domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadAcoso escolar y violencia en videojuegos, tras la matanza del colegio en...
10 muertos, incluidos los 2 exalumnos atacantes suicidados

Acoso escolar y violencia en videojuegos, tras la matanza del colegio en Suzano, de Brasil

Redacción
Los dos adolescentes que mataron a cinco estudiantes y dos profesoras de su antiguo colegio de Suzano, cerca de Sao Paolo, para luego suicidarse, han generado inquietud sobre los efectos del `bulling¨ o acoso escolar y los videojuegos, así como un nuevo debate sobre la posesión de armas. Otras nueve personas resultaron heridas. Armados con pistolas, cuchillos, hachas y arcos, los atacantes frecuentaban un local especializado en videojuegos y usaban símbolos de violencia nazi como la esvástica.

Las autoridades identificaron a los agresores como Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Henrique de Castro, de 25. Eran vecinos, considerados jóvenes normales que consumían drogas y a quienes gustaban los ivideojuegos y juntos acudían con frecuencia a un cibercafé especializado para gamers, donde solían hablar y gritar durante las partidas, y una dependiente observó que uno portaba colgante con esvástica.

“La gran pregunta es: ¿Cuál fue el móvil de estos ex alumnos?”, dijo Joao Camilo Pires de Campos, el secretario de Seguridad Pública del Estado. Pero todo parece indicar que hay una interrelación de causas, que van desde experiencias de bulling en la escuela y otras de rechazo a las normas del centro contra el uso de móviles, vinculadas a esa adicción a los videojuegos y a los simbolos de violencia nazi.

De la atracción de ambos jóvenes por la violencia dejan testimonio dos cuadernos encontrados en el coche con el que llegaron a laescuela.“Si mandas a tu ejército a atacar, aunque sea débil, si lo haces rápido el enemigo no tendrá tiempo de defenderse”, dice una de las anotaciones del primer cuaderno, donde aparecen varias ilustraciones de armas de fuego, menciones a videojuegos o tácticas de guerra.“Cuando estés caminando por territorio abierto, no molestes a nadie. Si alguien te molesta, pídele que pare. Si no para, destrúyelo”, también aparece rayado en el cuaderno, citando a una supuesta biblia satánica.

En el otro cuaderno se ven anotaciones que aluden al rechazo de normas escolares: “Está prohibido usar el celular en clases”, “no se puede fumar” o “hay que colaborar con la organización”.

Principales causas

La madre de Monteiro, Tatiana Taucci, ofreció una de las posibles respuestas, tras esconder su rostro frente a la cámara de la televisora Band News, y comentar que su hijo había sufrido abusos en la escuela: “Le llaman bullying Dejó de ir a la escuela… a causa de eso”, dijo, añadiendo que tenía problemas con el acné y que ello también era motivo de burlas en la escuela.

En esta linea, una de las inquietudes suscitadas se alimenta por el hecho de que la literatura académica coincide en que los niños y adolescentes que son víctimas del acoso u hostigamiento tienen mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental, entre ellos depresión, ansiedad, dolores de cabeza y problemas de adaptación social. 

La madre de Monteiro señaló que estaba sorprendida por su participación en el ataque y que se enteró del incidente a través de la televisión, como todos los demás. Pero minutos antes del ataque, Monteiro había publicado 26 fotografías en su cuenta de Facebook, incluidas varias con pistolas y una en la que aparecía mostrando el dedo medio mientras veía a la cámara. En algunas imágenes portó una bufanda negra con una calavera blanca y huesos cruzados. Las fotografías no estaban acompañadas por texto, e inmediatamente el miércoles por la tarde Facebook retiró la cuenta de Monteiro, quien durante el ataque comenzó a disparar con una pistola calibre 38, mientras De Castro utilizó un arco, según el funcionario. 

Los atacantes también tenían bombas molotov, cuchillos y hachas, dijeron las autoridades.“En mis 34 años como policía, es la primera vez que veo que alguien utiliza un arco de esa forma”, señaló el coronel de la policía Marcelo Salles. “Es horrendo”.

Otra de las inquietudes y debates generados por la matanza se deriva de que llega cuando hay polémica en Brasil en torno a la flexibilización de la tenencia de armas impulsada por el presidente Jair Bolsonaro. La nueva ley permite la tenencia de armas en casas y negocios a todos los mayores de 25 años que hayan pasado pruebas psicológicas y no tengan antecedentes penales. Los incidentes con armas en las escuelas no son comunes en Brasil, pese a que el país ostenta la cifra más alta de homicidios anuales del mundo, cerca de 60.000 al año.

Detalles de lo sucedido

Los agresores trataron de entrar a una habitación en la parte trasera de la escuela donde muchos estudiantes estaban escondidos cuando llegó la policía. En lugar de enfrentarse a los agentes, como antes a los estudiantes, se suicidaron, comentaron las autoridades sin dar más detalles.

Las primeras imágenes circulaban en las redes mostrando a uno de los autores de la matanza postrado boca arriba, con la máscara todavía puesta, la pistola en la mano y un charco de sangre empapando el suelo. Los vídeos captados en los momentos posteriores son aún más espeluznantes, al igual que los capturados posteriormente de las cámas de seguridad, donde se ve cómo el primer atacante dispara sobre dos jóvenes y momentos despues entra el segundo y los remata:

Los asesinos entraron a las nueve de la mañana del martes en una estación de lavados de coche, preguntaron por el nombre del dueño del establecimiento y le dispararon tres veces. Éste murió horas después en el hospital. La Policía investigaba anoche si uno de los asesinos es familiar del propietario.

Después fueron en un coche blanco a su antiguo colegio, el Raúl Brasil. Aparcaron en la puerta, se enfundaron las caretas estampadas con la imagen de una calavera -como las que usan los marines en Irak y se taparon con capuchas. Nada más entrar comenzó la persecución. Los asesinos dispararon a bocajarro y utilizaron incluso ballestas, arcos y flechas. También podrían haber instalado algún explosivo,

algo que todavía no estaba confi rmado al cierre de esta edición.

Tras acribillar a quienes estaban en el patio, los atacantes «se dirigieron hacia el centro de idiomas» de la escuela, donde se habían refugiado varios alumnos. Los profesores cerraron el aula. Ante la imposibilidad de seguir la matanza, descargaron las armas y se suicidaron en un pasillo con sendos tiros en la cabeza. Los asesinos aprovecharon un descanso entre las clases. En el camino, la directora de la escuela fue golpeada. Después le dispararon. Médicos que trabajan en el lugar sostuvieron que más de veinte personas resultaron heridas, pero no se ha aclarado cuántas serían niños.

De interés

Artículos Relacionados