viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSLa huelga del taxi contra la piratería y el intrusismo modera su...
Cataluña pide el cese inmediato de Uber

La huelga del taxi contra la piratería y el intrusismo modera su crítica al transporte compartido

Redacción
A las seis de la mañana empezço la huelga de 24 horas de los taxistas de Madrid y Barcelona contra la piratería y el intrusismo de la competencia desleal que no compra licencias ni paga impuestos. Taxistas y autoridades españolas han moderando sus críticas al transporte compartido de la aplicación de origen francés Blablacar y las han centrado contra los servicios iniciados esta semana santa en Cataluña por la norteamericana Uber, a la que la Generalitat ha pedido el cese inmediado.

El Ministerio de Fomento precisó ayer que no está prohibido compartir los gastos en un desplazamiento privado, modalidad de Blablacar más utilizada en las universidades y otros centros docentes que la de Uber, y que la infracción sólo se produciría si se convierte en una "actividad profesional de transporte público", es decir, si se ofrece de manera regular una ruta determinada y existe un ánimo de lucro.

El director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, dijo que, si este servicio se produce en el ámbito privado, no es necesaria una autorización. Mientras, la Generalitat pidió el cese inmediato de actividad de Uber y amenazó con sanciones de hasta 6.000 euros por expediente que incluirían el precinto del vehículo.

La Asociación Gremial del Auto Taxi y la Federación Profesional del Taxi de Madrid han convocado a los taxistas de la capital a un paro de 24 horas en protesta por la aplicación Uber, a la que consideran "ilegal". El paro coincide con las manifestaciones convocadas para hoy en Madrid y Barcelona. Similares movilizaciones también han sido convocadas para hoy en ciudades europeas como Milán o Berlín.

Entre tanto, la Comisión Europea se pronunció ayer sobre la regulación del uso de los coches compartidos después de que el Ministerio de Fomento advirtiera de que las empresas o particulares que ofrecieran ese servicio sin autorización serían sancionados con multas de entre 6.000 y 18.000 euros, mientras que los usuarios recibirían una sanción de entre 401 y 600 euros. La comisaria europea de Agenda Digital, Neelie Kroes, a través de su portavoz, Ryan Heath, advirtió de que la aplicación Uber, que pone en contacto a particulares para organizar traslados de pago en automóvil, no es el "enemigo" de los profesionales del sector. "No se resuelve nada recurriendo a medidas extremas y creo que la señora Kroes personalmente tendría varias preguntas acerca de si es una buena manera de abordar la situación si comienzas a multar a individuos que quizá sólo pueden ser turistas en un país dado", dijo. La portavoz comunitaria apuntó que es el momento de que taxistas, reguladores y responsables de Uber "se sienten a dialogar".

De interés

Artículos Relacionados