miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLa Caixa financió el hotel de Rato, quien cobraba 200.000 euros de...
El juez Andreu reconoce una instrucción atascada y muy lenta

La Caixa financió el hotel de Rato, quien cobraba 200.000 euros de Santander y Telefónica

Jose María Mur
El exvicepresidente económico del Gobierno, expresidente de Caja Madrid y de Bankia, Rodrigo Rato, además de trabajar para Banco Santander y Telefónica antes de ser investigado por Hacienda y la Justicia, invirtió 16 millones en el hotel que tiene en Berlín, en un 70% financiados por La Caixa. La Audiencia de Madrid estudia hoy lunes a puerta cerrada si debe ser la Audiencia Nacional o los Juzgados de Madrid los que asuman la causa que le investiga por cinco delitos contra la Hacienda Pública

Esta decisión de la seccion 23 de la Audiencia Provincial de Madrid y las noticias sobre los ingresos y financiación de grandes del IBEX35 al exvicepresidente Rato llegan cuando la instrucción del caso Bankia sufre atascos y mucha lentitud, según ha reconocido el mismo juez que el pasado jueves ordenó a la Agencia Tributaria paralizar las actuaciones inspectoras que abrió en octubre pasado al expresidente de Bankia y de Caja Madrid y a otros 61 consejeros y directivos de ambas entidades por supuesto uso indebido de sus tarjetas para gastos de representación. El magistrado justificó su decisión por entender que el resultado de la inspección abierta por Hacienda puede depender directamente "de los hechos y conductas que se investigan" en la Audiencia Nacional.

Ahora se sabe en el otro procedimiento adicional al de salida a Bolsa y al de las tarjetas, el de los presuntos delitos investigados por Hacienda por pagar apenas unos 3.000 euros cuando ingresaba al año solo del Santander y Telefónica más de 200.000 euros también encubiertos en la red de sociedades, que Rato invirtió en el hotel que tiene en Berlín 16 millones de euros con financiación de la Caixa (ahora Caixabank), cuya fundación es una de las afectadas por la crisis y el proceso de fusiones bancarias, hasta el punto de que la obra social total del sector se ha reducido a un tercio, según los datos publicados por Ibercampus.

El hotel que Rato construyó en Berlín supuso una inversión cercana a los 16 millones de euros, según dice EL MUNDO que revela un correo electrónico que le remitió un directivo de la Caixa el 23 de diciembre de 2009, un mes antes de que fuera nombrado presidente de Caja Madrid. El citado documento deja constancia de que la empresa Bagerpleta -participada por Rato en un 44% e investigada por la Agencia Tributaria dentro del entramado de sociedades del exvicepresidente- solicitó un préstamo de 11,19 millones a la entidad catalana para financiar una inversión inmobiliaria en Alemania. Fuentes conocedoras de esta operación confirmaron que Bagerpleta contrató a una constructora alemana para levantar el hotel. El banco le concedió un crédito del 70% del valor de la inversión

Instrucciones casi atascada

Sin embargo, la instrucción judicial del caso todavía no ha dado respuesta a un recurso interpuesto por el partido UPyD en el mes de febrero solicitando la expulsión de la causa del ente gubernamental FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria. El sumario acumula ya más de 100.000 folios debido a que todos los días entran en él escritos y recursos. Desde la salida a bolsa, las participaciones preferentes, las tarjetas " black " o la auditoría de Deloitte, integran más de 270 tomos.

El propio titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, en su providencia del pasado jueves, reconoce retrasos causados por la “ ingente cantidad de escritos y recursos“ que recibe a diario por parte de acusaciones y defensas, En su escrito, según Vozpópuli, el magistrado admite que un recurso presentado por UPyD hace casi tres meses no ha podido ser resuelto aún por el exceso de papel que llega a su despacho. En el mismo también apunta que el partido político aún tendrá que esperar para conocer su decisión sobre el mismo. UPyD presentó el 26 de febrero un recurso para solicitar que se expulsase al FROB  de la causa por actuar “ en interés de los imputados “. Casi tres meses después el juez no ha podido resolver. El FROB ( Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ) depende del Gobierno y está personado en el sumario como acusación particular. UPyD aseguraba que estaba cometiendo un fraude procesal ya que, pese a su condición de acusación, estaba actuando “ en interés de los imputados “.Como ejemplo de ello, la formación magenta hacía un repaso de la actividad del FROB en el sumario en los tres años que lleva abierto el caso, tiempo en el que no había evaluado el perjuicio sufrido, no había pedido ninguna diligencia de investigación , había cuestionado los indicios existentes cuando las otras partes habían solicitado diligencias y se había opuesto a la apertura de una pieza de responsabilidades civiles.

 

Tras la presentación del registro, le tocaba al magistrado pronunciarse sobre la admisión del mismo o no una vez oídas el resto de las partes personadas. Sin embargo, cuando están a punto de cumplirse los tres meses desde entonces, aún no lo ha hecho. Por eso, UPyD presentó el pasado 5 de mayo un nuevo escrito en el que reclamaba al juez que resolviera de una vez. La respuesta a este último sólo ha tardado en llegar dos días , aunque no en el sentido en el que esperaba la formación magenta. De hecho, no se trata de auto ( pronunciamiento para resolver peticiones de las partes ), sino una providencia ( resolución para asuntos de orden secundario ).

 

En las misma, Andreu da por recibido el segundo escrito y lo incorpora a la causa, pero advierte a los representantes legales del partido que aún deberán a estar a la espera para conocer su decisión sobre la expulsión o no del FROB de la causa. El breve texto recoge también el motivo del retraso en resolver : “ la ingente cantidad de escritos y recursos en trámite admitidos en el presente procedimiento “. Una circunstancia que es reconocida por abogados personados en la causa, quienes aseguran que todos los días se les comunican decenas de documentos judiciales, la mayor parte escritos de las defensas reclamando el sobreseimiento de sus clientes u oponiéndose a decisiones del magistrado. “ En las últimas semanas ha habido un aluvión de peticiones de particulares que adquirieron acciones en la salida a bolsa de Bankia que reclaman personarse. A todas les debe dar respuesta el magistrado “, añaden.

 

A punto de cumplir tres años

 

El caso Bankia, abierto en junio de 2012 tras admitir a trámite la querella de UPyD contra 33 consejeros del banco por supuestas irregularidades en la fusión y salida a Bolsa de la entidad, acumula ya cerca de 100.000 folios repartidos en más de 200 tomos en su pieza principal. En esta se investiga la presunta comisión de delitos de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas anuales en conexión con delitos societarios y de maquinación para alterar el precio de las cosas. Junto a los consejeros de la entidad, también están imputadas como personas jurídicas la propia Bankia y su matriz BFA. Cada día el magistrado recibe un aluvión de peticiones de afectados por la salida a Bolsa de Bankia que quieren personarse.

 

Posteriormente, el juez Andreu abrió varias piezas separadas que suman cerca de 70 tomos más. Una de ellas surgió de la presentación de diversas querellas por parte de afectados por la venta de participaciones preferentes de Bankia. En ella se investiga la planificación y comercialización de este polémico producto bancario. Los perjudicados personados en la causa se cuentan ya por miles. En este procedimiento hay ya otra quincena de imputados. Andreu también abrió una pieza separada por la célebres “ tarjetas black “ en la que llegaron a estar imputados 81 exdirectivos y consejeros , aunque en las últimas semanas ese número se ha reducido de manera considerable tras decidir el magistrado sobreseer la causa para más de 20 de los encausados. Finalmente, el magistrado inició una más dedicada en exclusiva a la documentación de la auditoría que Deloitte hizo de la entidad. Miles y miles de folios más en un procedimiento cuyo atasco reconoce ya por escrito el propio juez Andreu.

 

De interés

Artículos Relacionados