sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEl BCE amplía la expansión monetaria y reclama la fiscal
Últimas bazas contra la crisis, según casi toda la prensa

El BCE amplía la expansión monetaria y reclama la fiscal

Redacción
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, anunció este jueves un "paquete completo" de estímulos para afianzar la recuperación, evitar otra recesión y alejar la deflación. Se rebaja al 0% los tipos de interés y al -0,4% los depósitos en el BCE, para forzar a los bancos a prestar dinero. Draghi indicó que los tipos de interés "seguirán al nivel actual e incluso más bajos" durante un tiempo prolongado. Casi toda la prensa interpreta que se queman así las últimos bazas monetarias.

A la espera de que lis países que pueden permitírselo hagan mas expansiva su política de gastos públicos, empezando por Alemania, el BCE amplió de 60.000 a 80.000 millones las compras de activos mensuales, abriendo la posibilidad a adquirir bonos corporativos. Así se aumenta en 240.000 millones, hasta 1,74 billones, el programa hasta marzo de 2017. Además, Draghi anunció una nueva "barra libre" de liquidez para los bancos, con cuatro subastas de liquidez a largo plazo a partir de junio y pagando a las entidades por dejarles ese dinero con el fin de que lo dediquen a financiar a empresas y familias.

"Hemos mostrado que no nos estamos quedando sin munición", afirmó Draghi, que alertó de los riesgos que se ciernen sobre la economía europea. "Europa crece, pero está por ver que ese crecimiento sea estable y sólido", indicó. "No hay deflación en estos momentos, pero el coste de no actuar sería caer en ella", advirtió.

Ayer el BCE revisó de nuevo a la baja sus previsiones de crecimiento: 1,4% en 2016 y 1,7% en 2017, y de inflación, que se situará en 2016 en una media del 0,1%, con varios meses en negativo. En 2017 repuntará al 1,3% y al 1,6% en 2018.

La noticia copa hoy todas las portadas. "Draghi saca todo el arsenal monetario", titula EL PAÍS. "Artillería contra la recaída", indica EL MUNDO. "Draghi sacude la banca al dejar plano el precio del dinero y extender la compra de deuda a las empresas de la Eurozona", señala ABC. Según LA VANGUARDIA, "el BCE inunda de liquidez el mercado, pero no convence" y apunta que el BCE "quema sus últimos cartuchos". "Draghi extrema la lucha contra otra crisis", destaca EL PERIÓDICO. "El BCE acaba la munición y empieza a regalar el dinero", titula LA RAZÓN. "Draghi echa el resto", según CINCO DÍAS. "Draghi saca la artillería monetaria por temor a un menor crecimiento", resalta EL ECONOMISTA.

Euforia inicial en las Bolsas que duró poco

Las Bolsas reaccionaron con euforia al anuncio del BCE, pero su efecto duró poco ante las malas perspectivas económicas y los principales índices europeos, que registraron subidas iniciales de entre el 2% y el 4%, acabaron la sesión en números rojos. Sólo el Ibex 35, que repuntó un 0,07%, cerró en positivo y alcanzó los 8.776,90 puntos. El Dax alemán cedió un 2,31%, el CAC de París un 1,70%, el MIB milanés un 0,50% y el FTSE londinense un 1,78%. El Eurostoxx 50 cayó un 1,51%.

Wall Street cerró en mixto. El Dow Jones cedió un 0,03% y quedó en 16.995,13 puntos. El Nasdaq perdió un 0,26%, hasta los 4.662,16 puntos y el selectivo S&P 500 avanzó un 0,02%, hasta 1.989,57 puntos.

El euro bajó rápidamente un 1,6% frente al dólar tras conocerse la decisión del BCE, pero a lo largo de la sesión recuperó un 1,75% y quedó en 1,1192 dólares por euro.

El mercado de bonos fue el más favorecido, aunque también se desinfló durante el día. El bono español a 10 años se revalorizó un 1,7% pero finalmente retrocedió un 0,2% con respecto al cierre del miércoles. Así, llegó a desplomarse 19 puntos básicos, recuperando niveles de abril de 2015, aunque finalizó la sesión con un alza de 2,4 puntos básicos, en el 1,589%. La prima de riesgo, que llegó a caer hasta los 119 puntos, cerró en 128 puntos.

Editoriales de la prensa

El BCE convence a los mercados, pero la eurozona necesita otra política fiscal (EL PAÍS): "No es habitual que el responsable de un banco central supere las expectativas de los mercados, pero eso es exactamente lo que hizo ayer Mario Draghi", cuando anunció "una intensificación sin precedentes de las medidas excepcionales de política monetaria para el área del euro". "Draghi es aficionado a lanzar mensajes. Algunos son explícitos, como su percepción pesimista del riesgo deflacionista en Europa". "Pero los que suelen importar más son los implícitos. De las decisiones que anunció ayer pueden entenderse dos. El primero es que el BCE está agotando los márgenes de la política monetaria (cada vez más escasos) para controlar el riesgo de deflación y crear la atmósfera necesaria para sostener cualquier atisbo de recuperación; el segundo nos informa de que los parámetros básicos de la economía europea (crecimiento e inflación) no han mejorado y obligan a intensificar la expansión monetaria". "Con todo, la señal más importante del BCE es el mensaje codificado a Berlín: la autoridad monetaria ha hecho cuanto tenía que hacer". "Con la política monetaria no alcanza para salir del estancamiento. Lo sabe Draghi como lo saben el FMI y la OCDE, todos ellos convencidos de que es la hora de la política fiscal". "No es sencillo que Berlín acabe de captar el mensaje; por eso hay que repetirlo una y otra vez".

Draghi lanza un mensaje pesimista sobre la economía (EL MUNDO): El BCE "sorprendió ayer a los mercados y a los gobiernos europeos al anunciar una batería de medidas que podemos calificar como históricas para tratar de asentar la débil recuperación de la Eurozona y evitar la temida deflación". "El BCE ha pretendido lanzar el mensaje de que está dispuesto a gastar toda su munición para evitar que Europa recaiga de nuevo en la crisis. Un aviso preocupante del que los gobiernos nacionales deberían tomar buena nota". "Si la Eurozona quiere asentar su incipiente y tímida recuperación debe esforzarse por mejorar la productividad, reducir su alto endeudamiento o impulsar la inversión". "Pero a los líderes nacionales les resulta más cómodo que sean los estímulos del BCE los que sostengan la prima de riesgo que poner en marcha reformas dolorosas que pueden tener repercusiones en las urnas". "Los problemas de la banca, el desempleo, el exceso de deuda pública y la falta de confianza para la inversión son problemas que requieren de la intervención política para resolverse". "España no es ajena a estos problemas y el próximo Gobierno tendrá poco margen de maniobra para actuar fuera de esta realidad". "Al sacar su artillería para calmar a los mercados. Draghi ya ha hecho mucho por combatir la crisis. Ahora la pelota está en los tejidos de los gobiernos.

El BCE intensifica su artillería monetaria (ABC): El BCE "redobló ayer sus estímulos monetarios para combatir la desaceleración que registra la economía mundial y alejar el fantasma de la deflación". "Pese a ello, la política monetaria aunque necesaria, resulta insuficiente para solventar por sí sola los problemas estructurales que siguen presentando algunos países de la Unión. Las facilidades de financiación del BCE deben ser complementadas mediante la aprobación de profundas reformas por parte de los estados miembros para impulsar la competitividad, el crecimiento y la creación de empleo, ya que en caso contrario no surtirán todo el efecto esperado".

EL BCE APUESTA POR LOS TIPOS CERO (LA VANGUARDIA):  El BCE "hizo ayer lo que tenía que hacer: sacar así toda su artillería monetaria para intentar reanimar la actividad y la inflación en la zona euro. Pero, pese a ello, ha rebajado las esperanzas de una mejora rápida de la situación". "Los efectos de las nuevas acciones aprobadas ayer tardarán tiempo en producirse. Pero, aun así, no debe confiarse únicamente en la política monetaria para alejar a Europa de los riesgos de deflación y consolidar un crecimiento robusto". "La Unión Europea, y en especial la zona euro, necesita un liderazgo económico fuerte -que no tiene actualmente- para articular una política coordinada de crecimiento que vaya acompañada de políticas fiscales innovadoras, para estimular la inversión pública, y de reformas estructurales para potenciar la productividad y la inversión privada". "Europa necesita una mayor ambición política y económica". "Las estrategias monetarias no bastan para relanzar el consumo y la inversión en una situación europea como la actual".

LA INYECCIÓN DE DINERO DE DRAGHI ES OPORTUNA, PERO NO BASTA (LA RAZÓN): La decisión del BCE de reforzar las medidas de estímulo financiero "trata de responder al escenario de desaceleración de la economía mundial, que está poniendo en grave riesgo la recuperación de la eurozona". "Parece evidente" que "impulsar el crecimiento del crédito entre empresas y particulares, aunque sea a costa de restar estímulos al ahorro, debería reactivar el ciclo económico, sin elevar en exceso la deuda pública. Es una fórmula ortodoxa que, sin embargo, no debe prolongarse en el tiempo". "La solución, en efecto, no puede venir sólo desde los instrumentos monetarios, sino que debe responder a una actuación política de los distintos gobiernos concernidos". "En este sentido, no es aceptable que dos de las grandes economías de la eurozona, como son Francia e Italia, no acaben de abordar los programas de reducción del déficit e incremento de la productividad que ha llevado a cabo, por ejemplo, el Gobierno de Mariano Rajoy en los últimos cuatro años, con los resultados de todos conocidos".

MARIO DRAGHI NECESITA QUE ALGUIEN LE AYUDE (CINCO DÍAS ): El BCE cumplió "sobradamente" sus promesas de enero y "puso toda la artillería sobre la mesa". "El efecto de las decisiones monetarias en los mercados financieros siempre ha estado en la mente de los gestores del BCE, pero seguramente ha llegado la hora de hacer lo que ellos quieren que se haga, de dejar de suministrarle opiáceos de potencia creciente pero de efectos decrecientes, y forzar decisiones que estimulen el crecimiento, y que no necesariamente están en manos del BCE". "El Banco Central necesita el concurso de los Gobiernos europeos para no convertir en vanos los efectos de la inyección monetaria. Necesita, y Draghi hizo ayer alguna referencia a ello, que la palanca fiscal se ponga de nuevo en marcha". "Ahora la necesidad imperiosa es estimular el crecimiento con los presupuestos públicos, sea con programas de infraestructuras (…) ya con recortes de impuestos en los países con mayores márgenes fiscales, como es el caso de Alemania".

EL BCE APURA TODA SU MUNICIÓN(EL ECONOMISTA): "Draghi, no sólo estuvo a la altura de las expectativas que creó en enero, sino que las rebasó con valentía en cada uno de los tres frentes de política monetaria en los que se esperaban actuaciones". "El BCE actúa como debe ante una situación incierta, apurando su munición, pero al mismo tiempo delata que, posiblemente, serán necesarias todavía más acciones".

De interés

Artículos Relacionados