después salirse del guión que ya había establecido horas antes en su mensaje oficial en redes sociales. Ante las amenazas de regulación que planean sobre Facebook, ha preferido desviar la atención mostrándose abierto a ellas, pero desviando el debate para poner el foco sobre otras regulaciones concretas como la de la publicidad online.

En otras palabras: Zuckerberg intenta sembrar la idea de que todos estos problemas son ya cosas del pasado y que ellos ya llevan unos años trabajando en soluciones para que no se vuelva a repetir. Pero sus explicaciones no parecen haber convencido demasiado,a juzgar por las ulteriores caídas bursátiles.

"Nuestra responsabilidad ahora es la de asegurarnos de que esto no vuelva a pasar de nuevo, y creo que hay unas cuantas cosas básicas que deberíamos hacer para asegurarnos de ello", ha añadido. "Una es asegurarnos de que los desarrolladores no tengan acceso a tanta información, por lo que vamos a hacer tomar una serie de medidas para restringir el acceso a la información a la que pueden acceder".

El creador y principal dueño de Facebook también ha dicho que planean crear una herramienta para permitir que los usuarios puedan ver si su información personal ha sido comprometida, y que notificarán a los usuarios si alguna de sus aplicaciones está haciendo cosas sospechosas. Son cosas, según ha dicho, que vistas desde la perspectiva actual se arrepiente de no haber hecho hace tiempo, pero asegura que están comprometidos en hacer bien a partir de ahora.

Zuckerberg considera un error haberse fiado tanto de los desarrolladores de Cambridge Analytica. La periodista de la CNN le preguntó por qué no siguieron investigando una vez Cambridge Analytica les dijo que ya no tenían los datos para asegurarse de que decían la verdad. Zuckerberg admitió que fue un error fiarse sólo de un certificado legal, y que quizá confió demasiado en los desarrolladores.

En la entrevista también se habló de otro de los quebraderos de cabeza de Facebook los últimos años: las interferencias rusas mediante las denominadas "Fake News". Sobre eso, y ante la insistencia de la periodista, Zuckerberg admitió que en 2016 no estuvieron a la altura de las circunstancias.Sin embargo, añadió que desde entonces han estado probando nuevas herramientas con las que combatir las interferencias de los bots rusos, y sistemas de inteligencia artificial para detectar cuentas falsas que intenten difundir información engañosa. Asegura que tienen la responsabilidad de combatir estas actividades, por lo que dice que harán todo lo posible para proteger de los trolls las elecciones de cualquier país.

En cuanto a la finalidad de estos trolls, Zuckerberg no se mostróo convencido de que su objetivo final sea manipular elecciones, haciendo referencia a los datos internos de la red social para sugerir que lo que quieren es sembrar divisiones entre los usuariosen algunos temas de interés.

Debate sobre las regulaciones y la fiscalidad de las grandes digitales

En cuanto a las regulaciones, ha surgido el debate de si deberían aprobarse leyes para regular plataformas de impacto como Facebook, y Zuckerberg sorprendió al mostrarse abierto a estas regulaciones: "En realidad, no estoy seguro de que no debamos ser regulados. Creo que la tecnología en general es una tendencia cada vez más importante en el mundo", dijo. "Creo que la pregunta es ¿cuál es la regulación correcta en lugar de 'sí o no' deberíamos estar regulados?" Y al preguntarle sobre cuál es la regulación correcta, Zuckerberg puso el foco sobre la publicidad online, que considera que debería estar regulada para ser tan transparente como la de prensa y televisión.

Con independientemente de que el Gobierno americano acabe haciendo estas regulaciones o no, Zuckerberg aseguró que ellos están creando herramientas para mejorar la transparencia de la publicidad. "La gente debería saber quién hay detrás de los anuncios que pueden ver en Facebook".

La Comisión Europea aprobó el jueves el proyecto de directiva que pretende acabar con el agujero fiscal provocado en Europa por la actividad de las grandes multinacionales del sector digital. La nueva norma permitirá a los países de la Unión someter a gravamen la facturación de esas compañías en sus territorios aunque no tengan presencia física en los mismos. Bruselas propone una horquilla de entre el 1% y el 5%, aunque sugiere que todos los países adoptarán un tipo común del 3% para evitar la competencia fiscal entre ellos.

El impuesto, que viene impulsado por las mayores economías (Alemania, Francia, Reino Unido Italia y España), porque las compañías digitales explotan sus mercados sin apenas dejar ingresos fiscales, gravará todos tipos de ingresos brutos: los derivados de la rentabilización de los datos de los usuarios (a través de la publicidad o por la venta de esos datos a terceros) y los de las plataformas de intermediación (como las de hostelería o transporte).

Bruselas calcula que con un tipo de 3% se ingresarían unos 4.800 millones de euros entre los 28 países de la Unión. Afectará a las empresas del sector digital con una facturación mundial de más de 750 millones de euros y una facturación en Europa de más de 50 millones de euros.

La Comisión Europea propone una 'solución temporal', aplicable desde el principio: un impuesto del 3% sobre los ingresos de la venta de espacios publicitarios ( como Google), transferencia de datos (como Facebook) y actividades comerciales entre usuarios y empresas (como Uber), aplicable a empresas con una facturación global de más de 750 millones de euros y de más de 50 millones en Europa. Bruselas estima ingresos de al menos 5 mil millones al año.

La propuesta ya está afectada por una notable controversia que hace que los observadores cuestionen su viabilidad. "No es una medida fiscal  “anti-estadounidense” se apresuró a aclarar el Comisario Pierre Moscovici, en una rueda de prensa en Bruselas, señalando que había explicado este concepto al secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

El impuesto "garantiza que las actividades que no están sujetas a impuestos comiencen a generar ingresos inmediatos para los Estados miembros", explica Bruselas. Y ayuda a "evitar acciones unilaterales" que crearían un "mosaico de respuestas nacionales que dañarían nuestro mercado único".

El impuesto es indirecto, se aplica a ciertos tipos de ingresos y es una medida temporal, que vale hasta que haya una reforma integral que resuelva el problema de las grandes empresas digitales que eluden a los recaudadores.

Los estados se han movido de manera desigual. Italia lo introdujo en su Ley de Presupuestos, pero aún no ha implementado los decretos necesarios para hacerlo realidad. Mientras tanto, Francia, Alemania y España han presionado para que la Comisión adoptará una decisión. Holanda, Luxemburgo, Irlanda, Malta y Chipre, los más laxos sistemas fiscales están en contra.

En general, la medida europea es considera una solución improvisada, a la espera de un acuerdo internacional con el G20, que se reunió días pasados en Buenos Aires a nivel de ministros, para preparar la cumbra de jefes de Estado para el próximo verano, sin llegar a acuerdo alguno tampoco en este aspecto.

De interés

Artículos Relacionados