martes,24 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadUGT-Andalucía pagaba casi el 100% de los gastos internos con subvenciones para...
Levantado el secreto del sumario, piden dimisiones estatales

UGT-Andalucía pagaba casi el 100% de los gastos internos con subvenciones para formación

Redacción
El sindicato UGT pagaba casi el 100% de sus gastos de personal con las subvenciones que recibía de la Junta de Andalucía para formación, según una de las declaraciones por el caso de las facturas falsas. El testigo, José Miguel G.R., ex trabajador en el departamento de Contabilidad de UGT en Andalucía, dijo a la Guardia Civil que el 100% de los gastos de personal quedaron cargados a distintos programas de formación ocupacional y formación continua. Algunos diarios piden dimisiones nacionales.

En concreto, según el testigo, el 40% de los gastos de estructura serán cargados a subvenciones de formación ocupacional, otro 40% a formación continua y el 20% restante a otros programas, en un porcentaje que era siempre fijado por el extesorero de UGT-A Federico Fresneda, ya imputado por el juez. Los diarios publican estos datos que se han conocido hoy, al levantarse el secreto del sumario que mantiene abierto el juez de instrucción 9 de Sevilla y por el que en junio pasado tomó declaración a tres sindicalistas y trece empresarios imputados por emitir facturas falsas para UGT. Los periódicos también especifican que otro testigo, Roberto Alejandro M.C., declaró por su parte que entró en el departamento de compras de UGT-A en el año 2006 y ya entonces existían unas hojas de cálculo en las que se recogían unos saldos generados por determinados proveedores "de confianza", que emitían facturas por servicios "realmente no realizados".

Según las conclusiones de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que recoge el sumario, el sindicato diseñó "una estructura empresarial ex profeso" para "justificar el presunto desvío de fondos públicos supuestamente malversados" destinados a su financiación.

Por otra parte, el mencionado extesorero de UGT en Andalucía Federico Fresneda, ha declarado al juez que los exsecretarios regionales Manuel Pastrana y Francisco Fernández Sevilla conocían el llamado "rappel" o descuento que los suministradores hacían al sindicato y que no se reflejaba en las facturas que presentaban a la Junta.

Editoriales de la prensa impresa

La prensa más próxima al Gobierno ha encontrado en este escándalo alternativa al de Gúrtell, y sus editoriales de hioy se resumen así:

No puede pasar ni un día sin que Méndez y la cúpula de UGT dimitan (EL MUNDO): El sumario del caso de las facturas falsas de UGT Andalucía "es una demostración práctica de cómo una organización creada para ayudar a los trabajadores se transforma en una trama para delinquir". "En UGT-A había un nido de corruptos que camparon a sus anchas y se lucraron con el dinero de los españoles", amparados en una red de influencias por la que se creían prácticamente impunes. Como explica la Guardia Civil, UGT-A "había creado una estructura empresarial ´ex profeso para justificar el presunto desvío de fondos públicos supuestamente malversados´, en las que participaban todas las federaciones y las uniones del sindicato de Andalucía" y "perfectamente conocido por la cúpula sindical". La gravedad de los hechos relatados en el sumario – investigados gracias a la publicación del escándalo por El Mundo – "es de tal calibre que no puede pasar ni un día más sin que Cándido Méndez y el resto de los altos dirigentes de UGT asuman sus responsabilidades y dimitan de sus cargos".

UGT, sindicato del fraude (ABC): El caso del desvío de fondos destinados a formación de UGT-Andalucía no es "una irregularidad aislada y puntual cometida por algún sindicalista con un fin específico y particular, sino de una supuesta trama fraudulenta urdida por la propia organización para desviar fondos públicos con el objetivo de financiar sus actividades". Lo más grave "no son las elevadas cuantías defraudadas bajo sospecha, que podrían ascender a varios cientos de millones de euros, sino la profunda indecencia y absoluta desfachatez que implica robar dinero a los parados que pretenden formarse o a los trabajadores que aspiran a mejorar sus condiciones laborales mediante la realización de dichos cursos". Si a ello se suma la jubilación millonaria que, según consta en el sumario, se habría concedido el ex secretario regional Manuel Pastrana "la desvergüenza del sindicato parece no tener límites". "UGT y PSOE tienen que depurar responsabilidades internas, empezando por Cándido Méndez".

Cita en Ferraz entre las corruptelas de UGT (LA RAZÓN): Pedro Sánchez, que se reunió ayer con Cándido Méndez, dijo que no le temblará el pulso contra la corrupción. Méndez sólo habló de la reforma laboral. "De momento, los trapicheos de la UGT sólo suscitaron palabras y silencios".

De interés

Artículos Relacionados