martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión¿Realizarán los robots las guerras del futuro?

¿Realizarán los robots las guerras del futuro?

Redacción
Empieza a ser frecuente encontrar reportajes dedicados a las guerras del futuro. Las presentan realizadas por robots y sin víctimas humanas. Las guerras del futuro se vaticinan libradas por temibles vehículos autónomos, modulares y llenos de armamento, aunque sin muertos ni heridos.

No es ninguna sorpresa que los avances tecnológicos lleguen primero al campo de batalla, esto a través de tecnología militarque con el paso del tiempo llega a tener su adaptación al mercado comercial. Aunque muchas veces sucede lo contrario y vemos según Xataca cómo tecnología que conocemos desde algún tiempo es adaptada al campo militar.

En febrero de este 2016 durante el Airshow de Singapur, la compañía estonia Milrem, proveedora en soluciones de defensa, junto a ST Kinetics, una de las principales empresas de sistemas de defensa terrestres de Asia, unieron fuerzas y presentaron el THeMIS ADDER, un vehículo de guerra totalmente autónomo y modular que no necesita tripulante.

Sin embargo, muchas veces son los lectores de esos reportajes futuristas los que llaman a la realidad, a  que antes de entregarse a esas ficciones alguien estudie seriamente cómo son las actuales "guerras" (y las pasadas también): Grandes batallas en campo abierto, con enemigos claramente identificados y frentes perfectamente delineados.

"Miren una ciudad sitiada desde hace 4 años como Aleppo, y metan en esas ruinas a cualquiera de estos robots…. a ver que pasa", apuntaba uno de esos comentarios., para añadir: "Habría que ser muy tonto, pero mucho… para gastar 1 euro en estos conceptos.

Reemplazar soldados con robots

Pero tambien hay futuristas pacientes: "Partiendo de un Atlas de Boston Dynamics… habrá que esperar a un prototipo que veamos subiendo escaleras, blindado, armado y con autonomía de al menos 6 horas", comentaba uno de ellos. Hasta entonces, ajo y agua.

No obstante, hay todo un desfile de vehículos que se aproximan a esa idea y aparecen en los reportajes. El citado THeMIS ADDER es un vehículo terrestre no tripulado y armado (UGV) que busca meter a los robots en el campo de batalla, en un inicio para que sirvan de apoyo a los soldados, pero eventualmente se busca que puedan sustituirlos hasta crear tropas terrestres, y así las bajas de seres humanos disminuyan.

UGV

El vehículo se basa en un Sistema de Infantería Modular Híbrida de Rastreo (THeMIS) que tiene una base tipo tanque que funciona con una transmisión híbrida de diesel-eléctrica, lo que le proporciona una autonomía de hasta 10 horas en uso constante. Su operación se puede realizar vía remota a través de una señal de radiofrecuencia o satelital, pero también se puede programar para que funcione de forma autónoma por medio de una programación previa, la cual incluye coordenadas y objetivos clave.

Su carácter modular permite que se coloque cualquier tipo de armamento sobre la base, que va desde dispositivos de reconocimiento, armas de fuego, lanza granadas, reconocimiento de explosivos, entrega de suministros, hasta dentro de misiones de salvamento para el transporte de medicamento.

La base del THeMIS ADDER tiene un peso de 1.000 kilogramos y puede soportar entre 750 y 1.000 kilogramos. Alcanza una velocidad de entre 24 y 35 km/h. La torreta ubicada en la parte superior es capaz de girar en 360 grados en sólo unos segundos y puede alcanzar objetivos a una distancia de hasta 1,8 kilómetros.

El Departamento de Defensa de Estonia ha confirmado que han sido los primeros en probar el THeMIS ADDER con muy buenos resultados, por lo que adquirirán más de estos UGV para que formen parte de su equipamiento militar en 2017.

De interés

Artículos Relacionados