lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa Educación es el sexto problema de España, según sus ciudadanos
El paro y la corrupción ocupan el podio

La Educación es el sexto problema de España, según sus ciudadanos

Marga Peñafiel / Agencias
Los españoles están cada vez más preocupados por el sistema educativo del país. Según el último barómetro del CIS, este se sitúa como el sexto problema que más les preocupa con el 8,4%. Igualmente, en opinión de los encuestados, la Educación es el sexto problema que les afecta personalmente, con un 8,8% de los votos. Esta preocupación ha repuntado durante el mes de noviembre y descendió en diciembre, aunque desde la llegada del PP al Gobierno ha aumentado un 2,2 puntos, el 6,7% al 8,8%.

Los acontecimientos que han tenido lugar durante el último año en este campo han tensado las relaciones de la ciudadanía con el titular de Educación, José Igancio Wert, quien en 2012 fue bautizado como el político peor valorado.

La implantación de la nueva Ley Orgnánica para la Mejora de la Calidad Educativa, aprobada precisamente en el Congreso en noviembre, ha sido una de las principales causas de la mala fama el titular. Entre sus cambios, destacan la imposición del español como lengua vehicular en toda España, para garantizar su enseñanza; así como la introducción de evaluaciones nacionales al final de cada etapa, diseñadas por el Gobierno. Además, las asignaturas estarán agrupadas en tres bloques: troncales, específicas y de libre configuración. El horario y currículo de las primeras lo definirá el Ejecutivo, mientras que las comunidades autónomas se encargarán de las específicas. La última noticia es cambio de la asignatura de Educación para la ciudadanía por la de Derechos Humanos, que pretende preservar el derecho a la vida, así como otros valores conservadores. 

El nuevo decreto de las becas, que aumenta la nota a 6,5 para poder acceder a ella en determinadas ocasiones; la cuestión trilingüe en Baleares, que establece el inglés, el español y el catalán como las tres lenguas oficiales en los colegios; así como los devastadores resultados de PISA, han sido también objeto de multitudinarias protestas por toda España. Éstas se han debido a la consideración de que las medidas pretenden aumentar la brecha social entre ricos y pobres al converstirse en una educación elitista que da la espalda a la igualdad. No obstante, el Gobierno asegura que apuesta por la excelencia, la competitividad y la igualdad a niveles europeos, así como mejorar el rendimiento académico de los estudiantes

El paro sigue siendo la principal preocupación

El paro es el principal problema que observan los ciudadanos en España. Así el 53% de los ciudadanos lo presenta como el principal problema de España. Igualmente, a su juicio, este asunto recibe el 77% de los votos ante la pregunta del principal problema del país y ante la pregunta de cuál es el problema que más les afecta. El un segundo lugar se sitúa la corrupción y el fraude, con el 37,6%

El paro es citado como el principal problema por el 77% de los ciudadanos frente al 77,7% del mes de noviembre, mientras que la corrupción sube del 31,8 al 37,6%. Casi el 95% de los encuestados cree que la situación política no es buena.

Sobre la situación política general en España, un 94,8% de los encuestados aseguraron que no es buena (respondieron que era regular, mala o muy mala; ésta última un 52%). El 92,3% piensa igualmente, que el estado actual no es mejor que hace un año y el 79,1% cree que dentro de un año las cosas, en materia política, no están mejor.

El trabajo de campo de la encuesta, realizada entre los días 1 y 13 de diciembre, coincidió con la publicación de noticias relativas a la investigación sobre el desvío de fondos en el sindicato UGT y el caso de los ERE fraudulentos en Andalucía. En esos días también se conoció la crisis abierta en la Agencia Tributaria, con una cadena de relevos en su seno. A la percepción de la corrupción, le siguen los problemas de índole económica y la preocupación por los políticos y los partidos, que se mantienen en porcentajes similares a los del mes de noviembre.

Los encuestados creen (con un abrumador 98,7%) que la situación económica en España no es buena: de ese porcentaje, el 48,1% piensa que es muy mala. El 89,9% no cree que en la actualidad el país esté mejor que hace un año y casi el 80% no confía en que dentro de un año la economía mejore, a pesar de los últimos mensajes del Gobierno.

Mejores perspectivas en el empleo

La confianza de los trabajadores en que mantendrán su empleo el próximo año ha crecido de manera notable en el último semestre -más de doce puntos- de manera que el 82,4% piensa que seguirá en su puesto, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de diciembre. Hace seis meses, en el barómetro correspondiente al mes de julio, era un 70% el que manifestaba no temer por su futuro laboral en un plazo de doce meses.

De acuerdo con el estudio, sólo el 17,6% de los entrevistados ve "muy probable" o "bastante probable" quedarse sin trabajo cuando en el CIS anterior los más pesimistas suponían un 22,6% de los trabajadores en activo. También repunta algo el optimismo de aquellos que están en el paro y tienen expectativas de encontrar un empleo en un año, ya que el 29,8% lo cree "muy probable" o "bastante probable", mientras que en el barómetro de hace seis meses lo consideraba un 26,43% de los encuestados.


De interés

Artículos Relacionados