viernes,20 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónNi subida de IVA ni rebaja de cotizaciones sociales
El Gobierno vuelve a desoir a sus expertos y a la UE

Ni subida de IVA ni rebaja de cotizaciones sociales

Marga Peñafiel
El Gobierno no rebajará las cotizaciones sociales ni subirá el IVA, según dijo el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, en el Foro Cinco Días. Vuelven así a obviarse los consejos de la Comisión Lagares. Preocupa que la "hucha" de las pensiones ha bajado en 20.000 millones de euros respecto a los 60.000 dejados por Zapatero. La reciente tarifa plana de 50/100 euros puede afectarla pese a la buena coyuntura y a la subida de cotizaciones con el fin de las exenciones a vales.

Tomas Burgos explicó que las cotizaciones sociales son el 78% de los ingresos de la Seguridad Social y comentó que, para crear empleo, es necesario bajar entre "cinco y seis puntos las cuotas". 

Igualmente, explicó que, para compensar esa rebaja del IVA, tendrían que aumentar "entre ocho y nueve puntos" las cotizaciones sociales de empresas y trabajadores, que ahora suman casi un tercio de la nómina. "No creo que nadie esté pensando en un IVA del 29%", añadió, sugiriendo que esa subida de impuestos podría desanimar la actividad económica o ser políticamente dificil de arbitrar. 

Según el comité de expertos nombrados por el Ministerio de Hacienda para asesorar sobre la reforma fiscal, lo que el Gobierno debe hacer es lo que se conoce como devaluación fiscal, porque al reducir la carga fiscal sobre el trabajo se favorece a la comperitividad de la economía perdida por la entrada de España en el euro. Esta medida está avalada por la Comisión Europea, ya que según sus cálculos, permitirá reducir un punto el desempleo con una rebaja de las cotizaciones del 5,7%.

Sin embargo, el Ejecutivo no está muy convencido de que esto vaya a pasar. Burgos reveló que “reducir cotizaciones sin sustituir esos recursos plantearía un enorme problema de sostenibilidad económica”. Esto se debe a que la nómina de las pensiones y el resto de las prestaciones que abona la Seguridad Social o el Ministerio de Empleo suman 8.000 millones de euros en cada una de las 14 pagas que reciben al año los beneficiarios. Como el recorte planteado en las cotizaciones supondría una merma en los ingresos de casi 2.000 millones de euros, para compensar esta caída haría falta una subida del tipo efectivo del IVA de entre ocho y nueve puntos.

“No creo que nadie esté pensando en un IVA del 29 %”, afirmó rotundo Tomás Buyrgos, al tiempo que recordó que la recaudación por este impuesto indirecto no es lineal a lo largo del año, sino que presenta oscilaciones en función de los patrones temporales de consumo, mientras que los pagos que tiene que hacer la Seguridad Social sí son estables.

En todo caso, los cálculos esgrimidos ayer por Burgos no coinciden con los publicados por la Comisión Europea este mismo mes, en cuyo informe se rebajaba a 4,2 puntos el incremento necesario del IVA para compensar la caída de ingresos por cotizaciones.

El responsable de la Seguridad Social avanzó también que abril deparará de nuevo buenas noticias para el mercado de trabajo, aunque rechazó poner cifras a esa mejoría. Insistió en que la economía española encadena ya «siete meses consecutivos de incremento creciente en el número de afiliados», lo que a su juicio es prueba evidente de que la recuperación está consolidada. Y recuerda que en este período los niveles de creación de empleo se aproximan a los mil nuevos afiliados al día.

Y, pese a reconocer que la reactivación se nota más entre los autónomos, vaticinó que la afiliación crecerá en “todos los regímenes, sin exclusiones”. "En estos momentos se pisa terreno firme y asentado", dijo, por lo que se prevé "un número creciente de personas que se vaya incorporando a la afiliación".

Sin embargo, hoy todos los diarios periodicos informan de que España pierde más extranjeros que nunca, pues han saliddo de medio millón de extranjeros, lo que hace peligrar las pensiones, según EL MUNDO. 

Además, empresarios y trabajadores creen que la subida de cotizaciones por Decreto-Ley de diciembre último, al eximir las tradicionales exenciones de los beneficios sociales disfrutados diariamente por unos 600.000 trabajadores, no supondrá un incremento de ingresos, sino al contrario una reducción de recaudaciones tanto en la Seguridad Social como en la administración central y las autonómicas y locales. Un estudio realizado por la Universidad de Barcelona avala esa presunción, tras considerar los positivos efectos que tienen beneficios sociales como los vales de comida, guarderia, transporte e informática en unas 50.000 empresas, la mayoría de ellas de hostelerçia, cuya merma de empleo porla medida reduciría los ingresos fiscales y perjudicarçia incluso a la lucha contra el fraude fiscal y en la propia Seguridad Social.

Mejora económica

No obstante, los frecuentes anuncios de buenas noticias económicas por parte del Gobierno fueron ayer rafiticados por la banca, además de por las estadístivas turisticas. Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron beneficios en 2013 que ascendieron a 7.274 millones de euros, frente a las pérdidas de 2.825 millones de euros sufridas en el ejercicio anterior. En la última rueda de prensa como presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, insistió en que este resultado ha sido posible por "las menores necesidades de dotaciones y provisiones" que ha realizado la banca para atender el "excepcional saneamiento" del sector. No obstante, Martín apuntó que en España "no se gana dinero haciendo banca en estos momentos". "Es difícil tener buena reputación cuando la economía está en recesión y peor o imposible si se te caen el 30% de los colegas", añadió.

Asimismo, advirtió de que 2014 será un año duro y comparó la crisis actual con una maratón, en la "que se sufre todo el rato". Martín señaló que 2013 ha sido un año "malo" porque la economía se contrajo un 1,2% y el paro se elevó al 26%, pero "se cumplió con el programa de reforma de sector financiero y Europa avanzó hacia la unión bancaria".

Martín abandonó ayer la presidencia de la AEB tras ocho años al frente, después de que la Asamblea General de la organización nombrara como sustituto a José María Roldán

Además, la agencia de calificación Moody´s apunta en su informe anual que la economía española "se encuentra firmemente afianzada en la trayectoria de la economía y la recuperación". Según sus previsiones, la economía española crecerá este año un 1,2% y un 1,7% en 2015. No obstante, advierte de que la debilidad de las finanzas públicas y el aumento de la deuda son los principales obstáculos para que el país mejore su situación crediticia. Asimismo, la agencia crediticia considera que la zona euro está lejos de un escenario de deflación, si bien espera un escenario de baja inflación en Europa y en España, que provocará que la reducción de la deuda sea un "ejercicio doloroso y difícil".

Moody´s, que elevó en un peldaño el rating de España en febrero, apunta que podría volver a mejorarlo "si apreciara una alta probabilidad de una reducción de los niveles de deuda en el medio plazo, así como si la economía registrara una recuperación más fuerte de lo estimado".

Editoriales de la prensa

CINCO DIAS (Reforma continua): "Aunque se han metido en cintura las cuentas de las pensiones, podrían salirse de nuevo si no se mantiene la vigilancia activa en el control de los ingresos y de los gastos y si no se incorporan reformas continuas, aunque sea de un calado inferior a las de 2011 o 2013, para reconducir las variables financieras hacia una sostenibilidad permanente". Los juegos intelectuales de cambio de fiscalidad indirecta por cotizaciones "no parecen resistir el más mínimo análisis de rigor, como demuestra un fracasado experimento similar ensayado ya en los noventa". "No hay más camino que movilizar el crecimiento económico, para que este movilice al empleo y este, los ingresos que sostengan las pensiones del medio y el largo plazo".UN PACTO POLÍTICO PARA

EL MUNDO (Asegurar la sostenibilidad): La tendencia demográfica que reflejan los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), con una reducción de la población empadronada por tercer año consecutivo y un progresivo envejecimiento de la población (el 45,9% de los españoles tiene más de 44 años), junto a las proyecciones de población realizadas en 2012 que indican que a partir de 2018 habrá más defunciones que nacimientos y que en 2052 el país podría perder una décima parte de su población deben ser tenidas en cuenta por "cualquier Gobierno responsable". Se trata de una cuestión sociológica con un fuerte componente económico que puede terminar con un pilar básico del Estado del Bienestar: que los jubilados puedan cobrar una pensión pública digna en el futuro. La reforma del sistema de pensiones aprobada en el Congreso el pasado diciembre, que contó con el rechazo de toda la oposición, contiene "medidas dolorosas porque implican una reducción de la pensión, pero necesarias y bien encaminadas – aunque con plazos demasiado lejanos – para preservar el modelo". Con una situación económica que se empieza a encauzar, "es el momento para empezar a estudiar una reforma definitiva en el seno del Pacto de Toledo que asegure que los trabajadores de ahora puedan cobrar una pensión digna cuando se jubilen". Y en esa reforma deberá entrar de una u otra forma la iniciativa privada porque el sistema público no será sostenible.


De interés

Artículos Relacionados