sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaSubirats y Unidigna coinciden en que la función docente esencial de la...

Subirats y Unidigna coinciden en que la función docente esencial de la universidad no sea un obstáculo para la promoción académica

Uni-Digna se ha reunido con el Ministro de Universidades en demanda de un sistema de evaluación y acreditación del profesorado que responda a un modelo de ciencia para el bien común. Pidió que la función docente esencial de la universidad no sea un obstáculo para la promoción académica,

Tras la publicación a finles de dicembre en Ibercampus Es y en El Diario.es de una carta abierta al ministro Subirats, demandando una evaluación universitaria al servicio del bien común y de una ciencia abierta, gratuita y social, petición que ha recabado más de 1.300 firmas en pocos días en la plataforma Change.org, el colectivo de profesorado universitario Uni-Digna, compuesto por profesorado de diversas ramas de conocimiento de las universidades públicas españolas, se ha reunido en la tarde de ayer con Joan Subirats, ministro de Universidades, y su eqequipo.

Segun la información de Uni-Digna Luis Torrego, profesor de la Universidad de Valladolid (campus de Segovia), expuso al Ministro cómo las políticas públicas españolas han reforzado un modelo de ciencia que se caracteriza por basarse en el factor de impacto y por la utilización de los ranking de revistas establecidos por las multinacionales Clarivate y Elsevier como criterio principal de evaluación de la investigación. «Un modelo que, por una parte, gratifica la investigación dirigida a la rentabilidad económica y devalúa la investigación orientada a conocer y tratar de resolver las necesidades de la sociedad que la financia y, por otra, incumple los acuerdos internacionales que en materia de ciencia han sido suscritos por los organismos oficiales españoles (Declaración de San Francisco sobre la evaluación científica (DORA), el Manifiesto de Leiden sobre indicadores de investigación Iniciativa Helsinki sobre multilingüísmo en la comunidad científica)», afirmó Torrego.

«El problema añadido es que el sistema de evaluación de la carrera profesional universitaria, sobre todo a partir del Real Decreto-ley 14/2012, premia la acumulación de esas publicaciones cuantificables y comercializables que son las que supuestamente generan “distinción y reconocimiento” (sexenios), al tiempo que “penaliza” si no se consiguen, con la imposibilidad del acceso, la no promoción, la reducción del salario y un aumento significativo de lo que se ha acabado denominando carga docente«, añadía el profesor Luis Torrego. 

Ana de Castro, profesora de Florida Universitaria (centro adscrito a la UV y UPV), insistió en que «este sistema está convirtiendo así la función docente esencial de la universidad en un obstáculo para la promoción académica, un “castigo”, que termina por devaluar una finalidad fundamental de la universidad, que es la de enseñar, provocando que el mismo profesorado la minusvalore y postergue«.

El profesor de la Universidad de León, Enrique Díez, remarcó, en este sentido que «la excelencia de la investigación científica en las universidades públicas es inseparable de su conciencia ciudadana y de la capacidad de promover la participación civil en la decisión sobre los fines y los usos sociales de la ciencia. El actual sistema obliga a un proceso continuo de competición interna que fragmenta y enfrenta al profesorado, naturalizando la competencia en vez de producir formas colaborativas de pensamiento e investigación«. 

Desde este enfoque, las profesoras Esther Torrado de la Universidad de La Laguna, y la profesora María Verdeja, de la Universidad de Oviedo, explicaron que Uni-Digna considera que «es necesario apostar por una universidad que sea capaz de incorporar otros elementos de valor al trabajo investigador y docente: trabajo compartido, investigación de base y a largo plazo, docencia como valor, honestidad científica, compromiso con toda la sociedad y también con las necesidades y sectores más desfavorecidos. Una universidad al servicio del bien común y no del beneficio económico de accionistas e inversionistas«.El Ministro ha señalado, por su parte, la importancia de valorar también la docencia y en ese aspecto dar un significativo papel a los estudiantes. Ha indicado que la evaluación está muy centrada en la valoración de la trayectoria individual de las personas y no en los equipos. Ha hablado también de la utilidad social de la ciencia y de la Universidad y hemos coincido en la defensa de la universidad como espacio y servicio público.

Finalmente, los representantes de Uni-Digna presentes en la reunión con el Ministro, trasladaron una serie de propuestas iniciales, entre las cuales están medidas como las 8 siguientes:

  1. Dirigir las políticas públicas de investigación al desarrollo de los repositorios públicos de “acceso abierto”, mandato expreso del programa de la Unión Europea Horizonte 2020.
  2. No reducir la evaluación de la investigación a las publicaciones científicas en forma de papers o capítulos de libros. Considerar otros méritos de investigación. a
  3. Incluir el impacto social como criterio, considerando como mérito la investigación orientada a temas relacionados con el bienestar humano, desde una perspectiva global y local, al desarrollo cultural, a la sostenibilidad y al cambio social, a la conexión con los entornos locales y los movimientos y colectivos de utilidad pública y los beneficios que muestre en la solución de problemas sociales y ambientales o por la participación de la comunidad en el desarrollo de las investigaciones, valorando sus resultados en la transformación de las desigualdades de todo tipo.
  4. Someter a evaluación los criterios, los modelos, los procedimientos, los agentes que participan, las estrategias de trabajo, las garantías, los resultados y cuantos elementos participen en la actividad evaluadora de la investigación. 
  5. Utilizar referentes de buena ejecución en lugar de ordenaciones y ranking
  6. La investigación de relevancia local debe ser valorada y potenciada.
  7. Los criterios cuantitativos, en cualquier caso, únicamente han de ser utilizados para apoyar la valoración cualitativa por expertos y expertas, que tiene que basarse en razonamientos informados y ha de revestirse de carácter deliberativo.
  8. No convertir la docencia —función esencial de las universidades— en castigo, sino en valor principal de evaluación del profesorado universitario.

Aunque no se entró a analizar la particularidad de las medidas, el Ministro mostró su coincidencia con el espíritu y el enfoque de dichas propuestas. Igualmente el Ministro y su equipo acogieron positivamente la disposición y la propuesta que se les planteó por parte del colectivo de profesorado universitario de Uni-digna de cara a seguir participando con el Ministerio en un proceso de transformación del modelo actual hacia un nuevo sistema de evaluación público y abierto de la investigación y de la docencia del profesorado universitario así como en colaborar y apoyar la construcción de un modelo de universidad del bien común y comprometida socialmente.   

Artículos relacionados:

 

De interés

Artículos Relacionados