domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadUn apretón de manos entre Obama y Castro inicia la VII Cumbre...
El mensaje del Papa reclama igualdad, la nueva línea FMI

Un apretón de manos entre Obama y Castro inicia la VII Cumbre de las Américas

Redacción
Un apretón de manos entre Obama y Castro inició la VII Cumbre de las Américas, que reúne a jefes de Estado y de Gobierno de 35 países, incluido el de Cuba por primera vez. El discurso inaugural del presidente panameño, Juan Carlos Varela, destacó como gran reto del evento "buscar los puntos de convergencia que permitan luchar unidos contra la desigualdad, la falta de oportunidades y la delincuencia". Expectación pues a lo que diga sobre educación, capital humano e inclusión digital y financiera.

Esta expectación es limitada desafortunadamente y no se extiende a lo que se acuerde pues los enfrentamientos entre EEUU y Venezuela, cuyo expresidente Chávez también estrechó las manos con Obama hace varios años, impedirán que haya acuerdos: Panamá como país anfitrión se dispone a redactar un informe final que sustituirá al documento conjunto, mencionando los consensos alcanzados en vez de los acuerdos

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, resaltó también en el acto  inaugural "el coraje y la voluntad de los jefes de Estado y de los Gobiernos que han dejado a un lado sus diferencias históricas en búsqueda de acercamientos", aun cuando como informó Ibercamus la VII Cumbre de las Américas espera terminar sin documento conjunto por la demanda de Venezuela de condenar las sanciones de EEUU, después de que el socialista González y el conservador Aznar se han unieron a otros 23 expresidentes iberoamericanos denunciando abusos en Venezuela. "Les invito a que en el marco de la presente Cumbre avancemos hacia el establecimiento de una hoja de ruta para escribir juntos la historia de 35 mandatarios que lideramos más de 900 millones de hombres y mujeres a una época de paz y prosperidad con equidad en nuestro continente y contribuimos a la paz del mundo, luchando por el bienestar de todos sus habitantes”, puntualizó también el mandatario panameño.

La sesión empezó el sábado a las 9 horas de Panamá, con intervenciones como las que se pueden seguir a continuación en el vídeo, donde las primeras intervenciones saludaron el fin de los conflictos internos y externos en la zona (en alusión al fin del embarco de EEUU a Cuba y la expectativa de relaciones diplomáticas) y la elección de los valores "prosperidad, equidad y cooperación" como centrales de la cumbre, a las que cada orador añadió otros como la cohesión, dignidad y educación señalados por la presidenta de Brasil:

El esperado encuentro entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y el presidente cubano, Raúl Castro, se produjo poco antes de la inauguración y al terminar la primera sesión reproducida en el vídeo anterior. Ambos se saludaron y estrecharon la mano. Una portavoz de la Casa Blanca explicó que fue una "interacción informal", en la que no mantuvieron ninguna "conversación sustancial". Hoy mantendrán un encuentro, que todos los diarios españoles califican de "histórico" y que supone el primero entre un presidente estadounidense y uno cubano en más de medio siglo, tras el acuerdo alcanzado en diciembre para restablecer las relaciones entre ambos países. Ayer el presidente cubano se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y con el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

En el acto inaugural también participaron el secretario general de la ONU; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y el secretario de Estado del vaticano, cardenal Petro Paolin, en representación del Papa Francisco, quien envió un mensaje a los participantes de la cumbre. Ban Ki Moon destacó que "la presencia de los presidentes Obama y Castro en esta oportunidad representa un deseo finalmente cumplido por muchos en la región".

Ayer tuvieron lugar varios encuentros entre los mandatarios y diferentes grupos. El presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió con los representantes del Sistema para la Integración Centroamericana (SICA) y destacó la importancia de una "agenda común fuerte". "Lo que es bueno para la región es bueno para Estados Unidos", afirmó. "Los días en que nuestra agenda en este hemisferio a menudo suponía que Estados Unidos podía interferir con impunidad pertenecen al pasado", proclamó. En una reunión con los presidentes de Honduras, El Salvador y Guatemala, Obama se comprometió a invertir 1.000 millones de dólares en programas para la juventud que contribuyan a reducir la delincuencia y el narcotráfico. En el Foro de la Sociedad Civil, al que asistieron activistas y líderes civiles de varios países, entre ellos opositores cubanos y venezolanos, Obama afirmó que "las naciones fuertes no tienen miedo a la sociedad civil" que, subrayó, "es la conciencia de nuestros países".

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, no acudió a la cumbre por las graves inundaciones que han afectado al norte de su país. La delegación chilena está encabezada por el canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien tildó la decisión de Washington de declarar Venezuela como una amenaza de "desafortunada" y señaló que Chile se opone a las "sanciones unilaterales" que Estados Unidos ha impuesto al régimen de Maduro. Por su parte, el presidente boliviano, Evo Morales, aseguró que no tiene planes de reunirse con el presidente estadounidense. "Ni lo deseo", dijo. Por otro lado, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, fue recibido con una sonora cacerolada a su llegada al centro de convenciones donde se celebra la cumbre.

Papa Francisco, contra la desigualdad

El Papa Francisco lanzó, a través de un enviado especial, un mensaje contra la desigualdad: "No es suficiente con que los pobres recojan las migajas que caen de la mesa de los ricos", ha señalado el Pontífice, a través de un mensaje que ha sido leído por el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin. 

"Obama y Castro dejan atrás el conflicto que dividió América", titula EL PAÍS en portada. "Obama se la juega en la cumbre", dice EL MUNDO. "Obama retirará a Cuba de la lista terrorista tras su reunión con Castro", destaca ABC. "EEUU y Cuba entierran 50 años de enfrentamiento", titula LA VANGUARDIA. "Obama y Castro abren la nueva era americana", dice EL PERIÓDICO. "Obama y Castro escenifican el deshielo", señala LA RAZÓN en portada.

En un editorial titulado "Nuevas relaciones americanas", LA VANGUARDIA opina que la Cumbre "tiene un significado especial. La coyuntura histórica ha variado". Desde el último encuentro en Cartagena de Indias, "la situación es distinta". El régimen venezolano, tras la muerte de Chávez y su sucesión por Nicolás Maduro, ha perdido fuelle, "en buena medida debido a su represión de los opositores y, en suma, a un comportamiento progresivamente antidemocrático. También se halla en horas bajas ese liderazgo porque EEUU ha iniciado una nueva etapa de deshielo en la diplomacia con Cuba que puede abrir una era, más amable, en las relaciones entre América del Norte y América del Sur". A Obama, en el tramo final de su segundo mandato, "le gustaría ser recordado como alguien que intentó variar el tono de las relaciones de su superpotencia con el mundo, potenciando el diálogo y la reconstrucción de relaciones". "La política exterior de EEUU para América puede brindar a Obama satisfacciones". "El seguramente próximo restablecimiento de relaciones entre EEUU y Cuba abre un nuevo marco común para ambos países, que a los dos conviene".

Cuando EEUU ya no es el enemigo, titula LA RAZÓN, diciendo que "la reunión de Panamá puede ser una ocasión para que la región supere la política de confrontación contra el enemigo común estadounidense, pero el escepticismo sobre la suerte final del encuentro está fundamentado en unos regímenes bolivarianos liberticidas sobre los que toda desconfianza es poca".

Desde otro foro, el FMI, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, confirmaba la influencia de algunas ideas de Piketty sobre la desigualdad en la nueva actitud del guardian de la cooperacion monetaria global, al asegurar en una entrevista a EL PAÍS que en los dos últimos años la economía mundial ha crecido a un promedio del 3,5%, el mismo ritmo que creció en promedio en los últimos 20 años. Lo que ha cambiado, según explica, es la naturaleza de ese crecimiento y el margen del sistema capitalista para la renovación. "No está creando los puestos de trabajo necesarios y la insuficiente creación de empleo se distribuye de una forma que no responde a las necesidades. Tampoco está estimulada la productividad", asegura. Lagarde insiste en que el debate entre austeridad y crecimiento es falso, ya que "es posible tener disciplina fiscal y un crecimiento fuerte". Considera que el sistema capitalista "deja margen suficiente para la renovación" y da valor a "las fuerzas de los mercados", pero en un entorno normativo "que proporcione a los gobiernos las herramientas necesarias para reaccionar ante las desigualdades".

Lagarde muestra su preocupación por que las cargas y los costes de la crisis financiera hayan recaído desproporcionadamente sobre los pobres y la clase media y menos sobre los banqueros y financieros que tomaron decisiones que causaron el problema. "Hemos trabajado para cambiar la situación. Hemos creado un sistema que hace recaer los costes sobre los accionistas de las instituciones financieras que sufren esas dificultades", apunta. En su opinión, hoy es más seguro el sistema financiero.

Sobre Grecia, la directora gerente del FMI se muestra segura de que cumplirá con todas sus obligaciones. "Sólo creo lo que él me dijo", en referencia a la reunión que mantuvo con el ministro de Economía griego, Yanis Varoufakis.

Lagarde insiste en que el proyecto europeo es "hoy más sólido que nunca", aunque considera que aún queda "mucho por hacer en materia de reformas estructurales, sobre todo respecto a las inversiones en infraestructuras".

Conclusiones del IV Foro de Jóvenes de las Américas

Horas antes de la cumbre, se dieron a conocer las conclusiones del IV Foro de Jóvenes de las Américas, que propugna "una educación universal, desde preescolar hasta universitaria, de la más alta calidad, gratuita, multicultural, pluralista e innovadora":

"Reconociendo la importancia de la juventud en cada subtema de la VII Cumbre de las Américas, las y los jóvenes hacemos un llamado a nuestros Gobiernos a que entiendan la transversalidad entre ejes temáticos postulados. Igualmente, deseamos se nos permita, como juventud, tener un rol activo en el proceso de creación de políticas y a la vez se genere un plan de acción realizable que logre llenar las expectativas y superar los retos que nos deparan.

Medio Ambiente y Energía

Los Jóvenes de las Américas consideramos que el cambio climático es el mayor desafío para asegurar la prosperidad con equidad y supervivencia de nuestros pueblos; por lo tanto, exhortamos a los Gobiernos adoptar, ratificar e implementar los acuerdos actuales y futuros bajo la CMNUCC (Convención Marco de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático), y destinar los recursos necesarios para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero e incrementar la capacidad adaptativa de las comunidades más vulnerables, en especial en el sector salud.

Los gobiernos deben adoptar una agenda de Estado que unifique un criterio energético sostenible respecto a energías renovables. De igual forma, deben estimular la inversión privada con incentivos económicos y promover la participación ciudadana legítima, transparente, equitativa, de concertación y de respeto de los derechos de las poblaciones y del ambiente.

Así mismo, priorizar la creación de reservas ecológicas en cada país para preservar la biodiversidad e implementar una educación ambiental obligatoria con el fin de promover una cultura sustentable como mecanismo de inclusión social que fortalezca la articulación de los sectores gubernamental, privado y ciudadano.

Es vital que nuestros Estados asuman constitucionalmente el derecho al agua y saneamiento como derecho humano inalienable, respetando la vinculación cultural de los pueblos indígenas y campesinos con los recursos naturales.

Migración

Las juventudes de las Américas no percibimos la migración como un problema sino como un derecho. Entendemos que es un asunto multicausal y, por lo tanto, requiere de soluciones integrales. La migración debe atenderse considerando sus particularidades: situaciones de los países de origen, las implicaciones de los países de tránsito y las repercusiones en los países receptores. Se reconoce que la migración se da entre Estados y también al interior de cada uno.

Los jóvenes identificamos como principales causas de migración la falta de oportunidades y bienestar económico en el país de origen, la inseguridad ciudadana e inestabilidad política. Ello trae como consecuencia fundamentalmente problemáticas respecto a la reunificación familiar y el reconocimiento y respeto del derecho del migrante.

A nuestros Jefes de Estados, exigimos la inversión en la educación universal y de calidad para fortalecer el desarrollo humano y la eliminación de los riesgos migratorios. Además, el fomento del emprendimiento, cooperativismo y la asociación con el sector privado para estimular la creación de puestos de trabajo dignos y seguros para las juventudes.

Descentralizar las instituciones públicas para generar bienestar social con equidad. Consideramos que se puede reducir la migración permanente hacia otros países creando mayor empleo. Entendemos que su creación debe ser responsabilidad compartida del sector público y privado. Las nuevas empresas creadas por jóvenes son una fuente importante de empleo y, por lo tanto, abogamos por la generación de oportunidades de financiamiento accesible para la creación de los mismos.

Los Estados tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad ciudadana a su población y a cualquier migrante en tránsito o residente. Combatiendo así, el tráfico ilícito y la trata de personas, en particular de mujeres, niños, niñas y adolescentes. Por ello consideramos prioritario promover una educación respecto a los derechos humanos del migrante.

Pedimos la elaboración de un tratado multilateral en materia migratoria en el cual se establezca las normativas en derechos humanos del migrante y seguridad ciudadana, ajustándose a las condiciones y características de las naciones de las Américas.

Como jóvenes nos comprometemos a elaborar una campaña de concientización y fiscalización continental, por un tiempo de tres años, para la humanización de los movimientos migratorios

Seguridad

Los jóvenes entendemos que uno de los problemas claves de la seguridad ciudadana es la desigualdad social y económica. También la militarización, las guerrillas y las falencias en los sistemas penitenciarios del Hemisferio.

Por ello, exhortamos a que todo el continente americano sea una “zona de paz”, que conlleva fundamentalmente el respeto de la soberanía, el rechazo categórico a cualquiera iniciativa de injerencia en asuntos internos de cada país, como la existencia de bases militares extranjeras. Para ello es necesario fortalecer las instituciones policiales, judiciales y penitenciarias. Además garantizar la autonomía, democracia, transparencia y laicidad de los órganos de seguridad ciudadana que componen los Estados, y asegurar así la credibilidad de las instituciones en sus funciones.

Respecto a los sistemas penitenciarios, los gobiernos deben elaborar políticas públicas integrales hacia su restructuración para garantizar la reinserción social de los reclusos y los derechos humanos de las víctimas.

En el plano de la prevención, potenciar la educación integral que fomente valores humanos y fortalezca las familias en su diversidad a través de programas sociales, culturales, deportivos, desarrollo humano, entre otros. Ello contribuiría a la disminución de la deserción escolar y la desintegración familiar. Al mismo tiempo, debe impulsarse el desarrollo de políticas en materia de emprendimiento social, enfocados en el desarrollo integral de los jóvenes.

Educación

Los jóvenes participantes del IV Foro de Jóvenes de las Américas aspiramos a una educación universal, desde preescolar hasta universitaria, de la más alta calidad, gratuita, multicultural, pluralista e innovadora, que nos prepare para afrontar los desafíos que nos esperan como futuros líderes del hemisferio occidental.

Para concretar nuestra visión, exhortamos a nuestras autoridades a programar la agenda de trabajo post-2015 de acuerdo a las siguientes prioridades:

  1. Participación e incidencia
  2. Implementar espacios de participación continua en la Comisión Interamericana de Educación con la finalidad de presentar propuestas y que los Ministros de Educación establezcan una metodología para asegurar la inclusión de nuestra perspectiva a partir del IV Foro de Jóvenes de las Américas.
  3. Gratuidad de la educación, gestión de recursos y su distribución
  4. Garantizar la gratuidad de la educación preescolar, básica, media y superior como derecho humano fundamental, así como la creación de programas especializados destinados a la alfabetización y educación vocacional como política pública, fortaleciendo la oferta de habilidades y reduciendo las brechas sociales en aras de la construcción de un continente con equidad.
  5. Calidad en la educación
  6. Asegurar modelos pedagógicos que tengan como objetivo el desarrollo de un ser humano integral, portador de un pensamiento crítico y creativo, renovando los procesos de enseñanza-aprendizaje e incluyendo la participación de todos los sectores sociales. Realizar consultas participativas periódicas para el mejoramiento continuo y contextualizado del sistema educativo, y asegurar que las autoridades de gobierno generen planes de acción, monitoreo, evaluación y de ajustes, que garanticen su debido cumplimiento.
  7. Educación pública universal y pluralista
  8. Promover, fortalecer y posicionar universalmente los sistemas educativos públicos y laicos que incluyan a las y los jóvenes en situación de vulnerabilidad[1]; respeto a la diversidad sexual, la interculturalidad, la diversidad de género y reivindicación de las diversas identidades. Además establecer una educación sexual y reproductiva integral.
  9. Investigación, innovación y movilidad académica

Promover la educación, capacitación e implementación de la alfabetización tecnológica y científica para la inclusión social e innovación educativa. Reducir la brecha tecnológica e informática en zonas urbanas y rurales. Fortalecer y vincular a los sistemas educativos, los centros de investigación científica nacionales y regionales, desburocratizando los procesos de movilidad para el intercambio académico en la educación preescolar, básica, media, y universitaria.

Formación y condiciones laborales docentes

Mejorar el ambiente laboral de las comunidades educativas. Facilitar la participación de la familia en procesos de aprendizaje y su vinculación a su entorno cultural. Promover incentivos para la formación docente, continua y de calidad.

Participación Ciudadana

Reconocemos como problemática respecto a este tema los bajos niveles de participación en la definición de políticas públicas de los siguientes sectores de la población: mujeres, indígenas, afrodescendientes, personas con discapacidad, migrantes, jóvenes rurales, LGBTI, entre otros. Modificar esta situación de falta de igualdad y equidad en las oportunidades para la participación ciudadana debe ser el compromiso de los Estados.

Instamos a reconocer y otorgar apoyo a movimientos sociales, voluntariados y organizaciones juveniles, a través de acciones democráticas entre los distintos grupos sociales y los Estados, con la finalidad de fortalecer la gestión de todos los niveles de gobierno a través del apoyo mutuo, mayores presupuestos y autonomía en su accionar.

Proponemos cuotas electorales juveniles que aseguren nuestra participación e incidencia, institucionalizar mecanismos de debate permanente, TICs sociales, consultas vinculantes y la participación en el ciclo de las políticas públicas. Además evaluar aquellos que existan para reformarlos hacia el futuro, brindando adicionalmente educación ciudadana sobre liderazgo, participación pública, gestión y control político y social.

Gobernabilidad

Los jóvenes de las Américas reconocemos como primordial, el ejercicio perdurable de la gobernabilidad democrática, en base al modelo democrático elegido y exigimos que se reconozca y se garantice todos los derechos humanos para todas y todos, en el marco del respeto a la soberanía plena de los Estados sin condicionamiento, ni injerencia alguna.

Exhortamos a los Estados a fortalecer y perfeccionar sus instituciones y sistemas jurídicos vigentes, tanto en instancias nacionales como internacionales.

Motivados por estos propósitos, solicitamos la implementación de una post agenda en seguimiento de los debates y compromisos acordados en este IV Foro de Jóvenes de las Américas, adaptado a la realidad de cada país, sugiriendo estrategias preventivas contra la corrupción, en pos de la transparencia programática, concientización y empoderamiento ciudadano.

Además, proponemos la medición del impacto real y fiscalización de los compromisos adoptados, con el fin de que sean verdaderamente sostenibles en la voz de las juventudes de las Américas.

[1] Jóvenes indígenas, afrodescendientes, de pueblos originarios, con discapacidad, neurodiversos, LGBTI, movilidad humana y con enfermedades raras y catastróficas.

De interés

Artículos Relacionados