viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadJusticia de Cataluña denuncia el reclutamiento de magistrados para la independencia
Llamadas a la participación y al voto útil en la prensa

Justicia de Cataluña denuncia el reclutamiento de magistrados para la independencia

Redacción
El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña denunció este viernes que el reclutamiento de magistrados para la independencia puesto en marcha por Artur Mas "compromete gravemente" la "confianza en el Poder Judicial", ya que "la protección de los derechos y libertades de los ciudadanos se encomendará a un número indeterminado de personas sin sujeción a los cauces previstos en la ley", según destaca en portada EL PAÍS.

El tribunal reclamó a la Generalitat que "exija las responsabilidades correspondientes" y que sancione al juez Santiago Vidal, suspendido tres años por participar en la redacción de la Constitución catalana. La Generalitat negó haber dado a Santiago Vidal el encargo del reclutamiento.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló que esa iniciativa atenta contra la Constitución y contra la independencia del Poder Judicial que, recordó, "es único e independiente", por lo que "no es posible crear uno propio".

El cierre de campaña en los diarios

Los periódicos españoles, que hasta el lunes pasado recogían encuestas que atribuyen mayoría absoluta de escaños a los soberanistas, reflejan este sábado el cierre de la campaña electoral para las elecciones autonómicas en Cataluña con llamadas a la participación y al voto útil, con diferentes subrayados y matizaciones. También aparecen algunos nuevos riesgos de la independencia. Los inversores no creen que el 27S desemboque en la secesión de Cataluña, sea cual sea el resultado, aunque sí se preparan para más volatilidad, según CINCO DÍAS. Pero el 25% de las sociedades extranjeras saldrían de Cataluña con la secesión, dice EL ECONOMISTA.

EL PAÍS titula en páginas interiores: "Mas se apunta el éxito de que el 27-S sea un plebiscito", al tiempo que "los partidos no soberanistas fían todo al voto masivo". 

El MUNDO comienza su información con el titular a toda página: "Sarkozy bendice la unidad". También hace alusión a que "Iceta confía en que el tirón del PSOE en el ´cinturón rojo´ le ayude a parar a C´S y a liderar la oposición". Según este diario, "Junts pel Sí pide ´hacer historia´ en un mitin encendido y dominado por el fervor patriótico".

ABC subraya que "Rajoy y Sánchez acercan posturas para frenar a los separatistas tras el 27-S", haciendo hincapié en que "el Gobierno ve un ´viraje´ en el mensaje del PSOE. Este rotativo subraya que Junts pel Sí celebró su mitin final con "una fiesta al grito de ´no más súbditos´".

En portada, LA VANGUARDIA titula: "El sí exhibe fuerza y Rajoy pide el voto en catalán", mientras que "PSC, Catalunya Sí que es Pot, C´s y Unió se disputan al máximo el voto metropolitano". En páginas interiores, este rotativo subraya que "el independentismo echa el resto". 

EL PERIÓDICO, bajo el epígrafe: "Mucho por decidir", señala que "los partidos cierran la campaña a la caza de los indecisos", con "discursos llenos de emociones para movilizar a los votantes". Este diario incide en que "Mas apela al ´alma de Catalunya para pedir un voto por ´la libertad´". Por otra parte: "Sarkozy defiende con el PP una España unida por una UE fuerte".

LA RAZÓN recoge en portada el mitin de cierre de campaña del PP bajo el titular: "Votar por la unidad de España". En la misma página recuerda que "Mas será imputado tras el 27-S cuando el juez del TSJC le llame a declarar por la votación ilegal del 9-N.

EL ECONOMISTA dice que "Artur Mas prepara una declaración el domingo desde el balcón del Palau, en lo que identifica como "una acción similar a la de los ´expresidents´ Frances Macià y Lluis Companys". También analiza este diario el coste de una posible secesión, con "más paro, caída del PIB y subida de impuestos".

Editoriales y tribunas

Las elecciones más importantes de la democraci( EL MUNDO): "Las elecciones autonómicas que se celebran mañana en Cataluña son las más importantes desde las primeras generales de 1977. Y lo son porque no está en juego la clásica alternancia de poder, sino el futuro de esa comunidad y del resto de España bajo la amenaza del independentismo que lideran Artur Mas y Oriol Junqueras". "Desgraciadamente la campaña que acabó anoche no ha servido para arrojar luz sobre las consecuencias de una proclamación unilateral de la independencia que, según el presidente de la Generalitat, es ya un objetivo irrenunciable. Por el contrario, los nacionalistas han logrado sembrar la confusión en el electorado gracias a una eficaz propaganda sembrada de falsedades, medias verdades y simplificación"."Mas ha actuado con una completa deslealtad al Estado, traicionando su compromiso de velar por la Constitución y las leyes vigentes y aprovechando su cargo para actuar siempre a favor de su causa partidista, envuelto en la bandera". "Si prosiguen su hoja de ruta soberanista, no hay duda de que se avecinan grandes tensiones en los próximos meses y de que el proyecto de convivencia de la Constitución de 1978 quedaría gravemente herido". Lo que está en juego es "un modelo de convivencia, basado en los valores de la Constitución y en los derechos fundamentales que tutela un Estado democrático frente a la concepción identitaria de los nacionalistas". "Unas elecciones de esta importancia requieren la movilización de quienes creen que juntos ganamos todos".

La crispación como bandera (ABC): La "insidiosa guerra de las banderas" provocada en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona por el dirigente de ERC Alfred Bosch "fue la plasmación de una calculada estrategia de final de campaña orientada a amplificar el conflicto social y la fractura entre los catalanes, en los que el secesionismo vive haciendo negocio de la manipulación sentimental e histórica". "Los catalanes son libres de votar en conciencia, incluso a favor de las tesis independentistas si las consideran legítimas. Pero no son libres de atribuir a sus dirigentes la prerrogativa de una vulneración flagrante de la ley". "Sólo una movilización masiva de esa mayoría a menudo silente que se siente catalana y española puede desbaratar el falso "plebiscito" organizado por los soberanistas, y demostrar que la independencia no es realizable. Ni conveniente para nadie". "Desde la crispación nunca se ha construido nada".

Un voto ineludible (LA VANGUARDIA): "Las elecciones que se celebran mañana no pueden dejar indiferente a nadie. Es mucho lo que se juega la sociedad catalana a partir de mañana como para quedarse en casa. El llamamiento a votar en esta ocasión no es sólo la apelación a ejercer un derecho, sino a cumplir con un acto de responsabilidad ineludible". Aunque con "momentos ásperos, tonos duros y algunas escenas prescindibles", la campaña electoral "ha concluido con normalidad, siguiendo pautas equiparables a las de cualquier democracia europea madura". "La dinámica política catalana discurre de forma pacífica y democrática, por lo que están fuera de lugar las alusiones grandilocuentes sobre una presunta deriva totalitaria de Catalunya". "Los valores que en una sociedad libre predisponen al diálogo, la negociación y el pacto deben seguir siendo la principal divisa de Catalunya. Es legítimo y respetable defender posiciones que no se ajustan a la Constitución y cuya realización práctica requiere su modificación. El límite está en el cumplimiento de la ley. Esa línea no debe ser traspasada en ningún caso". "Gobernar y pactar. Esas deben ser las premisas de cualquier ejecutivo que salga de las urnas mañana".

La campaña más intensa (EL PERIÓDICO) : Ha sido una campaña intensa, "pero sosegada y sin más incidentes que alguna pitada aislada y el episodio de la estelada en las fiestas de la Mercè de Barcelona". Como algunos pretendían se ha hablado poco de la última legislatura presidida por Artur Mas, y como consecuencia "la lectura de los resultados del domingo ha ganado protagonismo en la segunda semana de la campaña electoral". "Ha sido pues una campaña de alta tensión política, con consignas contrapuestas pero sin un contraste sereno de argumentos que ofreciera certezas a la ciudadanía antes de expresarse mañana en las urnas. En adelante, será tarea de los electos rebajar esa tensión para que no se extienda a la vida social, sino que se reconduzca en un intenso y fructífero diálogo parlamentario".

Por una mocilización histórica contra el desafío soberanista (LA RAZÓN ): "Los últimos mítines pusieron ayer el cierre a la campaña electoral más decisiva de la reciente historia democrática de Cataluña". El frente separatista de Artur Mas "se ha sentido reconfortado en un intercambio de pareceres" en que su gestión ni siquiera ha aparecido de soslayo. Por su parte los partidos constitucionalistas "han entendido que la clave de las elecciones autonómicas del 27-S estaba en lograr una movilización masiva del electorado, especialmente de ese sector clave que normalmente esquiva los comicios territoriales y se limita a votar en las generales". "La relevancia especial del 27-S pasa por la necesidad de poner fin al régimen que ha sumido a Cataluña en la excepcionalidad política, social y hasta jurídica". Los ciudadanos catalanes "tienen la palabra y la posibilidad de acabar con una aventura disparatada y con un clima de intolerancia, sectarismo y corrupción promovido por la Generalitat separatista y sus cómplices. Es la hora de que la mayoría silenciosa hable alto para que otros no decidan por ella su futuro y el de sus familias".

Calma ante las elecciones catalanas (EL ECONOMISTA): "Cataluña vivirá mañana unas elecciones cuya virulencia dialéctica, propia de la recién terminada campaña, contrasta con la tranquilidad con la que los mercados siguen los acontecimientos". "A diferencia de los partidos independentistas, inversores y expertos son conscientes de que el mundo globalizado actual se articula en grandes áreas económicas sobre las que actúan fuerzas a escala mundial que eclipsan a las regionales". "Cabe, por tanto, afrontar los comicios de mañana con calma, lo que no debe ser equivalente a la pasividad y falta de diálogo predominante durante la presente legislatura, que tanto contribuyó a que el problema se enquiste".

 ¿Es que vamos a empezar de nuevo? (EL PAÍS) La escena del Ayuntamiento de Barcelona, con dirigentes políticos peleando por colocar cada cual su bandera, "resulta ciertamente grotesca. Pero no cabe la equidistancia entre la provocación de Bosch y la respuesta de Fernández Díaz".

Piezas de ficción (EL PAÍS. Jordi Soler) Explicar lo que está sucediendo en Cataluña es "una tarea muy fácil si se es independentista o si se está en contra de la independencia, pero muy complicada si se mira el fenómeno desde el escepticismo".

Europa y el dinero de los catalanes: la tormenta perfecta (EL PAÍS. Antoni Zabalza) "Fuera de la UE, los efectos económicos para Cataluña serían importantes".

Sobre catalanes (EL PAÍS . Rafael Sánchez Ferlosio) El "incontenible chaparrón de las repetitivas y omnipresentes conversaciones televisivas sobre la secesión de Cataluña del resto de España" es "tan innumerable y variopinto que resulta difícil, si no imposible, adivinar quién es independentista y quién no".

Catalanizar (EL MUNDO. Enric González) "Cabe la esperanza de que a Mas, según sean los resultados se le pierda de vista pronto. A Rajoy habrá que soportarlo un rato largo".

El gran fiasco separatista (EL MUNDO. Gabriel Elorriaga) "Mas podría ser desplazado de la Presidencia por sus compañeros de viaje, un final coherente a su huida".

La inmoralidad del secesionismo (ABC. Ignacio Sánchez Cámara) "El secesionismo no es sólo un error político, sino también un profundo error moral".

Jornada de reflexión (LA RAZÓN. Enrique López) "Sólo nos queda esperar el resultado y confiar precisamente en la reflexión".

Francia y Catalunya (LA VANGUARDIA. Enric Juliana) "A París le inquieta Catalunya, pero cuida sus palabras; la Generalitat le envía señales conciliadoras".

De interés

Artículos Relacionados