viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaVolkswagen reconoce que hay fraude masivo en sus Golf, Passat y Tiguan
Admite hasta 5 millones de vehículos y culpa a empleados

Volkswagen reconoce que hay fraude masivo en sus Golf, Passat y Tiguan

Redacción
Volkswagen informó este viernes que cinco millones de vehículos de su propia marca están afectados en todo el mundo por la manipulación de cifras de emisiones contaminantes, tras admitir esta semana que hay 11 milllones de vehículos afectados en el grupo. También se supo que el consejo de supervisión del grupo Volkswagen nombró a Matthias Müller nuevo presidente, en sustitución de Martin Winterkorn. Pero la empresa culpa del escándalo a un pequeño grupo de empleados a quienes ha sanciado.

El consejo de supervisión del grupo Volkswagen, además de pedir disculpas por el escándalo y de culpar del mismo  a un pequeño grupo de empleados a los que ha suspendido de empleo, nombró este viernes a Matthias Müller nuevo presidente, en sustitución de Martin Winterkorn, quien esta semana anunció su dimisión tras el escándalo desatado al descubrirse en EEUU que la firma instaló un software que falsea los datos de emisiones contaminantes en sus coches diésel.

"Mi tarea más urgente es devolver la confianza en el grupo, no escatimando esfuerzos y con la máxima transparencia", dijo Müller. El nuevo presidente de Volkswagen insistió en que sacará "las consecuencias adecuadas de la actual situación" y que el grupo "hará todo lo que pueda en desarrollar e implementar los estándares de gobernanza y conformidad más estrictos" en la industria. En su opinión, el grupo "tiene la oportunidad de emerger de esta crisis con más fuerza que antes". 

Volkswagen informó este viernes en un comunicado  que cinco millones de vehículos de su propia marca están afectados en todo el mundo por la manipulación de cifras de emisiones contaminantes, tras decir esta semana que hay en total 11 milllones de vehículos afectados en el grupo, así que se supone que el escándalo también afecta de forma masiva a otras marcas. El grupo Volkswagen dice que informará de cuántos vehículos están afectados en cada mercado. Pero por primera vez reconoce oficialmente que algunos de los modelos equipaban los motores fraudulentos diésel EA 189, que permite al vehículo conocer que está pasando una prueba y trucar las cifras de emisiones de óxido de nitrógeno, según se descubrió en EE UU. Así, según el comunicado, esos motores están instalados en todos los Golf de la sexta generación, que es la que se vende desde el año 2008, aunque la nota no hace referencia a fechas ni años. Golf es el modelo estrella de la marca alemana.

También han equipado los motores polémicos todos los Passat diésel de la séptima generación, comercializada entre 2010 y 2014 y la primera generación del Tiguan, el todoterreno fabricado por Volkswagen desde 2007. La empresa señala que los vehículos nuevos de la marca Volkswagen que cumplen la normativa europea EU6 no están afectados, lo que incluye los nuevos modelos del Golf, Passat y Touran.

Según EL PAIS, el comunicado no es claro ni concluyente y no excluye que haya otros posibles modelos afectados. Además, no se hace referencia a los modelos de otras marcas del grupo, como Seat, Audi y Skoda, también afectadas. "Trabajamos a toda velocidad en una solución técnica que presentaremos a nuestros socios, clientes y a la opinión pública lo antes posible. Nuestro objetivo es informar a nuestros clientes tan rápido como sea posible para que sus vehículos cumplan la regulación", señaló el director de la marca Volkswagen, Herbert Diess. "Les aseguro que Volkswagen hará todo lo humanamente posible para recuperar la confianza de nuestros clientes, vendedores y la opinión pública", dijo el director de la marca principal del grupo.Asimismo la compañía alemana insiste en que trabaja en estrecha colaboración con las autoridades de certificación para buscar soluciones y que los vehículos son seguros técnicamente y funcionan bien.

Admite cinco millones de vehículos afectados

Por su parte, el presidente del Consejo de Supervisión, Berthold Huber, reconoció que la manipulación de las pruebas para motores diésel "es un desastre político y moral" para Volkswagen. Huber anunció que la empresa ha suspendido temporalmente de empleo con carácter inmediato a un número indeterminado de trabajadores hasta que no se aclaren los detalles de la investigación. El también miembro del Consejo de Supervisión Bernd Osterloh señaló como responsables a "un pequeño grupo de empleados".

En el reajuste de equipos directivos Luca de Meo pasa de ser el responsable de ventas y marketing de Audi a ser el nuevo presidente de Seat, cargo que ocupaba Jürgen Stackman, que será el nuevo responsable mundial de ventas y marketing de Volkswagen. Este cargo era ocupado por Christian Klinger, que abandona la compañía.

EL PERIÓDICO informa que hasta 33 modelos producidos entre 2009 y 2015 están siendo investigados por el grupo, de los cuales 8 pertenecen a la marca española Seat. Se trata de Ibiza, León Toledo, Exeo, Altea XI, Altea Freetrack y Alhambra, además del Audi Q3 fabricado en la planta de Martorell.

Reino Unido, además de pedir a Bruselas que pilote una investigación a escala paneuropea, ha exigido a los fabricantes que operan allí que verifiquen la idoneidad de los coches que comercializan. También Italia, Noruega e India anunciaron que tienen en marcha investigaciones, mientras que Suiza anunció la prohibición de vender en el país vehículos nuevos de Volkswagen que puedan tener motores equipados con el sistema de trucaje de emisiones.

Por su parte, el Gobierno español condicionó la adopción de medidas a que se conozcan "todas" las circunstancias que han llevado a cabo al grupo a alterar los datos de las emisiones de sus vehículos diésel en EEUU, según aseguró la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. El Gobierno, dijo, está teniendo contactos "al máximo nivel" con el grupo Volkswagen y con la Comisión Europea. Santamaría apuntó que el ministro de Industria, José Manuel Soria, está teniendo la "máxima interlocución" con el grupo, que le ha asegurado el empleo y las inversiones de 4.200 millones para las plantas de Seat en Martorell y de Volkswagen en Landaben.

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, aseguró en el Senado que analizarán si deben efectuar reclamaciones por el impuesto de matriculación en el caso Volkswagen. En España, la emisión de dióxido de carbono cuenta a la hora de tributar dicho impuesto.

El ministro español da prioridad a las elecciones

Por su parte, el ministro de Industria, José Manuel Soria, quien se ha limitado a pedir información sobre el caso, asegura en una entrevista en EL MUNDO que los empresarios le han transmitido su inquietud, más que por la secesión de Cataluña, por "la atmósfera que han provocado en la sociedad la izquierda radical catalana y Artur Mas". En cualquier caso, Soria se muestra convencido de que la secesión "no se va a producir". Sobre la inestabilidad política nacional, asegura que muchos empresarios "temen que después de cuatro años de políticas económicas que han sentado las bases de la recuperación, ahora venga un Gobierno de izquierdas, de Podemos y el PSOE, a cambiar esas políticas y a inducir lo que se conoce como efecto Syriza".

De interés

Artículos Relacionados