lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaMoncloa crea 8.900 empleos públicos y acaba con los ajustes
Deja de ajustar plantilla por primera vez en tres años

Moncloa crea 8.900 empleos públicos y acaba con los ajustes

Redacción
Los recortes en las plantillas del sector público como método para ajustar sus cuentas podrían estar llegando a su fin. Es, al menos, una de la lecturas que se pueden sacar de los últimos datos disponibles de la Encuesta de Población Activa (EPA), que confirman que entre abril y junio se crearon 8.900 empleos más que el trimestre anterior.

 

Un cambio de tendencia -la del crecimiento de la ocupación- que comenzó en el primer trimestre de 2014 y que no se daba desde hace tres años.

Se creó empleo en prácticamente todos los niveles, de hecho, descontando los recortes que sí que han acaecido en las denominadas empresas e instituciones públicas, la cifra se elevaría aún más, hasta las 17.700 incorporaciones.

De estos, 8.900, es decir, el 47,75% del empleo nuevo correspondería a la Administración Central. Por su parte, la otra mitad lo recuperaron la Seguridad Social, donde se incorporaron 2.200 trabajadores públicos más, la Administración autonómica, cuya actividad contó con la ayuda de 4.000 nuevos profesionales y la local, que registró 3.100 empleados públicos más.

Unos datos que no extrañan en la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. Según fuentes consultadas del Ministerio de Hacienda, aunque la EPA no es de su competencia, "las cifras no son descabelladas, puesto que podrían responder a la oferta de empleo público ordinaria y extraordinaria que el Gobierno anunció para este año".

Cambio de tendencia

Los datos que sí que elabora Hacienda son los del Registro Central de Personal, una estadística que se actualiza semestralmente y que incluye el número exacto de trabajadores a los que la Administración les ha pagado su nómina. El problema es que la última actualización con la que contamos es a cierre de 2013, cuando según estas cifras, España tenía contratados a 2.551.123 empleados públicos, esto es, medio millón menos que la estadística que el INE manejaba por entonces.

A pesar de la distancia, lo que sí que va parejo en ambas fuentes desde hace tres años es un leve descenso de las cifras en cada muestreo hasta diciembre, por lo que la EPA podría estar adelantado un cambio de tendencia.

Conviene recordar que el sector público acumula cuatro años de congelación de la tasa de reposición, salvo un 10% en el caso de los denominados servicios esenciales, es decir, en fuerzas y cuerpos de seguridad o justicia. De hecho, según la EPA, el último trimestre que habría registrado una leve subida en el número de empleados públicos fue el tercer trimestre de 2011 (ver gráfico).

Para el año que nos ocupa, el Ejecutivo ofertó 2.512 plazas en una convocatoria ordinaria y 376 más en otra extraordinaria. Esta última, en concreto, fue la que justificó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para fomentar la lucha contra el fraude y para aplicar las medidas prevista en la Ley 27/2013, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

Es precisamente la Administración Local la que, según los datos de la EPA, sufrió el único recorte entre abril y junio. Un batacazo en el que, según fuentes de Hacienda, "se podría estar reflejando la reforma de las administraciones públicas". En este sentido, las últimas cifras aportadas por el ministerio de Cristóbal Montoro, aunque sin determinar el periodo, revelan que entre Estado, comunidades autónomas y entes locales se ha suprimido en año y medio un total de 2.000 entes públicos.

Un argumento que no ha calado entre los sindicatos. Según Carlos Javier Álvarez, responsable de la AGE de UGT, "estas cifras, que no hay que olvidar que provienen de una encuesta, lo que manifiestan es que hay muchos servicios que se han externalizado".

La tesis que defiende el dirigente sindical es que si ha habido congelación por ley de la tasa de reposición durante cuatro años y cada vez hay más gente que contesta "que trabaja para la administración", lo que sugiere es que "se ha producido un aumento de los servicios que contrata la administración a otras empresas". Prueba de ello, según explica, es que en 2014 disminuyeron los gastos del personal -un 0,3%-mientras que aumentan los corrientes -un 3,9%-". Un incremento este último que el Gobierno justificó por entonces por "necesidades derivadas de las elecciones al Parlamento Europeo".

El sindicato CSI-F advierte de que "teniendo en cuenta que se han destruido 377.100 puestos de trabajo en los últimos tres años, recuperar 9.000 no son suficientes. Además, la central sindical critica también que "los puestos de trabajo que se están creando son de carácter interino". Así, recuerda que en el último año se perdieron 35.000 empleos de duración indefinida y se crearon 19.500. "Circunstancia que se ha dado especialmente en sanidad y educación, sectores fundamentales de nuestro Estado de bienestar que se está parcheando", sostiene.

Sobre el futuro -para el año 2015 el Gobierno ha adelantado que eleva la tasa de reposición hasta el 50% desde el 10 actual para los servicios esenciales-, ambos sindicatos advierten de que "es absolutamente insuficiente". "Llueve sobre mojado, hablamos de muchos sectores como la Tesorería general de la Seguridad Social que no son considerados esenciales y que llevan muchos años vaciando sus sillas", explica Álvarez. "Si seguimos así, para 2020 más del 30% de los actuales empleados públicos de la Administración General del Estado se habrá jubilado", subrayan desde CSI-F.

Salir del paro, más difícil

España cerró el segundo trimestre del año con cerca de 3,5 millones de parados de larga duración -más de un año en el desempleo-, con lo que este colectivo ya representa el 62,1% del total de desempleados.

La probabilidad de un parado de larga duración de encontrar un puesto de trabajo alcanzó el 6,7% en el segundo trimestre, cuatro veces menos que la que presentan los parados que llevan menos de un año en desempleo.

Así lo recoge un informe elaborado por Asempleo y Analistas Financieros Internacionales, en el que se constata que en el último año apenas ha variado la probabilidad de los parados de larga duración de salir del desempleo, mientras que ha aumentado en casi siete puntos la de quienes llevan menos de un año en paro.

"El aumento de las transiciones del desempleo a la ocupación se está concentrando en los parados de corta duración y no así en los que llevan más tiempo en esta situación, no siendo partícipes de la mejora del entorno económico".

Fuente: El Economísta

De interés

Artículos Relacionados