viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaClaves educativasLa Generalitat indemnizará por no enseñar en castellano
Una sentencia del TSJC respalda la denuncia de una familia

La Generalitat indemnizará por no enseñar en castellano

Redacción
El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dictado que la Generalitat deberá indemnizar a una niña de Barcelona por recibir las clases solo en catalán. El colegio concertado, siguió las instrucciones del Govern e incumplió su obligación de utilizar el castellano como lengua vehicular, tal y como los padres de la pequeña, que cursaba educación infantil, había reclamado. En concreto, el Gobierno autonómico tendrá que pagar a la familia 7,36 euros por cada hora impartida en la lengua local.

La sentencia del TSJC impone esta compensación económica por cada hora de incumplimiento, y lo justifica por “cierto retraso en el aprendizaje en que ha incurrido la alumna” y también por el “sobreesfuerzo innecesario” que tuvo que realizar la niña, según publica El Mundo.

Esta nueva resolución supone un punto de partida importante para las familias que a lo largo de los gobiernos de Maragall, Montilla y Mas has recurrido hasta la última estancia judicial para que se les reconozca el derecho de educar a los hijos usando el castellano como lengua vehicular, además del catalán.

Desde que en 2010 el Tribunal Constitucional sentase que el español debía ser utilizado como lengua vehicular en la enseñanza, declarando nulo parte del Estatut, varios autos del TSJC han fijado para primaria y secundaria un porcentaje de al menos un 25% de las horas lectivas, en el que deben estar las correspondientes asignaturas troncales.

El Tribunal Supremo también se ha pronunciado al respecto y ha indicado que el español debe usarse para todo el aula desde el momento en que uno de los de los alumnos lo solicite. Es decir, que la Generalitat no cumple la ley cuando proporciona “atención individualizada”. Y, por último, el castellano debe emplearse en clase desde el mismo momento en que los padres lo reclamen por vía judicial, sin necesidad de esperar a que se dicte sentencia.

Desde ahora, además, el Ejecutivo autonómico ha comprobado que deberá indemnizar los retrasos en el cumplimiento de la ley. Esto supone que el pago podría superar los 1.500 euros por alumno y curso. La Ley Wert ofrece a la Generalitat la alternativa de sufragar los gastos de colegios privados en castellano a los padres que así lo pidan.

De interés

Artículos Relacionados