Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

jueves, 24 de junio de 2021  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Disparado el recibo eléctrico entre gestos políticos ante puertas giratorias y conflictos de interés
Las empresas pagan a Hacienda tras la COVID un 33% menos y los contribuyentes del IRPF el 1,2% más
Sólo 7 empresas del IBEX 35 informaban claramente de sus riesgos de corrupción antes de la pandemia
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Consejo de Universidades acredita a ESIT y las Facultades de Derecho y Ciencias de la Salud de UNIR
Google se declara a favor de la reforma fiscal que propone el G7 al G20 para acabar con los paraísos
Entregados los II Premios «Universidad, Conocimiento y Agenda 2030»
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
Escario: "Con un mínimo global del 15% se corta en seco la carrera a la baja en Sociedades"
"Los fondos europeos generarán beneficios, pero no para las mayorías sociales ni los ecosistemas"
"La internacionalización de las universidades latinoamericanas necesita de una agenda conjunta"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Los trabajadores con sueldos más altos en relación al SMI se desplomaron en 2019
España ignora el derecho a la desconexión digital y dispara un 60% la tasa de trabajadores afectados
España ve avalada su reforma de la FP tras la reunión de ministros de Trabajo y Educación del G20
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
ONT y AECID se unen para formar a médicos de Latinoamérica en donación de órganos
Las universidades de EEUU elogian el plan de Biden para impulsar el acceso y lo juzgan insuficiente
XXVII Cumbre: 8 países iberoamericanos firman el Convenio para impulsar la circulación del talento
TENDENCIAS Ampliar +  
UPM lidera la standarización mundial de la Seda de Araña (S3I), artrópodo con 40.000 especies
Nace en Valladolid, eEvents, pionera de eventos audiovisuales
La producción constante necesita la automatización


EMPLEO Y FORMACIÓN
Urge sistemas de protección social colectivos y universales

El 40% de la población mundial sin seguro de salud es con el COVID- 19 una amenaza global,según OIT

Protección social OIT

El COVID-19 ha generado en varias semanas giros radicales en las políticas de salud, monetarias y fiscales internacionales, entre otras principales, tras resaltar los fallos y las debilidades de las mismas.La Organización Internacional del Trabajo (OIT), al analizar en ese contexto los sistemas de protección social, ha invitado a los gobiernos a desarrollarlos para asegurar la colectividad, inclusividad y permanencia de los mismos, con especial atención a las sociedades y países más vulnerables
Soraya Aybar Laafou 27 de marzo de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Las grandes digitales se lanzan a transformar el sector salud, después de comercio, banca y prensa
 El Gobierno acentúa su triunfalismo sobre el balance laboral 2019 y elude alertas internacionales
 Salud laboral y política de género en los convenios, temas del V Encuentro UPV/EHU de profesionales
 La cumbre de ministros de empleo del G20 termina sin soluciones a la precariedad global
 Enlaces relacionados
 COVID-19: Los sistemas de protección social fallan a los más vulnerables
La Organización Internacional del Trabajo apunta que, si la pandemia de COVID-19 ha enviado un mensaje al mundo, es que nuestra seguridad social puede llegar a ser inestable y mostrarse al límite de las capacidades. Quienes no pueden entrar y mantener cuarentena porque han de trabaja, o recibir tratamiento ponen en peligro sus propias vidas y las de los demás, y si un país no puede contener el virus, los demás están obligados a infectarse, o incluso a reinfectarse. Pero, sorprendentemente, los sistemas de protección social de todo el mundo están fracasando estrepitosamente a la hora de salvaguardar las vidas y los medios de subsistencia de los grupos vulnerables.

Aproximadamente el 40% de la población mundial no tiene seguro de salud ni acceso a otros sistemas nacionales de salud. Unos 800 millones de personas gastan cada año al menos el 10% de su presupuesto familiar en atención a la salud, y 100 millones de personas caen en la pobreza  debido a que tienen que enfrentar gastos médicos. Esto significa que una gran parte de la gente simplemente carece de los medios para buscar tratamiento, incluso cuando adquieren enfermedades altamente contagiosas como el COVID-19. 

Para agravar el problema, una abrumadora mayoría de los trabajadores carecen de la seguridad económica necesaria para acceder a licencia por enfermedad o hacer frente a una emergencia inesperada. Dado que menos de dos tercios  de los países cuentan con un sistema de seguro social o de asistencia social que brinde subsidios por enfermedad, los enfermos suelen verse obligados a elegir entre poner en peligro su salud personal y pública, o pagar sus facturas.

A dicha imposibilidad por medios propios y excluyendo por un momento la salud, se suma las diferencias que existen entre el gasto público en protección social entere las diferentes regiones del mundo, siendo el Cono Sur el mayor afectado. 
 
Gasto público en protección social, excluyendo la salud, con los últimos datos de 2019 proporcionados por la Organización Internacional del Trabajo

No es sorprendente que la protección contra el desempleo sea también inadecuada, a pesar del papel crítico que juega en el apoyo a los ingresos de los hogares y en la estabilización de la demanda agregada. Las empresas que dependen de los proveedores en las regiones afectadas por los brotes, o que se enfrentan a una reducción de la demanda debido a los cierres y otras medidas de contención, se han visto sometidas a una inmensa presión. Cientos de miles de puestos de trabajo están ahora en peligro . Sin embargo, sólo uno de cada cinco desempleados en todo el mundo puede acceder a beneficios de desempleo .

Como demuestra claramente la pandemia de COVID-19, esta situación no sólo perjudica a los más pobres y vulnerables, sino que amenaza el bienestar de sociedades enteras y de toda la comunidad mundial. Cerca del 55% de la población mundial – unos 4.000 millones de personas – no se beneficia de ninguna forma de protección social, y para enfrentar la brecha muchos países confían en soluciones basadas en el mercado que sólo unos pocos pueden costearse.
 
Último informe mundial sobre la Protección Social entre 2017 y 2019 proporcionado por la Organización Internacional del Trabajo 

Esto no es una novedad para los líderes mundiales. Tras la última catástrofe mundial – la crisis financiera de 2008 – la comunidad internacional adoptó por unanimidad la Recomendación sobre los pisos de protección social, 2012  (núm. 202) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), comprometiéndose así a establecer niveles mínimos de protección que sirvan de base para crear sistemas de seguridad social integrales.

En el 2015, los líderes mundiales dieron otro esperanzador paso adelante, al acordar la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 . Muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible promueven el carácter imprescindible de la protección social. Por ejemplo, la meta 3.8  tiene por objeto “lograr la cobertura sanitaria universal, en particular la protección contra los riesgos financieros, el acceso a servicios de salud esenciales de calidad y el acceso a medicamentos y vacunas seguros, eficaces, asequibles y de calidad para todos”. En la meta 10.4  se pide a los países “adoptar políticas, en especial fiscales, salariales y de protección social, y lograr progresivamente una mayor igualdad”. La meta 1.3 apunta a “Poner en práctica a nivel nacional sistemas y medidas apropiadas de protección social para todos y, para 2030, lograr una amplia cobertura de los pobres y los más vulnerables”.
 
Las metas respecto a la protección social universal para alcanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible del 2030 proporcionado por la Organización Internacional del Trabajo. 

Pero, como la crisis del COVID-19 está dejando muy en claro, no se ha avanzado lo suficiente. Si la pandemia tiene un resquicio de esperanza, la expectativa es que estimule a los gobiernos a ampliar el acceso a los servicios de salud, los subsidios de enfermedad y la protección contra el desempleo. Después de todo, la evidencia demuestra que ese gasto tiene un mayor efecto multiplicador  positivo en la economía que otras medidas, y a la vez puede contribuir a la estabilidad social y política.

Por supuesto, queda la duda de cómo pagar la protección social. La OIT estima que, en el caso de las economías en desarrollo, el déficit promedio de financiamiento para la puesta en marcha de un umbral o mínimo de protección social adecuado equivale al 1,6% del PIB. En el caso de los países de bajos ingresos, esa brecha es mucho mayor: alrededor del 5,6% del PIB; y es poco probable que dispongan de suficiente espacio fiscal para cerrar la brecha por sí solos.

Sin embargo, el mundo nunca ha sido tan rico como lo es hoy en día. Con o sin recesión inducida por una pandemia, existe suficiente capacidad de movilizar los recursos necesarios. Para ello, los países deberían adoptar reformas  del impuesto de las sociedades para garantizar que las multinacionales contribuyan de manera justa a las finanzas públicas. Los impuestos progresivos sobre la renta y el patrimonio, así como las políticas para reducir los flujos financieros ilícitos, también ayudarían.

Pero estas medidas tardarían en surtir efecto, y como la pandemia ya está perturbando la actividad económica y diezmando los ingresos y la demanda, es crucial actuar con rapidez. A corto plazo, tanto los países desarrollados como los países en desarrollo necesitan más flexibilidad para financiar el déficit y obtener préstamos internacionales en condiciones favorables para apoyar sus inversiones en sistemas de protección social.

Muchos gobiernos – en particular en los países con sistemas de atención de la salud financiados mediante contribuciones sociales o impuestos – ya están aumentando el gasto, a fin de garantizar el acceso a los servicios necesarios durante la crisis del COVID-19, incluso mediante la integración de medidas de prevención, exámenes clínicos y tratamiento en los paquetes de prestaciones. Corea del Sur, por ejemplo, realiza miles de exámenes de COVID-19  al día, en centros de pruebas financiados por el Estado.

Además, varios gobiernos han aumentado el apoyo económico a los hogares y las empresas. Hong Kong (RAE de China), Irlanda y el Reino Unido han extendido los subsidios de enfermedad a los trabajadores en cuarentena o auto cuarentena. Alemania y los Países Bajos están ofreciendo prestaciones de desempleo parcial a los trabajadores cuyas horas se han reducido debido a la fuerte caída de la demanda.

De manera análoga, China, Francia, Portugal y Suiza han ampliado el derecho a recibir prestaciones de desempleo para incluir a los trabajadores de empresas a las que se ha ordenado el cierre temporal, mientras que Australia, China y Portugal han ampliado la asistencia social a las poblaciones vulnerables. Y muchos países – como China, Francia y Tailandia – han retrasado los plazos para el pago de las contribuciones a la seguridad social y los impuestos.

Pero estas medidas son sólo un primer paso. Los gobiernos deben aprovechar el impulso creado por la crisis actual para avanzar rápidamente hacia sistemas de protección social financiados colectivamente, integrales y universales. Sólo entonces nuestras sociedades y economías estarán en capacidad para sobrellevar la pandemia del COVID-19 y las demás crisis que se avecinan.

Otros asuntos de Empleo y Formación
Más asuntos de Empleo y Formación
España ignora el derecho a la desconexión digital y dispara un 60% la tasa de trabajadores afectados
España ve avalada su reforma de la FP tras la reunión de ministros de Trabajo y Educación del G20
España, muy por detrás de la UE en ODS relativos a trabajo decente y reducción de desigualdades
Objetivo legal FP: Acreditar en 4 años las competencias de 3 de los10 millones de personas sin ellas
El Gobierno lanza la reforma de la FP con el objetivo de alcanzar a los líderes de la UE en 30 años
¿Nos dirigimos a una burbuja del reciclaje profesional?
¿Puede una reforma laboral acabar con la temporalidad en España?
El Gobierno rediseña la fallida Garantía Juvenil española para romper el bucle de precariedad y paro
Las secuelas de la pandemia oscurecen aún más el pronóstico laboral de los graduados españoles
El BOE saca 14673 plazas de oferta de empleo público, tras anunciar Iceta la convocatoria de 10254
Así queda prórroga de ERTEs a 600.000 asalariados y ayudas a 400.000 autónomos tras el Consejo extra
Gobierno y 65 empresas u ONGs firman la Alianza por la FP y anuncian 9.000 millones,13% de fondos UE
"No permitiremos que los jóvenes vuelvan a pagar la crisis",dice Sánchez al retornar su paro al 40%
Promulgada la Ley que pone a los algoritmos "al servicio de la mayoría social", según el Gobierno
El punto cero del talento 
Negocian prorrogar los ERTE hasta el 30 de septiembre
Preocupantes efectos de la pandemia en los jóvenes y la educación, alerta el Banco de España a APIE
La Herramienta Española de Igualdad Retributiva añade datos a la auditoría de lo obligado desde 2019
La Administración estatal busca jóvenes con vocación de lograr una sociedad más justa e igualitaria
Inspección regulariza a 30.000 trabajadoras del hogar

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
La Inteligencia Artificial transformará drásticamente uno de cada cinco empleos actuales
Guía para ayudarse contra las invasiones a la privacidad en las relaciones laborales
La educación destaca en las demandas de más de 20 expertos para preparar el nuevo contrato social
Censura y autocensura de prensa y universidad ocultaron la corrupción del Rey, según el nuevo libro
Capitalismo progresista. La respuesta a la era del malestar
Discípulos de Piketty narran cómo los ricos contribuyen menos que jubilados y cómo hacerles pagar
TESIS Y TESINAS
Listo el primer implante corneal trifocal para corregir vista cansada, presbicia o usos digitales
´Las redes de poder en España´ hacen que Podemos caiga en la ´jaula de hierro estatal´
Solo un 11% de las tesis publicadas en las 22 universidades de Red Vives utilizan lengua catalana
La factura de agua de grandes ciudades será reducida por riegos inteligentes aunque suba en bolsa
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
1 Un santo mendigo (que "supo" solucionar un problema)
2 Educación financiera para frenar el endeudamiento, asignatura pendiente del digitalismo
3 Siete Pasos de Desescalada
4 Los inactivos aumentan en la UE por primera vez en 15 años, con Italia y España a la cabeza
5 MAPFRE minimiza el centenario del fundador, Hernando de Larramendi, "arquitecto del seguro moderno"
6 Los trabajadores con sueldos más altos en relación al SMI se desplomaron en 2019
7 España ignora el derecho a la desconexión digital y dispara un 60% la tasa de trabajadores afectados
8 Cuentos Saber soltar
9 El 9,6% de las pymes teme tener que despedir en 2021, 3 veces menos que las que lo hicieron en 2020
10 España se encomienda al envejecimiento demográfico para impulsar la educación sin disparar el gasto
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
La anotación en textos académicos, una "gran conversación" que promete democratizar la ciencia
Iniciativas para gravar la economía digital: conceptos, intereses y organizaciones internacionales
Días del Futuro Pasado en la prospectiva España 2050
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS