sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa restricción a la Educación, un factor que agrava la pobreza
Informe de Cáritas

La restricción a la Educación, un factor que agrava la pobreza

Redacción
Más de 3 millones de personas viven en la pobreza extrema en España, es decir, aquellas que solo dispone de 307 euros al mes para cubrir sus gastos. Esta cifra es el doble que en 20008. Las restricciones de las condiciones de acceso a la Educación supone una desprotección social cada vez "más agravada" y presente en los ciudadanos, al igual que a la Sanidad, los Servicios Sociales y la Dependencia.

Estos son los datos más alarmantes del VIII Informe del Observatorio de la Realidad Social que presentó ayer Cáritas Española además de su Memoria de 2012, que refleja que el pasado año atendió a 1.904.737 personas, de las que 1.300.014 fueron en acogida y asistencia.

En la rueda de prensa, el secretario general de la organización, Sebastián Mora, ha hecho hincapié en que cada vez la diferencia es mayor entre los ciudadanos que tienen acceso a bienes y servicios y los que no lo tienen.

Ha subrayado el aumento de la "cronicidad" de la pobreza, tal y como demuestra el hecho de que una de cada tres personas atendidas lleve más de tres años demandando ayuda.

Según Cáritas, existen necesidades básicas como la alimentación, vivienda, ropa o calzado que no están cubiertas y hay un riesgo de "desbordamiento" de la familia, ya que ellas junto a los servicios sociales hasta ahora han tenido un efecto de "contención" a la crisis, pero ambos se están debilitando.

Mora ha reivindicado una protección "más estable e intensa" sobre todo de los más vulnerables: tres millones de personas sufren "pobreza severa" (un 6,4% de la población), además, la renta nacional disponible neta a precios de mercado por habitante en valor real ha pasado de 15.421 euros al año en 2006 a 13.744 euros en 2011.

Un 11% menos en la Renta per Cápita

Así las cosas, la renta por persona ha caído cerca de un 11% entre 2006 y 2011 y el empobrecimiento está afectando especialmente a los grupos más vulnerables, en concreto los más afectados por la pobreza son: las familias con miembros en paro, seguidas de los inmigrantes, las familias monomarentales y, por último, la infancia.

En el caso de la pobreza infantil afectaba a un 26,7% de la población de menos de 16 años en 2011 aumentando 3,1 puntos desde 2007.

De interés

Artículos Relacionados