miércoles,18 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaSube el paro juvenil al 55,5% pese a la mínima incorporación de...
El paro total baja y la destrucción de empleo se desacelera

Sube el paro juvenil al 55,5% pese a la mínima incorporación de jóvenes al mercado laboral

Redacción
El mercado laboral ha mejorado algo en el primer trimestre, en línea con otros otros indicadores económicos españoles y europeos, aunque menos que estos, y ofreciendo dos jarros de agua fría. Uno es que el número de ocupados totales sigue a la baja: ha caído en 184.600. Otro, que el paro juvenil se eleva de nuevo al 55,45% de los activos, pese a que ha sido el trimestre desde que empezó la crisis con inferior incorporación a la actividad de menores de 25 años, todo un golpe a la tarifa plana.

Los datos de esta Encuesta de Población Activa (EPA de enero-marzo publicados esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofrecen, sin embargo, algiunas dificultades de comparación, porque hace unas semanas el propio INE cambio las series historicas de los últimos años para incorporarles el último censo de población y sustituir al hasta ahora utilizado de 2001, diez años antes. Al descender así la población de base, han cambiado las partes de la misma que se consideran inactivas por no tener edad laboral o por desánimo, las incorporadas al mercado como activas, y dentro de esta última parte las ocupadas y las paradas.

Así, por ejemplo, el número de jóvenes en paro menores de 25 años se redujo en 25.700 personas durante el primer trimestre, lo que supone un 2,8% menos que en el trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 881.400 durante el primer trimestre. Pero eso ha sucedido con el menor número de incorporación de jóvenes al mercado laboral desde principios del 2006, lo que refleja por tanto un fuerte desánimo de los menores de 25 años incluso en los meses en que al final se anunció la tarifa plana de hasta 50 euros en las cotizaciones a la Seguridad Social para facilitar su inserción.

En efecto, han sido apenas 63.200 los menores de 25 años que durante este trimeste se han incorporado al mercado laboral para trabajar o buscar trabajo. Ha sido la tercera parte que en el mismo trimestre del 2006, y menos todavía que en el primer trimestre del 2012, cuando fueron 63.700, según el gráfico que sigue, incluido en la página 15 de la nota explicativa del INE.

Por todo ello, pese al descenso absoluto del desempleo juvenil, la tasa de paro de este colectivo escaló hasta el 55,48% de los activos al término del primer trimestre. Esto supone seis décimas más que en el trimestre anterior, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se situó en el 54,88%.

En el último año, el número de jóvenes en paro ha descendido en 99.300 desempleados (-10,1%). Pero la tasa de paro actual de los menores de 25 años es 1,4 puntos inferior a la existente en el primer trimestre del año pasado (56,91%).

Así, el número de jóvenes activos se redujo en 64.100 personas en el primer trimestre (-3,8%) y en 134.500 personas en el último año (-7,8%), hasta situarse el total de activos en 1.588.500 jóvenes. se ha mantenido en 1.678.400 personas.

Parados de larga duración

De los más de 5,9 millones de parados contabilizados en España al finalizar marzo, el 14,85% son jóvenes menores de 25 años y el 50,1% son parados de larga duración.

De hecho, el número de parados de larga duración se incrementó en 9.900 personas en el primer trimestre, un 0,33% más que en el trimestre anterior, hasta rozar casi los tres millones de personas (2.975.800). En el último año, los parados de larga duración han aumentado en 49.300 personas (+1,7%).

Baja el paro total por primera vez en 9 años

El paro bajó en 2.300 personas en el primer trimestre del año respecto al trimestre anterior, un 0,04% menos, registrando así su primer descenso en un primer trimestre desde el año 2005.

Tras este recorte del desempleo, el número total de parados alcanzó la cifra de 5.933.300 personas. No obstante, como consecuencia de la evolución de la población activa, que bajó en 187.000 personas entre enero y marzo (-0,81%), la tasa de paro escaló dos décimas y se situó a cierre del primer trimestre en el 25,93%.

Dentro del periodo de crisis, en todos los primeros trimestres desde 2008 el paro ha registrado subidas, siendo la más pronunciada la del primer trimestre de 2009, cuando la economía española sumó 811.400 desempleados.

En el último año, el paro se ha reducido un 5,5%, con 344.900 desempleados menos, lo que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), supone el mayor descenso anual del desempleo desde el tercer trimestre de 2005.

En el primer trimestre de este año se destruyeron 184.600 empleos (-1,08%), su menor descenso en este este trimestre desde 2008, cuando se perdieron 97.900 puestos de trabajo. En el último año, la ocupación ha descendido en en 79.600 personas, a un ritmo del 0,47%, la tasa menos negativa desde el tercer trimestre de 2008.

Todos los empleos destruidos entre enero y marzo pertenecían al sector privado, que registró un retroceso de la ocupación de 195.800 personas (-1,38%), mientras que el empleo público aumentó en este trimestre en 11.100 personas (+0,38%). El sector público acumula un ajuste de 31.200 puestos de trabajo en el último año (-1,06%), mientras que el privado ha destruido 48.400 empleos (-0,34%).

En el primer trimestre de 2014, el número de asalariados retrocedió en 164.000 personas (-1,16%), de las que 112.400 tenían contrato temporal (-3,3%) y 51.600 eran asalariados indefinidos (-0,48%).

De interés

Artículos Relacionados