viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónLa OCDE reclama reformas a París y Berlín para impedir el parón...
Informe: Perspectivas

La OCDE reclama reformas a París y Berlín para impedir el parón de la eurozona

Redacción
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) lanzó ayer una advertencia a Francia y a Alemania, a las que reprocha que con su inmovilismo están arriesgando que la zona euro, amenazada por la deflación, se instale en un periodo prolongado de estancamiento económico.

La OCDE presentó ayer su informe semestral de Perspectivas, en el que revisó a la baja las proyecciones de crecimiento para la mayor parte de los países miembros y mostró su preocupación en especial por la zona euro, presentada como el "enfermo" por su secretario general, Ángel Gurría. "Hay riesgo de un largo estancamiento en la zona euro", subrayó Gurría, quien advirtió de que las expectativas de una muy baja inflación podrían llegar a amputar 0,5 puntos del PIB en 2015 y un punto en 2015.

La OCDE estima que este año la actividad de la zona euro progresará sólo un 0,4%, en lugar del 1,2% que había anticipado en mayo; un 1,1% en 2015, en lugar del 1,7%, y un 1,7% en 2016. Esta corrección a la baja del conjunto de la eurozona contrasta con las mejores cifras de sus países periféricos, y en particular España, que debería crecer un 1,3% este año, un 1,7% el próximo y un 1,9% el siguiente. La economista jefe de la organización, Catherine Mann, explicó que "todas las economías que llevaron a cabo reformas estructurales agresivas entre 2009 y 2012 están creciendo ahora". El problema, añadió Mann, es que esos países que han pagado los ajustes presupuestarios con un aumento del desempleo no están sacando todo el provecho que deberían, sobre todo por las resistencias de países como Francia y Alemania a reformarse.

La Organización ha recomendado ralentizar el proceso de consolidación presupuestaria en la zona euro con el objetivo de reducir su impacto sobre el crecimiento a la vez que ha reclamado más medidas de estímulo monetario por parte del Banco Central Europeo (BCE). En lo que respecta a España, ha reclamado que lleve a cabo reformas fiscales que sean favorables al crecimiento para poder avanzar tras los esfuerzos de los últimos años.

De interés

Artículos Relacionados