martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaUn inspector impulsó 3.000 empleos al controlar contratos de universidades privadas con...
Y elevó los ingresos de Seguridad Social en un millón de e

Un inspector impulsó 3.000 empleos al controlar contratos de universidades privadas con Rubalcaba

Redacción
Un inspector de universidades que aplicó en Madrid normas introducidas por el ahora fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba controló año a año todos los profesores que proponían contratar las universidades privadas,la mayoría procedentes de universidades públicas.Esto permitió crear más de 3.000 empleos y elevar las cotizaciones de Seguridad Social en 5.000 millones de pesetas anuales,al obligar a contratar profesores bajo marco laboral, no mercantil,y sustituir a docentes incompatibles por asociados

El entonces Jefe del Servicio de Inspección de Universidades de la Comunidad de Madrid contribuyó a crear esos 3.000 nuevos empleos como profesores al controlar -año a año, y hasta la total implantación de todas las Enseñanzas (tanto en las nuevas Universidades como en los nuevos Centros adscritos) sus plantillas de profesores. Todo ello sin contar las contrataciones, en régimen laboral, del personal de Administración y Servicios (PAS).

La noticia sobre los efectos del control anual de la contratación de profesores por las nuevas universidades privadas, varias de las cuales han sido vendidas a fondos extranjeros por cifras próximas o superiores a los 1.000 millones, se ha conocido ahora, años después, a raíz de una tribuna  de opinión publicada por Germán Espinosa Monsú, Inspector General de Servicios del MEC  durante los mandatos del ahora fallecido AlfredoPérez Rucalcaba en el Ministerio de Educación, y luego Jefe del Servicio de Inspección de Universidades de la Comunidad de Madrid, ya jubilado desde hace varios años. Fue Rubalcaba (primero como Secretario de Estado de Universidades y, después,  como  Ministro de Educación) quien llevó a efecto  la imposibilidad  legal  de  que  los funcionarios pertenecientes a Cuerpos Docentes Universitarios –y sea cual fuere el régimen de dedicación al que estuvieren acogidos- pudiesen impartir docencia reglada tanto en las Universidades de la Iglesia, como en los Centros adscritos a Universidad pública como en las recientemente creadas Universidades privadas.

Gracias a las normas introducidas por Rubalcaba al frente de Educación, y solo en la Comunidad de Madrid, los servicios de Inspección al frente de Espinosa Monsú permitieron crear más de 3.000 empleos para nuevos profesores, en su mayor parte Doctores y procedentes muchos de ellos de las Universidades públicas donde impartían docencia como Asociados y bajo contratación administrativa, aunque en algunos casos eran catedráticos. Esas incompatibilidadfes, que no habian denunciadas por las propias universidades públicas de Madrid (Complutense, Autónoma, Universidad Nacional de Educación a Distancia,  Alcalá de Henares, Politécnica, y luego Carlos III y Universidad Rey Juan Carlos), al crear los citados puestos de trabajo generaban a la Seguridad Social ingresos que el citado inspector estima en  5.000 millones anuales de las antiguas pesetas (casi un millón de los posteriores euros). Desde entonces, tales recaudaciones han sumado pues en torno a 30 millones de pesetas y ni el Ministerio de Educación ni los de Trabajo y la Seguridad Social han tenido un solo gesto de reconocimiento para el inspector, que por el contrario se jubiló como consecuencia de algunas diferencias de criteriocon sus superiores.

El inspector ahora revela en su artículo de Ibercampus.es las normas dictadas por Rubalcaba que le permitieron acometer su tarea ante las entonces  6 nuevas universidades privadas  de Madrid que estaban bajo sus funciones y competencias inspectoras. "En caso de que se identificase a algún profesor perteneciente a cualquier Cuerpo Docente Universitario, se ponía este hecho en conocimiento del Secretario General de la Universidad o nuevo Centro adscrito para proceder a la rescisión de su contrato con efectos del curso siguiente y su sustitución por otro profesor", dice Espinosa Monsú en la tribuna de opinión que ha redactado para hacer balance de las normas del ahora fallecido exministro, titulada Rubalcaba: un reformador ilustrado.

"Fui encargado de informar –año a año-  en relación al cumplimiento de lo establecido  en el artículo 7 apartado Cinco del RD 557/1991 en materia de incompatibilidades del profesorado; y ello, en mi calidad de ex –Inspector General de Servicios del MEC, primero, y como Jefe del Servicio de Inspección de Universidades a partir de 1995 tras la promulgación del R.D. 942/1995, de 9 de junio, sobre traspaso de funciones y servicios de la Administración del Estado a la Comunidad de Madrid en materia de Universidades", agrega el inspector luego jubilado.

El campo de actuación no fue otro que el constituido por las seis Universidades privadas creadas desde 1993 a 2001 y los seis nuevos Centros de Enseñanza Superior (CEES) –adscritos a Universidad pública- y creados o transformados desde 1997 y que, a continuación se relacionan: a/ Universidad “San Pablo CEU” (1993), Universidad “Alfonso X El Sabio” (1993), Universidad “Europea de Madrid” (1995), Universidad “Antonio de Nebrija” (1995), Universidad “Camilo José Cela” (2000) y –finalmente- Universidad “Francisco de Vitoria” (2001); y b/ CES “Villanueva” (1997), CES “Instituto de Estudios Bursátiles” (1999), CES “Felipe II” (1999), CES “Gestión y Marketing” (ESIC)(1999), CES “ESERP” (2003) y CES “RCU María Cristina”.

"Los resultados de la gestión pública de Rubalcaba y sus equipos en materia universitaria y a los que a continuación me refiero son los que guardan relación –y sólo- con los obtenidos en materia de constitución, gestión y control de las nuevas  plantillas de profesores de las Universidades privadas y Centros adscritos  de la Comunidad de Madrid y sobre las que fui encargado de informar –año a año-  en relación al cumplimiento de lo establecido  en el Art.7 Apartado Cinco del RD 557/1991 en materia de incompatibilidades del profesorado; y ello, en mi calidad de ex –Inspector General de Servicios del MEC, primero, y como Jefe del Servicio de Inspección de Universidades a partir de 1995 tras la promulgación del R.D. 942/1995, de 9 de junio, sobre traspaso de funciones y servicios de la Administración del Estado a la Comunidad de Madrid en materia de Universidades."

La metodología de trabajo revelada por Espinosa Monsú no fue otra que la de solicitar de los respectivos Secretarios Generales de dichas Universidades y Centros –año tras año y curso tras curso- el listado de todos sus profesores organizados alfabéticamente por Facultades o Enseñanzas a las que estaban adscritos, con especificación de su número de documento nacional de identidad (DNI) y el número de Afiliación a la Seguridad Social,y de acuerdo al entonces vigente Convenio Colectivo para profesores universitarios integrados en Universidades y Centros de titularidad privada.

El balance que por lo demás hace el inspector lo resume así en su articulo: "Rubalcaba, y en el período que transcurre desde 1982 a 1993 y bajo los Gobiernos de Felipe González resolvió –o contribuyó de manera decisiva a resolver- el problema de la demanda creciente de Educación universitaria en España, transformando las estructuras unipersonales de gobierno de las Universidades públicas por otras más participativas, creando nuevas Universidades, tanto públicas como privadas, a lo largo del territorio nacional, racionalizando tanto las plantillas de su profesorado como la diversificación y distribución de nuevos espacios docentes al servicio de los estudiantes. Y –sobre todo- poniendo fin al trasvase de sus mejores efectivos personales, sus funcionarios docentes, tanto a las Universidades y centros de la Iglesia Católica como a las nuevas Universidades y centros de titularidad privada".

De interés

Artículos Relacionados