lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa reacción de las madres al sollozo de sus bebés, universal
Un estudio publicado en la revista PNAS revela tres fases

La reacción de las madres al sollozo de sus bebés, universal

Redacción
Un nuevo estudio publicado en la revista PNAS apunta que la reacción de las mamás ante el sollozo de los niños es universal: acudir a consolarle. Ahora se sabe que esta respuesta consta de tres pasos: levantar, sostener y hablar con el bebé. La ciencia lleva años explicando diversos aspectos de esta cotidiana situación. La investigación considera que la capacidad de respuesta del cuidador es vital para la supervivencia del bebé y, por lo tanto, la continuación de la especie

En los humanos, el llanto infantil es la forma de comunicación preverbal más temprana. Un equipo internacional de investigadores, liderado por expertos del Instituto de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver de EE UU, ha descrito la base neurobiológica de las respuestas de las madres humanas a esos sonidos.

Hasta ahora, no existía consenso sobre el grado en que los cuidadores humanos están programados biológicamente para responder a la angustia vocal de los más pequeños. Lo que parecía claro es que la capacidad de respuesta del cuidador es vital para la supervivencia del bebé y, por lo tanto, la continuación de la especie.

El nuevo trabajo, publicado hoy en la revista PNAS, analiza el comportamiento de 684 madres de 11 países que tenían hijos de unos 5 meses de media. En todas las culturas analizadas, las madres respondían al llanto levantando y sostenido al niño, además de hablar con él.

Activación de diversas áreas del cerebro

Los expertos tenían la hipótesis de que los sollozos de los bebés provocarían respuestas comunes en los cerebros de las nuevas madres, independientemente de su cultura. Para comprobarlo, examinaron con resonancia magnética funcional a 43 madres que vivían en Estados Unidos y a 44 madres en China.

En ambos grupos, el sonido del llanto provocó una reacción dinámica: activó el área motora suplementaria del cerebro, asociada con la intención de moverse y hablar; el área de Broca y las regiones temporales superiores, ambas relacionadas con el procesamiento del habla y los sonidos complejos; así como las regiones del mesencéfalo y del cuerpo estriado, asociadas con el cuidado del niño.

Tras el análisis, los autores concluyen que existe una base neurobiológica y evolutiva para la respuesta materna humana al llanto de los bebés.

Referencia bibliográfica:

Marc Bornstein et al.’Neurobiology of culturally common maternal responses to infant cry’. PNAS, 23 de octubre de 2017. http://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1712022114

De interés

Artículos Relacionados