domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaUna inflación disparada empaña el optimismo por la recuperación del empleo
Se supera los 20 millones de ocupados por primera vez en 13 años

Una inflación disparada empaña el optimismo por la recuperación del empleo

El número de ocupados aumentó en 359.300 personas en el tercer trimestre y 854.100 personas (un 4,45%) respecto a hace un año. Pero estos datos, que se traducen en una caída del paro del 8,23%, se han visto eclipsados por la amenaza de una inflación disparada, que alcanza un récord de 29 años en octubre con un repunte del 5,5%.

El número de ocupados aumentó en 359.300 personas en el tercer trimestre y 854.100 personas (un 4,45%) respecto a hace un año. Pero estos datos, que se traducen en una caída del paro del 8,23%, se han visto eclipsados por la amenaza de una inflación disparada, que alcanza un récord del 5,5% en octubre.

Por sectores, la evolución sigue dominada por los servicios, que suponen el 86% de la ocupación creada en el último año.

La ocupación aumenta este trimestre en 44.500 personas en el sector público y en 314.800 en el privado. En los 12 últimos meses el empleo se ha incrementado en 707.200 personas en el sector privado y en 146.900 en el público.

El verano ha beneficiado en términos de empleo especialmente Cataluña, Canarias y Baleares, En términos interanuales los mayores incrementos se producen en Andalucía (162.300 ocupados más), Cataluña (155.500) y Comunidad de Madrid (124.000).

Por su parte, el número de parados baja este trimestre en 127.100 personas (–3,59%) y se sitúa en 3.416.700, un –2,35% en términos desestacionalizados. En los 12 últimos meses el paro ha descendido en 306.200 personas lo que supone una caída del 8,23%. La tasa de paro se sitúa en el 14,57%, lo que supone 69 centésimas menos que en el trimestre anterior y un 1,69€ por debajo del nivel de hace un año.

Por comunidades, las mayores bajadas interanuales del paro se dan Cataluña (79.900 menos), Comunidad de Madrid (–38.600) y Castilla y León (–27.100). En Comunidad Foral de Navarra (3.300), Canarias (2.100) y La Rioja (1.700) el número de parados se incrementa en variación anual.

Por lo que respecta a los activos, aumentan este trimestre en 232.200, hasta 23.447.700, con lo que la tasa de actividad sube 56 centésimas y se sitúa en el 59,14%. La población activa se ha incrementado en 547.900 personas respecto al tercer trimestre de 2020.

El lastre de la inflación

Pero estos datos se ponen en cuestión ante la desaceleración de la recuperación. La rebaja de previsiones de crecimiento para 2020 por parte de Airef y Funcas, a los que seguirá el Banco de España, convierte en papel mojado que convierte en papel mojado el cuadro macro del Gobierno.

Y uno de los factores clave es la evolución de la inflación que según el indicador adelanto publicado por el INE alcanzó en un octubre un 5,5%, récord en 29 años.  En este comportamiento destacan las subidas de los precios de la electricidad y, en menor
medida, los carburantes y lubricantes para vehículos personales y el gas, frente a los
descensos registrados en octubre del año pasado.

Por su parte, la tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente (índice general
sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta cuatro décimas hasta el 1,4%, con lo que se sitúa más de cuatro puntos por debajo de la del IPC general. Esta es la diferencia más alta entre ambas tasas desde el comienzo de la serie, en agosto de 1986.

Incertidumbre en la relación entre empleo e inflación

Los precios de la energía están afectando gravemente a la industria, sobre todo entre las pymes. Esta situación, añadida a los problemas de suministro a nivel global, podría difuminar difuminar el efecto de una buena temporada turística y el efecto de las vacunas en la recuperación de la actividad.

En este sentido, el profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo, Francisco J. Delgado, señala a Ibercampus que «la relación entre desempleo y precios es ciertamente compleja».

«En teoría, la curva de Phillips nos dice que una inflación alta conllevará un bajo desempleo y, por tanto, alto nivel de empleo en la economía. Pero esta evidencia no es concluyente, y esa relación dependerá de varios factores, entre ellos la fase del ciclo económico» señala el experto. En este sentido, recuerda que hemos visto «episodios de inflación y desempleo, sin apenas crecimiento, dando lugar la denominada estanflación».

Por tanto, «la inflación a este nivel, «de permanecer en el tiempo, va a tener efectos importantes en el mercado de trabajo», señala.

 

De interés

Artículos Relacionados