viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadRivera saca del bloqueo a Rajoy, a quien regala su abstención
Educación y sanidad, relegadas en el documento negociador

Rivera saca del bloqueo a Rajoy, a quien regala su abstención

Redacción
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se comprometieron este miércoles a abrir una negociación "leal, abierta y sin límites", y a mantener un "canal de comunicación permanente", que en un primer momento tratará cuestiones como el techo de gasto y los Presupuestos Generales del Estado. Rajoy se mostró satisfecho de "un primer paso" en que C,s confirma su abstención mientras el documento negociador relega la educación y la sanidad.

Para Rajoy, el simple hecho de que Rivera haya aceptado sentarse a negociar "es un dato positivo" y, en ese escenario, ambos van a seguir trabajando "intensamente". Rivera insistió en que su grupo no pasaría de la abstención en la investidura tras negar en campaña que fuera a apoyar a Rajoy, si bien reconoció que "hoy por hoy no hay alternativa" a la candidatura de Rajoy, al que instó a que "cuanto antes" formalice la fecha del debate.

Por su parte, Rajoy dijo que no cree que lo "urgente" sea que haya un debate de investidura sino articular un Gobierno "sólido" con un amplio apoyo parlamentario que aporte "estabilidad" a la vida del país. Rajoy insistió en que unos nuevos comicios serían "inadmisibles" y una "vergüenza", que minarían la imagen internacional de España.

Rajoy reiteró que en el actual escenario si el PSOE no pasa del 'no' a la abstención será imposible que haya una investidura exitosa, ni tampoco será viable que haya estabilidad para gobernar si no hay "algún compromiso" por parte de Ciudadanos para sacar adelante las cuestiones urgentes que hay sobre la mesa.

En este contexto, Rajoy entregó al líder de Ciudadanos un documento con los objetivos prioritarios, entre los que se encuentra un acuerdo de los partidos constitucionalistas en defensa de la unidad de España como respuesta al desafío independentista en Cataluña.

Además, el documento incluye sin detalles un pacto nacional por la educación y la ciencia, un acuerdo para el fortalecimiento institucional, el futuro de las pensiones o la lucha contra la violencia de género. También hay propuestas sobre el futuro de Europa y la lucha contra el terrorismo.

Por su parte, Rivera afirmó que durante la reunión trasladó a Rajoy la "preocupación" de Ciudadanos porque PP y PSOE "se den la espalda". Refiriéndose concretamente a Sánchez, advirtió de que "si sigue en el 'no', siendo inflexible e inmovilista", España quedará "condenada al bloqueo" y a una "grave crisis institucional" y a la repetición de las elecciones. Por ello, pidió a los socialistas que accedan a "negociar su abstención" con el PP "por el interés de España".

En el documento que Rajoy entregó a Rivera, el PP apela a un "diálogo sincero" y al centenar de coincidencias que ha detectado en su programa de Gobierno con las propuestas del PSOE y Ciudadanos. Además, destaca que los tres partidos comparten "principios y prioridades esenciales" para el interés general de los españoles.

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, urgió a los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y de Ciudadanos, Albert Rivera, a poner fin a su actitud de "bloqueo" y a permitir que gobierne Mariano Rajoy, y les recordó que el PP es consciente de que debe hacer cesiones. Maroto realizó estas declaraciones a los medios a las puertas de la sede del PP, donde el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, presidió la reunión del comité de dirección del partido, al que dio cuenta de los resultados de sus reuniones con Sánchez y Rivera. Según los diarios, Rajoy avanzó en la reunión que descarta la fecha del 23 de agosto para el debate de investidura.

El PSOE pide a Ciudadanos que respete su 'no'

El PSOE pidió a Ciudadanos que "respete" su decisión de votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy como los socialistas respetan que ellos hayan decidido negociar con el líder del PP "renunciando" a su exigencia a que no sea el candidato al Gobierno. Fuentes socialistas indicaron que celebran que Rajoy "se haya puesto a trabajar y a caminar con los partidos que pueden ayudarle en la investidura".

El portavoz de Economía de los socialistas en el Congreso, Pedro Saura, habló de un "sí en diferido" de Ciudadanos a Rajoy. Una idea que también expresó la secretaria de Ciencia y Participación del PSOE, María González Veracruz, quien afirmó que es "lo natural", ya que ambos partidos representan "a las derechas de este país".

Por otro lado, el diputado del PSOE Odón Elorza se mostró partidario de que los socialistas acaben absteniéndose en una investidura de Mariano Rajoy para evitar unas terceras elecciones, pero siempre con "condiciones claras y concretas", y después de que el presidente en funciones sea "castigado" en una primera ronda fallida.

El responsable del programa económico del PSOE, Jordi Sevilla, cree que, en la actual coyuntura de bloqueo político y tras dos elecciones generales, lo "más acorde con la Constitución sería abrir la puerta a aquel candidato que aglutine un mayor número de diputados", sea o no de la lista más votada.

Mientras, desde Podemos, su portavoz adjunta, Irene Montero, afirmó que el PSOE sigue teniendo "la llave" para decidir si en España sigue gobernando Mariano Rajoy, o se forma un Ejecutivo progresista, para lo que cree que "los números dan", o bien se repiten otra vez las elecciones

El documento negociador de Rajoy

Rajoy entregó este miércoles a Albert Rivera el documento que quería dárselo el día anterior a Pedro Sánchez en el Congreso, perono le vio "receptivo. Estas son las principales propuestas del texto negociador, de 13 páginas, según EL PAÍS:

Prioridades. Aprobar, antes del fin de septiembre, las medidas para cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria y el techo de gasto, así como el proyecto de Ley de Presupuestos Generales para 2017.

Grupos de trabajo. Crear cuatro grupos para negociar sobre reformas institucionales (lucha contra la corrupción, independencia de la justicia, debate territorial…), política económica, educativa y social (medidas de garantía del Estado del bienestar, actualización del Pacto de Toledo para afianzar la sostenibilidad de las pensiones o un acuerdo social contra la violencia de género).

Coincidencias PP-PSOE-Ciudadanos. El documento del PP contiene una batería de propuestas compartidas, en su mayoría bastante genéricas (prometen “avanzar”, “intensificar”, “apostar por”, “mejorar”, “revisar…”), en materia de empleo, crecimiento, financiación pública, educación, ayudas sociales, sanidad, pensiones, violencia de género, fortalecimiento institucional, lucha contra la corrupción, reforma de la justicia…

En materia de empleo. El PP comparte la propuesta de crear un fondo de capitalización de trabajadores, “al estilo del sistema austríaco”, que consiste en establecer un seguro que el trabajador puede cobrar en caso de despido y que conserva si cambia de empleo. También el objetivo de dar “atención prioritaria” a los parados de larga duración y establecer un “cheque-formación”.

Lucha contra la corrupción. El partido de Rajoy propone cesar a altos cargos cuando se les abra juicio oral; “reforzar el control” de las subvenciones públicas; regular los lobbies; “refuerzo de medios en la lucha contra la corrupción”; “mejorar los mecanismos para la denuncia de casos”; “no conceder indultos a condenados por corrupción”; “reducir” los aforamientos… En su pacto, el PSOE y Ciudadanos se comprometían a suprimir los de diputados, senadores y miembros de las asambleas legislativas de las comunidades autónomas.

Crecimiento. Incrementar la inversión en I+D+I; combatir la morosidad empresarial imponiendo mayores sanciones al incumplimiento de plazos; rebajar la tributación a los nuevos profesionales.

Finanzas públicas. “Reforzar” la lucha contra el fraude fiscal; “abordar” el régimen de las SICAV [sociedades de inversión] y reformar el modelo de financiación autonómica.

Fortalecimiento institucional.  Los populares proponen “nuevas fórmulas de participación ciudadana en el Congreso y potenciar la iniciativa legislativa popular”; homologar las declaraciones de bienes y actividades de parlamentarios y altos cargos del Gobierno.

Pacto social. El PP comparte la necesidad de evaluar el sistema de dependencia; “apoyar decididamente la conciliación de la vida laboral y familiar” con jornadas hasta las 18 horas y medidas de apoyo a la maternidad. También “favorecer una cartera común de servicios” sanitarios; “reforzar” la sostenibilidad de las pensiones a través del Pacto de Toledo. 

De interés

Artículos Relacionados