sábado,4 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLos 27 países de la UE firman avanzar juntos a distintos ritmos
La declaración subraya la unidad e indivisibilidad de Europa

Los 27 países de la UE firman avanzar juntos a distintos ritmos

Redacción
Este sábado los máximos representantes de los 27 estados miembros, todos salvo Reino Unido, han celebrado los 60 años de la firma del Rratado de Roma con una la declaración que subraya la unidad e indivisibilidad de los Estados miembros y la voluntad de seguir avanzando en el proyecto europeo, sin concretar cómo. Los mandatarios de la Unión, firmaron el documento los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y de la Eurocámara, Antonio Tajani.

La firma de la Declaración de Roma se ha realizado con la misma pluma con la que se rubricó el acuerdo el 25 de marzo de 1957. En ella, los mandatarios se comprometen a trabajar por una Europa segura y protegida, que genere crecimiento y empleo, que promueva el progreso económico y social y tenga más peso en la escena mundial.Actuaremos juntos, a distintos ritmos y con distinta intensidad cuando sea necesario, mientras avanzamos en la misma dirección, como hemos hecho en el pasado, de conformidad con los Tratados y manteniendo la puerta abierta a quienes quieran unirse más adelante. Nuestra Unión es indivisa e indivisible”, se subraya en el texto.

“Hay firmas que duran”, comentó Juncker tras dejar su rúbrica. Asimismo, apeló a seguir apostando por la Unión, sobre todo con las elecciones francesas a la vuelta de la esquina. El político luxemburgués, expresidente de uno de los país es beneficiados por la falta de unión fiscal, se mostró positivo y esperanzado, ya que la firma abre la discusión sobre el futuro del bloque una vez se haya completado la salida del Reino Unido.Pese a los problemas, el presidente de la Comisión Europea ofreció un discurso optimista: "Hemos alcanzado logros que pensábamos que no seríamos capaces de tener, hemos logrado unir la historia y la geografía de Europa y lo hemos hechos con paciencia, voluntad perseverancia y determinación que necesitan las grandes ambiciones". El anfitrión del encuentro, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, se comprometió a que los ciudadanos europeos puedan ver avances en breve: "Dentro de un año espero una definición de la defensa europea. Así como avances en política económica y social, porque es evidente que la recuperación necesita ser acompañada de un impulso creciente en lo social".

Tusk, por su parte, llamó a los firmantes a “probar que son los dirigentes de Europa”. “La Unión después de Roma debe ser, más que antes, una Unión de mismo principios, con una soberanía exterior, con unión política”. También afirmó que “sólo una Europa soberana garantiza la independencia de sus naciones y la libertad de sus ciudadanos”. De hecho, redujo el futuro a dos opciones: “Europa como entidad política será en unión o no será en absoluto”.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha incidido en el compromiso “a trabajar juntos, a veces a distintas velocidades, pero unidos”. “Sabemos que Europa ha pasado por momentos difíciles, pero debemos superar estas dificultades y seguir adelante con el proyecto común”, agregó Merkel. Esa Europa a diversas velocidades, aun así, levanta dudas en países como Polonia.

El anfitrión, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, también apostó por el optimismo. Sostuvo que la incapacidad de tirar adelante el proyecto durante la crisis ha dado alas al resurgimiento de los nacionalismos, pero estos son “cortos de miras”. Y ve Roma como un nuevo comienzo: “La Unión vuelve a estar en marcha de nuevo… y tiene una visión para los próximos 10 años”, dijo.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, considera que la declaración reafirma como valor esencial europeo el respeto al Estado de Derecho y quita base so soberanismo catalán. “A nadie se le ocurre en Europa apoyar a quien vaya a transgredir la ley”, concluyó. 

Rajoy: "España apuesta por una mayor integración en el futuro"

En la conferencia de prensa posterior a la firma de la Declaración de Roma con la que ha concluido la ceremonia de celebración del 60 aniversario de la firma de los Tratados de Roma, que dieron origen a la Unión Europea, Mariano Rajoy ha defendido "la grandeza" del proyecto europeo. "Rajoy ha señalado que España apuesta por una mayor integración en el futuro. "Es importante la referencia que se hace en la Declaración de Roma a una mayor integración en materia de política exterior, de defensa, de seguridad interior y la referencia nítida y clara a la Unión Económica, Monetaria y a completar el mercado único", ha subrayado.

El presidente ha asegurado que "lo que queremos aportar de cara al futuro es la profunda fe europeísta de la sociedad española, el gran consenso de las fuerzas políticas españolas sobre la necesidad de seguir avanzando en la construcción de la Unión y la experiencia de un país que también, gracias a Europa, ha conseguido dar un salto inimaginable en su prosperidad y en su nivel de vida".

En este sentido, el presidente del Gobierno ha puesto de manifiesto que "en España asociamos el concepto europeo a democracia, a libertad, a derechos humanos y a progreso económico y social, que es lo que hemos tenido desde que entramos en la Unión Europea en el año 1986".

El presidente ha dicho que negociar un texto a veintisiete no ha sido fácil y, según ha revelado, las mayores dificultades se han encontrado en una de las partes que planteaba España, "en continuar avanzando en la integración y, sobre todo, en la parte económica".  No obstante, ha valorado positivamente que hay una referencia muy clara a seguir profundizando en el Mercado Único.

"Eso llevará su tiempo", ha reconocido Mariano Rajoy, "pero la aspiración que tenemos es que haya en su día un Presupuesto Europeo que permita atender a aquellos países que en un determinado momento están en una situación de mayor dificultad y queremos que en su día haya también eurobonos, es decir, un Tesoro europeo que emita en los mercados".

Por otra parte, Rajoy ha asegurado que no ha sido difícil fácil especialmente el acuerdo en las grandes prioridades: la inmigración irregular, el problema de los refugiados,  la seguridad interior, la lucha contra el terrorismo, la política de defensa y la exterior y el crecimiento y la creación de empleo.

 

De interés

Artículos Relacionados