lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaFalta coherencia al aplicar tecnologías educativas: ¿habilidades o conocimiento?
Informe para Modernizar la Enseñanza Superior

Falta coherencia al aplicar tecnologías educativas: ¿habilidades o conocimiento?

Redacción
xpertos en educación consideran que las capacidades que más se valorarán en la escuela del futuro serán las habilidades personales e interpersonales en detrimento del conocimiento académico, según revela la encuesta ´¿Cómo será la escuela en 2030?´ realizada por la Cumbre Mundial para la Innovación en la Educación (WISE, por sus siglas en inglés) entre 645 representantes de su comunidad.

Así, un 75 por ciento de los expertos entrevistados considera que la educación del futuro se centrará en elfomento de las capacidades propias de cada alumno, frente a un 42 por ciento que mantiene que el conocimiento seguirá siendo central para los alumnos. 

En el informe, el Grupo, presidido por Mary McAleese, expresidenta de Irlanda, recomienda, en líneas generales, orientar mejor los recursos destinados a promover el desarrollo y el uso de métodos más flexibles de enseñanza y aprendizaje digitales en la enseñanza superior.

La encuesta indica que los sistemas educativos sufrirán cambios importantes de cara al año 2030, con la transformación de las escuelas en entornos interactivos y con una modificación "profunda" del rol de los profesores debido a los avances tecnológicos y la innovación en los programas de estudio, que moldearán también el aprendizaje.

Respecto a la implementación de métodos innovadores en los centros educativos, el 93 por ciento de los expertos valoran positivamente la aplicación de nuevas técnicas de enseñanza y los procesos creativos. En este sentido, el informe muestra un "fuerte consenso" entre los encuestados en torno a la idea de que la innovación constituirá una parte integral del futuro de la educación.

Otro de los cambios que presentarán las colegios en el año 2030 serán los recursos online y las tecnologías en el estudio. Así, el 43 por ciento estima que el contenido en las aulas será proporcionado por plataformas digitales, frente a un 29 por ciento que cree que las escuelas tradicionales seguirán siendo la principal fiente de conocimiento.

No obstante, los expertos consideran que la innovación se manifestará de diversas formas, más allá del ámbito tecnológico. De esta forma, coinciden que la presencia física y la interacción entre los alumnos seguirán siendo indispensables en la educación del futuro.

Otras de las cuestiones que recoge la encuesta son la certificación y la evaluación. Para el 39 por ciento los títulos seguirán siendo el método principal de evaluación, mientras que el 37 por ciento mantiene que las certificaciones profesionales jugarán un papel más importante en la escuela de 2030.

Acceso a la recursos educativos, cada vez más libre

Según pone de relieve este informe, el acceso a recursos educativos de todo el mundo es cada vez más libre e interactivo, y va más allá de la simple conferencia online. Con los medios digitales, la enseñanza y el aprendizaje pueden adaptarse mejor a las necesidades de cada estudiante; los avances en el análisis del aprendizaje hacen que los profesores puedan reaccionar con más rapidez ante los resultados de los estudiantes y definir los ámbitos en los que es necesario un mayor apoyo.

Los métodos digitales están empezando a integrarse tanto en los campus como en la enseñanza online, pues muchos centros superiores europeos usan las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología. Sin embargo, demasiado a menudo la evolución depende de un reducido grupo de profesionales entusiastas y no se produce una incorporación estratégica coherente dentro de los centros o entre los países.

Tras un análisis detallado de la situación actual y de las buenas prácticas en toda la UE y fuera de sus fronteras, el Grupo de Alto Nivel ha definido itinerarios para apoyar la introducción de una educación basada en las nuevas tecnologías.

Por último, el Grupo ha puesto de relieve la responsabilidad de las autoridades públicas en la creación de un entorno propicio para apoyar la introducción de las nuevas tecnologías en la educación, sin olvidar que son los centros de enseñanza superior los principales actores de los cambios.

De interés

Artículos Relacionados