martes,25 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos ERTE salvan 3,3 millones de empleos y más de medio millón...
Su convalidación excluye a empresas de paraísos fiscales

Los ERTE salvan 3,3 millones de empleos y más de medio millón de empresas, según Trabajo

Redacción
El Congreso de los Diputados convalidó este miércoles el Real Decreto Ley 18/2020, que materializa el Acuerdo Social en Defensa del Empleo. La prórroga de los ERTE hasta el 30 de junio, la implementación de la fuerza mayor parcial y un innovador sistema de exenciones, que estimula la recuperación de la actividad, son los principales ejes de la norma. Horas después, por la tarde, se reuniría la mesa del diálogo social para intentar ir más allá, mientras siguen las reclamaciones de impago.

Al empezar la mesa de diálogo social donde según las últimas declaraciones se tendrán que dilucidar temas como el futuro de los ERTES desde el 30 de junio a final de año, los pagos aún no iniciados de algunos de ellos o las próximas derogaciones de la reforma laboral y su eventual supresión del abaratamiento del despido a raíz del pacto PSOE-UP-Bildu, se escuchaba dedir al secretario de Estado que tienen nuevos datos. No se sabe si sobre la marcha de las afiliaciones a la Seguridad Social y el empleo durante las primeras semanas de mayo (indicativas según la ministra del aumento del empleo en más de 100.000 personas) o de los ERTES aún no reconocidos.

Las recientes cifras del Gobierno estiman que cerca de 70.000 trabajadores no han cobrado el paro (ni tampoco reconocida la prestación), después de que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha reconocido más de 3,4 millones de prestaciones por ERTEs, el 98% de todas las presentadas, según Trabajo. Los cálculos de las comunidades superan por mucho al registro del Gobierno. Solo en Catalunya, según el departamento de Treball, hay más de 80.000 trabajadores sin cobrar y Andalucía calcula que tiene 150.000 trabajadores en esta situación, informa Julia Camacho. La diferencia se debe, según Trabajo, a que las comunidades incorporan en sus «estimaciones» a la totalidad de la plantilla de una empresa dentro del erte y no siempre es así. Pero los gestores administrativos tampoco coinciden con el Gobierno: elevaban a fecha del 14 de mayo a 900.000 el número total de falta de pagos.

El Congreso de los Diputados convalidó este miércoles el Real Decreto Ley 18/2020 que otorga cuerpo legal al Acuerdo en Defensa del Empleo, suscrito en el Palacio de La Moncloa, el pasado 11 de mayo, entre el Gobierno y los agentes sociales.La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, expuso, al cierre de la sesión plenaria y en la primera jornada de luto nacional decretada por las víctimas de la Covid-19, los principales hitos de un articulado que prorroga, hasta el 30 de junio, el mecanismo de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Tal como señaló la ministra Díaz, los ERTE “han permitido que 3,3 millones de personas mantengan su relación laboral con la empresa, al mismo tiempo que han servido para que más de medio millón de empresas se mantengan vivas en espera de la reactivación económica”.

3,3 millones de personas mantienen su relación laboral con la empresa por los ERTEs, y han servido para que más de medio millón de empresas se mantengan vivas en espera de la reactivación económica, según la ministra

La titular de Trabajo ha incidido en el papel preponderante del Diálogo Social en la articulación de un Real Decreto Ley que favorece un regreso pautado, de todos los sectores, a la actividad económica, a través de la denominada ‘fuerza mayor parcial’, una figura que permite la convivencia, dentro una misma empresa, de personas trabajadoras reintegradas a la actividad y de otras personas trabajadoras que mantienen sus contratos en suspenso o con jornada reducida. El objetivo de este “paréntesis”, señaló la ministra de Trabajo, no es solamente “salvaguardar el empleo” sino constituir un incentivo para la reactivación, voluntad que se cifra en el despliegue de “un innovador sistema de exenciones de la cotización empresarial”, que tiene en cuenta el momento de vuelta a la actividad, el tamaño de la empresa y la consideración del contrato afectado, ya sea de suspensión o de reincorporación.

El real decreto facilita, además, el tránsito de ERTE por fuerza mayor a ERTE por causa económica, técnica, organizativa y de producción (ETOP), estableciendo los mecanismos de continuidad entre ambos y simplificando, al máximo, esta transición.

La normativa, que contempla la creación de una Comisión Tripartita de seguimiento del Acuerdo, ya en activo, se detiene también en el buen uso de los fondos públicos destinados al mecanismo flexible y adaptable de los ERTE. Fruto de esta voluntad, el Real Decreto Ley 18/2020 recoge la cláusula específica de salvaguarda del empleo, durante seis meses, y la prohibición del despido, hasta el 30 de junio, fecha hasta la que se interrumpe, también, el cómputo de los contratos temporales.

Además, la normativa visada por la Cámara dicta que las empresas domiciliadas en paraísos fiscales no podrán acogerse a los beneficios de los ERTE e impide el reparto de dividendos durante el ejercicio fiscal que corresponde a la aplicación del expediente.

La normativa visada por la Cámara dicta que las empresas domiciliadas en paraísos fiscales no podrán acogerse a los beneficios de los ERTE

La ministra Díaz ha destacado, finalmente, el decisivo influjo del Diálogo Social en las medidas laborales, como este Real Decreto Ley 18/2020, diseñadas para paliar las consecuencias laborales y económicas de la pandemia. Díaz ha concluido su exposición refiriéndose al RD 18/20 como “una norma, en fin, que vuelve a confiar en el Diálogo Social para extender sus efectos más allá de junio y seguir gobernando la salida a la crisis de forma rigurosa y plural”.

 

De interés

Artículos Relacionados